eva-longoria

La tostada de Eva Longoria con la que volverás a comer pan por la mañana

El desayuno de la actriz tiene beneficios para la piel y la dieta porque además es muy saciante

por Mariana Chacón

Muchos métodos de alimentación saludable señalan al desayuno como la comida más importante del día y una de las razones es que este es el momento en el que el cuerpo necesita más energía al contrario que en la cena, cuando permanecerá en reposo durante horas. Es por ello que muchos científicos centran sus estudios en descubrir las mejores combinaciones, como una investigación reciente en la que demostraron la relación entre la pérdida de peso y el consumo de chocolate en pequeñas dosis y a primera hora. Además del dulce que ayuda a adelgazar, por la mañana es cuando los nutricionistas aconsejan el pan y también recuerdan que no es este alimento en sí lo que engorda, sino los otros ingredientes con los que se le acompaña. Como idea para una receta que supera con nota las exigencias de los expertos en salud llega la tostada de Eva Longoria con superpoderes saciantes. 

VER GALERÍA

-Sigue este consejo de Paula Echevarría y podrás comer pasta sin engordar

Las claves de Eva Longoria para estar en forma

Cuando a principios de junio publicó una foto para celebrar el Día del Bikini, su íntima amiga Victoria Beckham le contestó: "Estás tan increíble como siempre. Te echo de menos, besos". De que la actriz de 46 años se mantiene en plena forma no cabe duda y su secreto no es otro que la clásica combinación de ejercicio y dieta saludable que nunca falla. De la primera parte ya dejó constancia con el divertido entrenamiento que completó junto a su hijo Santi, una jornada de running que terminó con el pequeño en pañales y la actriz cargando con su ropa durante toda la caminata. Y de la segunda da ejemplo a través de las recetas que comparte en sus redes, como el famoso desayuno que adoran todas las celebrities: "No hay nada como una tostada con aguacate 😋 ¿Cómo hacéis las vuestras?", acaba de preguntar la estrella a sus fans. 

Los beneficios de una tostada de aguacate 

Una rebanada de pan tostado, aguacate cortado en dados, lascas de queso y tomate natural: esta es la versión favorita de Eva Longoria de la tosta que inunda las redes no solo por su fotogenia y sabor, también porque posee reconocidas propiedades para la salud. Para empezar, la elección del pan es fundamental a la hora de aprovechar la energía que aporta este carbohidrato: los favoritos de los nutricionistas son el de quinoa, del que te revelábamos recientemente su efecto saciante, su alto contenido en proteínas y riqueza en omegas; las hogazas de maíz también ayudan a llenar antes el estómago, "es un alimento muy rico en almidón y por tanto muy saciante, esta cualidad le permite calmar la sensación de hambre durante mucho tiempo haciendo que nos olvidemos del peligro de picar entre horas", revela Moncho López, experto de Levaduramadre Natural Bakery. Además, las variedades integrales, con semillas de sésamo o las elaboradas con espelta son otras de las más recomendadas. 

VER GALERÍA

- Comer pan sin engordar: con estas tostadas lograrás tu objetivo

El aguacate y el tomate son los siguientes componentes de la tostada de la estrella de Hollywood, dos alimentos que destacan por sus beneficios antiedad: "Su grasa y alto poder nutritivo y antioxidante es utilizado en cosmética para combatir o retardar el envejecimiento natural de la piel", apuntan desde Bendita Locura Coffee & Dreams sobre el aguacate, del que también añaden que "su pulpa es capaz de tratar afecciones y problemas cutáneos como la dermatitis, la psoriasis o quemaduras de bajo grado". Como contra a todas la bondades del fruto de moda está su alto contenido calórico al que los especialistas restan importancia: "Deberíamos comer muchos aguacates para notarlo, lo mismo que si lo hacemos con otras frutas o alimentos". En cuanto a los tomates, "son buenos para las pieles con acné, gracias a su acidez y al licopeno (un poderoso antioxidante que contiene) es un remedio seguro para ayudar en el tratamiento del acné", revelan desde la marca de belleza Bionike. 

Los quesos menos grasos

Por último y para las amantes de los lácteos, la receta de Eva también incluye lascas de queso. Al igual que sucedía con el pan, los nutricionistas también recomiendan algunas variedades sobre otras: el requesón y el queso fresco con un 4% y 11% de contenido graso respectivamente. Para las que prefieren los sabores más fuertes, el feta es una buena opción que aporta un 21% de grasas y alrededor de 130 calorías por cada 50 gramos. En cuanto a los más ricos en grasa, el cheddar, el de cabra, el azul o el roquefort son algunos de los que encabezan la lista. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie