vit-c

Si usas cosméticos con vitamina C, nunca los mezcles con este otro ingrediente

El activo estrella de la primavera tiene un enemigo que contrarresta sus propiedades antiedad

por Mariana Chacón

Aunque su poder antioxidante protege la piel todos los días del año y casi toda marca cosmética cuenta con la vitamina C entre sus fórmulas de cabecera, los expertos la señalan como realmente imprescindible durante la primavera, cuando los rayos del sol se intensifican y también el daño que ejercen sobre el cutis. Como manual de uso básico ya te avisábamos de que si tienes que elegir entre aplicarla de día o de noche, lo correcto sería hacerlo por la mañana para exprimir al máximo sus beneficios iluminadores y su acción protectora frente a los radicales libres. Y para potenciar su efecto, incluirla en la dieta es la forma más fácil y saludable de conseguirlo, sobre todo si conoces las alternativas a la naranja que concentran mucha más cantidad que el famoso cítrico. Eso sí, como advertencia que boicotea tu ritual beauty primaveral, existe otro ingrediente presente en algunas cremas que contrarresta el buen hacer de la vitamina más luminosa. 

VER GALERÍA

-El truco antiedad (y asequible) que deberías copiar a Miranda Kerr a partir de los 30

Los beneficios de la vitamina C

Antes de nada, repasar algunas de las propiedades que encierra uno de los activos más celebrados y utilizados en la industria cosmética resulta esencial para entender el porqué de su eficacia: es antiedad gracias a su acción antioxidante contra la formación de radicales libres y por favorecer la producción de colágeno y elastina; también posee beneficios despigmentantes, por lo que se la considera de gran ayuda a la hora de deshacerse de las manchas ya que aclara e iguala la superficie en donde se aplique; además, en el caso de administrarla por vía tópica a través de la alimentación y de suplementos como Liposomal Vitamin C, de Altrient, "mejora la absorción de hierro y es esencial en la formación del colágeno. Si quieres una piel más radiante y un cabello más fuerte, la vitamina C juega un papel importante para que esto se haga realidad", aseguran los especialistas de la marca de suplementos de salud y belleza. 

Su talón de Aquiles

Como aviso a la hora de combinar diferentes cosméticos en tu rutina diaria, si utilizas vitamina C asegúrate de no mezclarla con cobre: "Se anulan entre sí y la vitamina C oxida las sales de cobre. De hecho, unidos en una misma rutina de mañana, por ejemplo, hacen efecto prooxidante, dejando de proteger de daños como los rayos UV y ofreciendo un efecto pro-ageing en el tejido", apunta Raquel González, directora de educación de Perricone MD, quien recomienda la CCC + Ferulic Brightening Complex 20% de la marca, una fórmula potente que promete resultados despigmentantes visibles.

Como alternativa, el Super Serum C de Transparent Lab es un cóctel que une los poderes de esta vitamina con activos que sí potencian sus efectos como los ácidos hialurónico y elágico, un trío poderoso que no solo ilumina, también rejuvenece y aporta firmeza a la piel. Además, este suero ofrece un valor añadido y ese es su exclusiva tecnología de encapsulación que halla cuáles son las células que necesitan el tratamiento y "libera todo el potencial del activo con la precisión de un dron", apuntan desde la firma sobre un avance que multiplica 4 y media veces la eficacia del producto. 

VER GALERÍA

-Si tienes alergia, te interesan estos gestos de belleza con efecto buena cara

Las bondades del cobre

Aunque al combinarlo con la vitamina C el resultado sea desastroso, el cobre es un mineral muy útil a la hora de cuidar de la piel y no conviene subestimarlo (ni demonizarlo): "Los complejos con cobre, como es el caso del cobre PCA, ofrecen un rendimiento 40 veces más antioxidante que la vitamina C, protegiendo la piel de los radicales libres dañinos y bajando la posible inflamación de la piel, causante del envejecimiento y de una apariencia irregular", explica Valeria Navarro, directora técnica de la firma Boutijour. 

Cuándo utilizar cada uno

Si los dos poseen tantos beneficios antiedad pero no deben utilizarse al mismo tiempo: ¿cómo se sabe cuándo hay que aplicar cada uno? Para empezar, los expertos señalan el tipo de piel a la que mejor sienta la vitamina C, y esa es la que pierde elasticidad o presenta problemas de manchas o tono desigual; en cuanto al cobre, ayuda mucho a las inflamadas o con problemas de acné gracias a su capacidad antiiflamatoria.

Catalina Narváez, directora de educación de Aromatherapy Associates, ofrece más pistas de cuál es mejor según la situación: "Recomiendo usar la vitamina C a diario por la mañana (y el cobre por la noche) porque aporta además de todo gran luminosidad, creando un efecto glow que querremos aprovechar más durante la luz del día". Por el contrario, la especialista recomienda que "si vamos a estar muy expuestos al sol, un producto con cobre -sobre todo cobre PCA- nos protegerá más. Sin embargo será mejor intercambiarlos, pasando el producto con cobre de la noche a la mañana en este caso concreto". Por último, como opción para disfrutar de los favores de este último ingrediente, Copper PCA Peptides de Medik8 no solo incluye en su fórmula a este mineral ultraprotector, también está contenido en un envase con doble cámara que preserva su eficacia. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie