COCINA  /  RECETAS
Chuletas de cordero con cuscús de amaranto y tomates
 / 
clock 01:00 | mediumMedia

Chuletas de cordero con cuscús de amaranto y tomates

4 COMENSALES
¡Gracias por votar! ¡Ya has votado!

Un plato único completo y original. Estas chuletas de cordero con cuscús de amaranto y ensalada de tomate te sorprenderán con el exótico toque que aportan la hierbabuena y las pasas. Puedes optar por cordero lechal -más joven y más suave de sabor porque se alimenta solo de leche- o por recental -que también comen piensos y cuya carne es más fuerte-, pero descarta el pascual que es excesivamente potente y tiene más grasa.

  • 1 Kg de Costillas de cordero
  • 6 dientes de Ajo
  • 1 ramillete de Hierbabuena
  • 1 ud de Zumo de limón
  • Sal en escamas
Para el cuscús
  • 80 g de Sémola de trigo para cuscús
  • 1 cc de Amaranto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cs de Uvas pasas amarillas
  • Sal
Para la ensalada de tomate:
  • 100 g de Tomates
  • 1 ud de Dientes de ajo
  • Sal
  • Aceite de oliva
  1. 1.

    Para hacer estas chuletas de cordero con cuscús de amaranto y tomates, lo primero que haremos es preparar una marinada para las chuletas. Limpia y parte en trozos las hojas de hierbabuena. Pela el ajo y pártelo por la mitad para retirar el germen.

  2. 2.

    Machaca el ajo y las hojas de hierbabuena en el mortero con un pellizco de sal. Machaca hasta obtener una pasta.

  3. 3.

    Pon el un bol la pasta de ajo y hierbabuena. Añade el zumo de limón y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra. Remueve bien.

  4. 4.

    Introduce las chuletas de cordero en el bol y remueve bien para que queden bien impregnadas con la marinada. Mete el bol en la nevera y de que reposen allí durante al menos dos horas.

  5. 5.

    Pasado ese tiempo, saca las chuletas de su marinada y cocínalas en una plancha bien caliente. A medida que vayan estando hechas, ve sacándolas a una fuente y aderézalas con unas escamas de sal.
PARA EL CUSCÚS:
  1. 1.

    Ponemos la sémola en un bol y añadimos un vaso de agua fría. Removemos para que se mojen bien todos los granos y escurrimos inmediatamente sobre un colador grande el agua. Volvemos a poner la sémola húmeda en el bol, añade una pizca de sal y regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Dejamos reposar 10 minutos.

  2. 2.

    Calentamos un cazo con un vaso de agua y cuando rompa a hervir, lo retiramos del fuego y lo añadimos poco a poco sobre la sémola. Cubrimos el bol con film y dejamos reposar 10 minutos más para que se hidrate y crezca.

  3. 3.

    Cuando el cuscús está listo, añadimos las semillas de amaranto y mezclamos bien.
PARA LA ENSALADA DE TOMATE:
  1. 1.

    Picamos el tomate en concasse, es decir, en dados menudos.

  2. 2.

    Preparamos un aliño con aceite de oliva virgen extra y salsa de soja y movemos muy bien para que emulsiones ligeramente.

  3. 3.

    Ponemos los tomates a punto de sal y aliñamos.
PRESENTACIÓN:
  1. 1.

    Para servir estas chuletas de cordero con cuscús de amaranto y tomates, colocamos un aro de emplatar y ponemos el cuscús en el centro del plato. Disponemos el tomate alrededor, bien extendido y ponemos por encima las chuletas de cordero. Para hacer un plato aún más completo, se puede acompañar de alguna verdura más, como unas láminas de calabacín, por ejemplo.

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.