COCINA  /  RECETAS
Bizcocho genovés de chocolate
 / 
clock 01:00 | easyFácil

Bizcocho genovés de chocolate

6 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El bizcocho genovés es uno de los más clásicos y tradicionales que se emplean como base de tartas y pasteles. Es muy sencillo de elaborar, ya que apenas lleva huevos, azúcar y harina. Normalmente es seco, al no llevar nada de grasa, pero nosotros le vamos a poner un poco de mantequilla. Además, en esta ocasión, lo vamos a acompañar de chocolate para que adquiera un sabor diferente y para ello sustituimos una parte de la harina por cacao puro en polvo, se mezclan y tamizan ambos ingredientes antes de añadirlos a la masa.

  • 30 g de Mantequilla
  • 4 ud de Huevo
  • 120 g de Azúcar glas
  • 90 g de Harina de trigo
  • 30 g de Cacao en polvo
  1. 1.

    Precalienta el horno a 180 grados centígrados y unta un molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.

  2. 2.

    Separa las yemas de las claras y viértelas en cuencos limpios. Las claras no deben contener restos de yema.

  3. 3.

    A continuación, funde la mantequilla en el microondas o en un cazo y déjala a temperatura ambiente hasta su uso.

  4. 4.

    Pon la harina y el cacao en un cuenco y mézclalo con unas varillas. Tamiza la mezcla al menos 3 veces para que no se formen grumos con el cacao.

  5. 5.

    Después echa la mitad del azúcar en polvo en el cuenco que contiene las yemas y bate con las varillas hasta que estén espumosas y cremosas y alcancen el doble de volumen.

  6. 6.

    Bate las claras con unas varillas limpias (a ser posible una batidora eléctrica) hasta que estén firmes. Posteriormente, incorpora el azúcar restante en tandas, batiendo con fuerza después de cada acción.

  7. 7.

    Vierte las yemas sobre las claras y mezcla con movimientos lentos y envolventes durante un minuto usando una espátula (no hay que remover ni muy fuerte ni mucho para que la mezcla no pierda volumen).

  8. 8.

    Después tamiza de nuevo la mezcla de harina y cacao directamente sobre la masa y mezcla con la espátula con movimientos suaves en dos o tres tandas (2-3 minutos).

  9. 9.

    A continuación, vierte la mantequilla fundida sobre la masa y mezcla con la espátula durante 1 minuto con movimientos suaves.

  10. 10.

    Echa la mezcla en el molde e introdúcela en el horno a altura media-baja. Hay que hornearlo durante al menos 30 minutos, hasta comprobar pinchando con un palillo que sale limpio y eso nos indicará que está listo.

  11. 11.

    Retira el bizcocho del horno y déjalo reposar 10 minutos en el molde para proceder a desmoldarlo y a comerlo tal cual, ponerle alguna cobertura, introducir algún relleno, mojarlo con algún líquido...

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.