COCINA  /  RECETAS
Cocina con castañas: trucos, consejos y recetas
 / 

Cocina con castañas: trucos, consejos y recetas

productos de temporada
uvas membrillo


  • Una de las peculiaridades de la castaña, que no todo el mundo conoce, es que a pesar de ser un fruto seco, sus propiedades nutritivas son más parecidas a las de un cereal. Por lo tanto, la cantidad de grasa que tiene en su composición es notablemente inferior. Así, podemos decir que se trata de uno de los frutos secos con menos calorías (unas 190 calorías por cada 100 gramos de producto comestible).
  • En su composición también encontramos vitaminas (A, B y E) y sales minerales.
  • Existen distintos tipos: la común, la china, la japonesa, la americana... En España la más consumida es la primera y es en Galicia donde tienen mayor fama.  
  • A la hora de comprarlas fíjate en que la piel sea muy brillante.
  • Se deberán conservar en un lugar fresco y seco y no introducirlas en una bolsa de plástico para que no se enmohezcan.
  • Recuerda que también se pueden congelar (durante unos seis meses) tanto crudas como asadas.
  • A nivel culinario, se pueden degustar de muchas maneras: simplemente asadas resultan muy ricas (es aconsejable hacerles un pequeño corte en la piel para evitar que revienten); también puedes comerlas crudas, cocidas, en forma de purés o cremas, como ingrediente de ricos postres. En este sentido, uno de los más célebres es el ‘marron glasé’, una especialidad francesa de la que toma el nombre que se prepara confitando las castañas en un sirope de azúcar cada vez más concentrado. Aquí debajo te proponemos tres ejemplos de esta versatilidad culinaria: