Sangrías 0,0 para combatir el calor

Sangrías 0,0 para combatir el calor

La sangría es una de las bebidas más veraniegas. Fruta, vino, limonada y otros ingredientes conforman su fórmula básica. Pero a partir de ahí, podemos introducir algunas variantes y preparar, por ejemplo, sangrías sin alcohol para potenciar su efecto refrescante. Te proponemos 7 versiones 0,0

Por

Verano y sangría suele ser un binomio infalible. Esta bebida que adoran sobre todo fuera de nuestras fronteras es un clásico al aquí que tampoco nos resistimos cuando los termómetros marcan por encima de los 30 grados, o menos. Vino -sobre todo tinto, pero también blanco, rosado o espumoso-, zumo de limón, agua, azúcar y fruta son sus componentes básicos, a los que a veces se agregan otros licores, especias como la canela y hierbas aromáticas frescas como la menta o la albahaca.

Pero hay muchas personas abstemias o a las que simplemente no les apetece tomar alcohol y no quieren renunciar a disfrutar de una sangría fresquita y afrutada para combatir el calor y saborear este combinado que, por lo general, tiene un sabor bastante dulce por el añadido del azúcar. Y aunque quizás las fórmulas que te proponemos no son las de la sangría más ortodoxa, sí tienen bastantes elementos en común.

Te proponemos 7 opciones que no llevan alcohol entre sus ingredientes y alguna ni siquiera azúcar. En determinados casos lo que hacemos es sustituir el vino por mosto, que como bien sabes es la uva prensada con su propio azúcar antes de fermentar y convertirse en alcohol; pero también hemos utilizado en alguna receta zumo de uva y de otras frutas, limonada o, ¿por qué no?, refrescos como soda, agua tónica o ginger ale, que es una bebida gaseosa hecha con agua mineral, jengibre, azúcar y limón.

En cuanto a las frutas que normalmente suele llevar una sangría tradicional, las clásicas son naranja, limón, melocotón, plátano y manzana... pero nosotros ampliamos el abanico y además de algunas de ellas, nos hemos decantado por otras como fresas, frambuesas, cerezas, uvas, granada, melón o sandía.

En ninguna de estas recetas, eso sí, puede faltar abundante cantidad de hielo e, incluso, hemos apostado por una versión granizada y otra en forma de 'smoothie'. Nos gustan mucho la menta y la hierbabuena frescas como hierbas aromáticas para decorar y dejamos a tu gusto servirlas en vaso o en copa. Así que ahora sí, ¡pincha en las imágenes y disfruta de nuestras sangrías 0,0!

Paso a paso: sangría 0,0 con uvas y cítricos

Una de las grandezas de la sangría es que puedes jugar con las frutas que le pongas y elegir las que más te gusten. Para preparar esta versión sin alcohol, en lugar de vino le ponemos zumo de uva.

VER RECETA

Paso a paso: sangría sin alcohol con sandía y pepino

Uno de los principales objetivos de la sangría es refrescarte, sobre todo si, como en esta receta, no lleva alcohol. Utilizamos sandía y pepino como frutas protagonistas y soda y ginger ale como líquidos. Aromatizamos con una ramita de romero.

VER RECETA

Paso a paso: sangría 'sin' con cereza, fresa y otras frutas

Aunque no es una sangría tal y como la conocemos, con su vino y su limonada, sí es una versión de lo más refrescante, que lleva tónica, zumo de lima, cerezas, fresas y otras frutas.

VER RECETA

Paso a paso: sangría con granada y menta sin alcohol

Una opción más también libre de alcohol es esta a base de agua, mosto, zumo de lima y granadina, que acompañamos con granos de granada, rodajas de naranja y hojitas de menta fresca.

VER RECETA

Paso a paso: sangría light de agua de pepino y lima con melón

Esta versión, además de no contener alcohol, es baja en calorías porque lleva como ingrediente principal un agua de pepino, lima y jengibre, que después serviremos con bolitas de melón y mucho hielo.

VER RECETA

Paso a paso: sangría granizada de mosto y fresas

Potenciamos, aún más, el efecto refrescante de una sangría sin alcohol convirtiéndola en un granizado con una base de mosto de uva roja y fresas, que podrás tomar perfectamente también como postre.

VER RECETA

Paso a paso: smoothie de sangría 0,0 de frambuesas, uvas y naranja sanguina

Acabamos nuestras propuestas con una sangría sin vino y sin ningún licor transformada en un smoothie de frambuesas, uvas rojas y zumo de naranja sanguina, que es una variedad dulce con la pulpa de color rojizo.

VER RECETA

Este y muchos más trucos y recetas top, en tu mail cada semana si te suscribes a nuestra newsletter de COCINA aquí.