serum

Sigue estos trucos con tu sérum facial: será más efectivo y ahorrarás producto

Los expertos revelan los errores con los que desperdicias el potencial de este superconcentrado de belleza

por Mariana Chacón

Aunque a priori el aplicar cualquier tratamiento sobre la piel pueda parecer de lo más intuitivo, a pesar de lo básico que efectivamente resulta sí que debes conocer algunas reglas con las que tu ritual diario multiplica su eficacia. En el caso de las famosas fórmulas con ácido hialurónico, por ejemplo, si no secas por completo el rostro tras la limpieza y aprovechas ese extra de humedad para masajear encima tu cosmético, aumentas la acción hidratante del activo. También podrías apuntarte al layering, o el arte de mezclar diferentes sérums para beneficiarte aún más de estos fluidos ultra concentrados que iluminan, nutren, reequilibran e incluso igualan el tono del cutis. Como aviso antes de empezar a experimentar con la forma en la que combinas tus sueros, los expertos revelan cuáles son los errores que provocan que desperdicies producto y reduzcas sus beneficios. 

VER GALERÍA

-Si usas cosméticos con vitamina C, nunca los mezcles con este otro ingrediente

Los expertos señalan a la situación actual como el motivo por el que los rituales de belleza hayan cobrado más importancia en el día a día de aquellas mujeres que antes los subestimaban por falta de tiempo o de interés: "Una de las cosas buenas que ha podido tener la pandemia es que hemos podido interiorizar que el autocuidado es esencial, además de darnos cuenta de que había pasos que quizás nos estábamos saltando a la hora de tener una buena rutina por falta de tiempo, como saber adecuar los productos a las necesidades de cada piel", apunta Reme Navarro, farmacéutica y directora de estrategia de negocio de Atida en el sur de Europa. La especialista también expone que estas rutinas ahora cuentan con fórmulas más sofisticadas como es el caso de los sérums, superconcentrados que hay que aprender a usar correctamente para exprimir sus beneficios.

1. El gesto de moda que debes evitar

Existen millones de tutoriales en las redes en los que la protagonista aplica su sérum apoyando el dosificador sobre el rostro y dejando que las gotas caigan lentamente antes de masajear el producto. Sin embargo y por muy sensorial que resulte, los expertos de Segle Clinical te avisan de los daños colaterales que acompañan a la tendencia: "No toques la piel con el dosificador", pues "el gotero de cristal no debe tocar nunca la piel directamente, por motivos de higiene debes aplicar el producto evitando el contacto con el dispensador". 

VER GALERÍA

-Los secretos de la gimnasia facial, el entrenamiento que imita el efecto de los rellenos estéticos

2. Cómo ahorrar producto

"Necesitas de 3 a 4 gotas y aunque pueda parecerte poco es más que suficiente", prescriben desde Segle Clinical, quienes recomiendan que se respeten las dosis recomendadas de cada fórmula para que funcionen mejor. En el caso de su nuevo sérum Blue Balance, tan solo con 4 gotas se disfruta de la acción 360º de un suero a base de ácido hialurónico, pre y probióticos, spirulina, glucosamina o la eficaz niacinamida, el activo que los especialistas recomendaban durante la desescalada para fortalecer el cutis y que en este caso se mezcla con otros superingredientes beauty. El resultado de esta sinergia no solo previene la deshidratación, las irritaciones, las rojeces o la falta de oxigenación, también funciona como salvapantallas frente a la luz azul, esa luminosidad que emiten los dispositivos electrónicos a los que estamos expuestos a diario y que provoca el envejecimiento prematuro de la piel. 

Aparte de prestar atención a las cantidades, los expertos de Segle Clinical tienen otra recomendación con la que tu sérum te va a durar más tiempo: "Usa la palma de las manos o aplica el producto directamente sobre el rostro. ¿Sabías que si dejas caer la gota sobre la yema de los dedos probablemente estés desperdiciando el producto? Al ser líquido es muy fácil que se filtre entre la separación de los dedos". 

VER GALERÍA

-El poder de los cosméticos que transforman tu piel a la una de la madrugada

3. El masaje adecuado

Si los que más saben de piel ya te avisaban de que por mucho que dés con el anticeluítico más potente si no lo aplicas con los movimientos correctos de poco sirve, cuando hablamos de sérums pasa lo mismo: "No arrastres, presiona. Una vez aplicas el producto, empezamos con las manos enfrentadas y las yemas de los dedos en el centro de la frente, por encima de las cejas", señalan los creadores de Blue Balance. A continuación, "presionamos unos segundos y repetimos apretando de la misma forma, en dirección al exterior. A pequeños toquecitos conseguimos una mejor penetración". Además, recuerda siempre que el cuello y el escote forman parte de la rutina facial y que también son zonas que envejecen de forma prematura si no las cuidas. 

Como tip final a la hora de introducir el suero en tu rutina, masajéalo después de la limpieza y antes que la crema facial. Eso sí, "si usas un contorno de ojos tienes que aplicarlo justo antes. Recuerda que la piel de la zona del contorno de ojos es mucho más sensible y debes usar un producto específico. Aplicándolo antes conseguirás crear una barrera protectora", concluyen los especialistas de la marca de belleza. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie