Fieles a su peluquero (I)

Muchas famosas sólo confían en su estilista para cambiar su 'look'

por hola.com

Cuando tienen una importante gala o deciden dar un cambio radical a su estilo, no lo dudan. Las famosas acuden a su peluquero de confianza y se ponen en sus manos. A veces, el grado de fidelidad es tal que llega a sorprender y, en ocasiones, ellos alcanzan la fama gracias a sus exclusivos clientes.

Marisa Paredes, por ejemplo, confía en Michel Meyer, al igual que las actrices Carmen Elías y Pastora Vega, y juntas colaboraron en una bella sesión fotográfica con el peluquero. Cayetana Guillén Cuervo, por su parte, lo tiene claro y acude al salón del peluquero catalán Alberto Cerdán (que ha presentado recientemente su primer libro). Llongueras tiene el privilegio de ver pasar por su peluquería a un gran número de famosas, entre otras la actriz Maribel Verdú; mientras que Jose Toledo cuida su espectacular melena en Cheska.

Aitana Sánchez Gijón y Arancha de Benito no fallan a su cita con Jesús, uno de los estilistas de la peluquería Next, en Madrid. Y no sólo ellas son coquetas: los jugadores del Real Madrid se ponen guapos en los salones Luis & Tachi.

Las grandes estrellas de Hollywood también tienen sus favoritos. Así, Jennifer López pone siempre su melena en manos de Oribe, un estilista por cuyo salón desfilan también estrellas como Britney Spears, Mariah Carey y Thalía. Pero quien realmente le ha dado fama ha sido la actriz y cantante de origen latina. "A Jennifer le encanta cambiar; es genial trabajar con ella porque siempre está abierta a nuevas ideas. Ella está dispuesta a tomar riesgos", dice.

Otro destacado peluquero es Orlando Pita, uno de los favoritos en la Meca del cine. A él recurre la camaleónica Madonna, una de las mujeres que marcan estilo y que ha cambiado en multitud de ocasiones de look. Naomi Campbell acude al salón que Edward Tricomi regenta en Nueva York, mientras que Uma Thurman es una incondicional de Privé, el salón que Laurent Doufourg -el famoso Laurent D- tiene también en la Gran Manzana.

Y, como no podía ser de otra manera, los salones de estos peluqueros derrochan glamour. Sólo un ejemplo: en Melrose Place se encuentra Sally Hershberger at John Frieda, uno de los salones de peluquería más fashion del mundo y que reúne a dos de los nombres más famosos en el mundo de la peluquería mundial. La primera, por ser la estilista de artistas tan conocidas como Meg Ryan, Michelle Pfeiffer, Julia Roberts o Jane Fonda. El segundo, porque tras una extraordinaria carrera como peluquero, creó una de las gamas de productos capilares más famosas del mundo, Frizz Ease.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie