Skip to main contentSkip to footer
crujiente muselina adobe© Adobe Stock

Pastel crujiente con frutas y muselina

60 min
fácil
4 comensales

Vamos a utilizar unas hojas de pasta filo para aportarle el toque crujiente a este pastel, que por dentro lleva una muselina a la vainilla y por fuera varios tipos de fruta.

Ingredientes

Para la tarta
  • 10 hojas de pasta filo
  • 1 puñado de fresas
  • 2 unidades de kiwi
  • 100 gramos de mantequilla
Para la muselina
  • 350 mililitros de leche
  • 1 vaina de vainilla natural
  • 150 gramos de mantequilla sin sal
  • 4 unidades de yemas de huevo
  • 75 gramos de azúcar blanca
  • 25 gramos de harina de maíz

Preparacion

La muselina

  1. Abrimos la vainilla por la mitad, raspamos las semillas y las mezclamos con la leche; ponemos a calentar en un cazo y cuando rompa a hervir, retiramos del fuego.
  2. Echamos en un bol las yemas del huevo, el azúcar y la maicena. Batimos con unas varillas manuales hasta que veamos que no queda ningún grumo.
  3. Ahora vamos incorporando al bol la leche caliente, poco a poco, y sin dejar de batir.
  4. Volvemos a poner toda la mezcla en un cazo, lo llevamos al fuego y removemos constantemente hasta que la crema muselina espese.

La pasta filo

  1. Precalentamos el horno a 180 grados.
  2. Vamos separando las hojas de pasta filo y untándolas ligeramente con mantequilla derretida.
  3. Organizamos dos tandas cada una de 5 hojas de pasta filo superpuestas y los colocamos en una fuente de horno cubierta con papel.
  4. Horneamos durante unos 30-40 minutos a 180 grados o hasta que veamos que las hojas se han dorado.

Acabado y montaje

  1. Pelamos los kiwis y cortamos en rodajas.
  2. Lavamos las fresas, quitamos el rabito y cortamos en láminas.
  3. Metemos la muselina dentro de una manga pastelera.
  4. Vamos poniendo la muselina sobre uno de los bloques de pasta filo horneada.
  5. Colocamos encima el otro bloque y decoramos con las rodajas de kiwi y de fresa.