Ingredientes:
4 manzanas
2 rulos de queso de cabra
75 g de azúcar
azúcar glas para espolvorear

Preparación:
Lavar las manzanas.
Cortarles a todas los 2 polos y reservarlos.
Retirar el corazón a 2 manzanas y cortarlas en dados pequeños.
Cortar las otras 2 en láminas finas con la ayuda de una mandolina.
Calentar 100 ml de agua con el azúcar hasta que éste se disuelva.
Añadir los daditos de manzana y cocer 10 min.
Dejar enfriar.
Precalentar el horno a 160º.
Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado y repartir por encima las láminas de manzana.
Untar con el almíbar reservado, cubrir con otra hoja de papel sulfurizado y tapar con otra bandeja de igual tamaño para que las láminas de manzana se mantengan planas.
Meter al horno 10 min a 160º.
Retirar del horno y dejar enfriar.
Subir la temperatura del horno a 180º.
Retirar la corteza a los dos rulos de queso y cortarlos en rodajas de 1 cm de grosor.
Formar los milhojas empezando por uno de los polos.
Alternar a continuación láminas de manzana con rodajas de queso hasta completar 4 capas dobles.
Cubrir con los otros polos, colocar los milhojas en una fuente refractaria y hornear 10 minutos a 180º, hasta que empiece a asomar el queso por entre las láminas de manzana.

Presentación:
Repartir los milhojas de manzana en los platos y acompañar con los daditos de manzana y un poco de su almíbar.