COCINA  /  RECETAS
Tarta de queso de La Viña
 / 
clock 01:00 | easyFácil

Tarta de queso de La Viña

12 PORCIONES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

La de La Viña es, sin duda, una de las tartas de queso más icónicas y populares de España. Tanto es así, que son muchos los golosos (de fuera y dentro de San Sebastián), que se acercan a este restaurante, ubicado en la Parte Vieja de la capital guipuzcoana, solo con el objetivo de probarla. ¿Sus claves del éxito? Entre ellas, "el uso de un kilo de queso cremoso", asegura su autor, el chef Santiago Rivera. Si te animas a prepararla verás que es tan sabrosa como sencilla de hacer.

  • 1 kilogramo de Queso cremoso (tipo Philadelphia)
  • 7 Huevos
  • 1 cucharada de Harina
  • 400 g de Azúcar
  • 0.5 litro de Nata
  1. 1.

    En primer lugar se dispone en un bowl grande el kilo de queso cremoso. A diferencia de otras, donde se mezclan distintos quesos, la tarta de La Viña únicamente lleva esta variedad (tipo Philadelphia).

  2. 2.

    Después se añaden los huevos, y se comienza a mezclar bien. Puedes hacerlo a mano, o con varillas eléctricas.

  3. 3.

    A continuación, se añade el azúcar y se sigue mezclando.

  4. 4.

    Tras el azúcar, se añade la harina y, por último, la nata. Integrar todo bien hasta obtener una mezcla homogénea, sin grumos.

  5. 5.

    Forra un molde desmontable redondo (de unos 22 cm de diámetro) con papel sulfurizado de horno, previamente humedecido con agua. Esto es importante porque como la tarta no lleva galleta en la base ni hojaldre, después del horneado será más fácil de desmoldar. El papel se debe colocar en el molde de forma que sobresalga por el borde unos centímetros (3 o 4).

  6. 6.

    Una vez colocado el papel, se vierte en el interior del molde toda la mezcla, con cuidado para que no se derrame.

  7. 7.

    Se mete la tarta en horno (precalentado) unos 40 minutos a 210º.

  8. 8.

    Una vez pasado ese tiempo se deja reposar la tarta fuera del horno unas 4 o 5 horas hasta que esté fría.

  9. 9.

    Por último, se desmolda, retirando poco a poco el papel de horno. Verás que se despega con facilidad, gracias a haberlo humedecido previamente. Y… ¡listo! Ya puedes hincar el diente a esta deliciosa tarta, de la que se pueden obtener sin problema hasta 10-12 raciones.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.