COCINA  /  RECETAS
Risotto de cúrcuma y Parmesano
 / 
clock 40min | mediumMedia

Risotto de cúrcuma y Parmesano

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

El risotto es otro de los platos más icónicos de la cocina italiana. En esta ocasión vamos a preparalo con cúrcuma, que le aportará color y un sabor muy delicado; cebolleta fresca; lo mantecaremos con queso Parmesano Reggiano y le daremos una chispa picante con un chile muy picadito. Es un plato muy sencillo donde la única complicación reside en conseguir una textura cremosa del arroz, pero sigue nuestros pasos y tendrás un risotto de 10 sin apenas esfuerzo. El arroz indicado para el risotto es el denominado “arborio”. Se trata de un arroz de grano redondo, poroso y muy rico en almidón que es muy importante para el resultado final del risotto.

  • 2 tz de Arroz carnaroli o arbóreo
  • 4 tz de Caldo de pollo (si es casero mejor)
  • 1 Cebolleta fresca
  • 1 diente de Ajo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 Chile rojo bien picado
  • 50 ml de Vino de Jerez (Fino o manzanilla)
  • Cúrcuma en polvo
  • 400 g de Queso parmesano
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  1. 1.

    Lo primero que debemos hacer es calentar el caldo de pollo o bien en un cazo o en el microondas para que esté bien caliente, pero sin llegar a hervir, cuando tengamos que incorporarlo al arroz. Mientras tanto prepara todos los ingredientes para tenerlos listos.

  2. 2.

    Pica la cebolleta muy finamente, que quede casi transparente y en trocitos muy pequeños para que se note lo menos posible en el risotto. Haz lo mismo con el diente de ajo.

  3. 3.

    En una sartén amplia y alta o una cacerola pocha la cebolla y el ajo hasta que estén cocinados pero sin llegar a tostarse.

  4. 4.

    Añade un poco del chile recién picado. No te pases con el picante porque queremos que el risotto tenga una chispa no que nos tape los demás sabores. Por supuesto no utilices las pepitas.

  5. 5.

    Si quisiéramos añadir otras verduras o por ejemplo setas bien picadas, este sería el momento. Nosotros vamos a hacerlo muy sencillo pero muy rico.

  6. 6.

    Ahora incorpora el arroz y cocínalo durante un máximo de cinco minutos sin parar de remover. Lo que estás haciendo es nacarar el arroz, es decir, sofreír el arroz en un medio graso hasta que tenga un aspecto nacarado, más brillante pero sin llegar a tostarse. En este risotto hemos utilizado aceite de oliva virgen extra pero también podemos hacerlo en mantequilla.

  7. 7.

    Seguidamente añade el vino blanco y deja que evapore el alcohol. Y todo esto sin dejar de remover.

  8. 8.

    Ahora ve añadiendo el caldo caliente poco a poco sin parar de remover y según el arroz vaya absorbiendo el caldo ve añadiendo más hasta que te quedes sin caldo. Es muy importante que no pares de remover para que el arroz vaya soltando el almidón.

  9. 9.

    Ahora añade la cúrcuma en polvo y sigue removiendo. El arroz se tornará del color de la cúrcuma y desprenderá un delicado aroma.

  10. 10.

    Ahora retira del fuego y añade el queso Parmesano Reggiano rallado y sigue removiendo hasta que quede todo integrado y cremoso. Prueba y rectifica de sal.

  11. 11.

    Deja reposar unos minutos y sirve caliente con un golpe de pimienta recién molida.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.