¿Quién teme cambiar de peluquero? (II)

Algunos útiles consejos para elegir el estilista que le conviene

por hola.com

A veces, dejar al peluquero de siempre puede ser traumático. Y ponerse en manos de alguien nuevo es casi un acto de fe, especialmente cuando se busca un cambio de look. Las famosas lo saben bien, y por eso algunas son fieles a sus estilistas de toda la vida y no ponen su cabello en otras manos.

Sin embargo, si se ve obligada a cambiar, y para evitar sorpresas desagradables, conviene realizar una pequeña labor de investigación de campo para seleccionar al estilista que mejor se puede adaptar a su estilo y personalidad. ¡Es más fácil de lo que parece!

  • Antes de decidirse por una transformación radical, acuda al salón seleccionado a hacerse sólo un servicio de lavado y peinado. Así podrá ir observando, sin compromiso posterior.
  • Un buen profesional no se lanza a cortar sin antes estudiar las facciones, la textura del pelo y el estilo personal de cada mujer.
  • No tenga miedo a acudir pertrechado con una foto para explicar lo que desea. Ya sabemos que pedir el corte de pelo de Jennifer Aniston no convierte a nadie en la señora de Brad Pitt, pero a la hora de describir estilos y colores, una imagen puede valer más que mil palabras.
  • Desconfíe de quien quiera imponerle un color o corte con el que no se sienta identificada. Al fin y al cabo, usted es quien va a verse a diario en el espejo.
  • No salga del salón sin estar segura de saber cómo recrear el peinado en casa, a no ser que esté dispuesta a acudir a la peluquería a lavar y marcar tres veces por semana.
  • Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie