Del rizado al liso, la guía de expertos definitiva para un pelo más sano y bonito

Todo lo que necesitas saber para lograr un pelo impecable esta primavera y prepararlo de cara al verano

Por Cristina Álvarez

Estamos en el momento ideal para sanear el cabello y prepararlo de cara al verano. Eso es lo que dicen los expertos así que te animamos a que les hagas caso y empieces a realizar algunos 'preparativos' para conseguir una melena más sana, fuerte y bonita. "Hay que sanear las puntas y trabajar aclaraciones del pelo (mechas) más en raíces y medios. Si las puntas ya las tienes rubias, no es el momento de buscar ser más rubia para el verano, ya que el sol se encargará de hacerlo por sí solo", apunta Alberto Sanguino, responsable de Llongueras. En su opinión, también habría que empezar a realizar tratamientos para el cabello: "Así estará sano en verano y no se estropeará. Yo recomiendo tratamientos de nutrición como el plasma o tratamientos de hidratación como el botox". 

VER GALERÍA

- ¿Tengo que cambiar el cuidado de mi pelo en primavera? Los mejores consejos según tu tipo de cabello

Para Carlos Fernández, responsable de Franck Provost, hay dos ingredientes clave: el minoxidil y el ácido hialurónico. "Hay varios trucos para fortalecer el cabello en primavera. Yo siempre recomiendo hacerse un tratamiento intensivo a base de minoxidil, que es regulador del sistema de caída de cabello y fortalecimiento del bulbo, que lo que hace es fortalecer el pelo desde dentro y lo prepara para el verano, que es el momento en que va a estar más expuesto al sol y a los agentes externos y se va a encontrar más tiempo húmedo". Otros tratamientos más superficiales serían aquellos que tienen que ver con proteínas hidrolizadas a base de trigo o de maíz. "Muchas veces se les llama siliconas, pero son siliconas puras, derivadas de productos naturales que lo que hace es que fortalece la cutícula", asegura. También puedes optar por el ácido hialurónico, que "está compuesto por una carga muy importante de queratina que refuerza el interior de la cutícula del cabello".

El experto de Franck Provost aconseja que, en esta época de primavera, también habría que "evitar usar coletas demasiado tirantes o usar productos de styling demasiado agresivos o de baja calidad, que tiene siliconas derivadas del petróleo que daña la cutícula y lo que produce es que el pelo no respire y se termine pudriendo". 

VER GALERÍA

-Hazte ya con los mejores champús, tratamientos y cepillos antirotura para reparar el cabello

A cada pelo, su cuidado

Diana Daureo, peluquera y propietaria del salón que lleva su nombre, tiene las claves para cuidar cada tipo de cabello. Si lo tienes liso, la experta opina que "es un pelo muy fácil para el verano". "Para lucir una melena larga o media melena, solo se necesita un saneo de puntas preverano". En el caso de que lo tengas rizado, "es imprescindible el uso de cremas hidratantes sin aclarado y aceites nutritivos para evitar el frizz", mientras que si lo tienes ondilado, el corte más cómodo para el verano es "el long bob o el bob, ya que define muy bien las ondas". Si llevas flequillo, Diana recomienda realizar antes de las vacaciones un tratamiento preverano de alisado o anti-frizz". ¿Y si llevas tinte? "El sol, la sal del mar y el cloro dañan los cabellos teñidos, por ello, para mantener cuidados los cabellos con tintes (sobre todo tintes rubios) es imprescindible aplicar mucha hidratación y, como consejo de experta, usar productos con aminoácidos para que dure más el color y permanezca bonito durante más tiempo". 

Si quieres dar luz a tu melena en estos meses, el equipo de estilistas del salón The Beauty Concept Hair nos hace varias propuestas. "Es la hora de inyectar de luz ese cabello apagado que has llevado todo el invierno. Para ello, puedes darle más vida con uno de los tonos más demandados, el creamy blonde, que es una mezcla de las tonalidades miel, trigo y dorado". Además, puedes incrementar la intensidad con diferentes técnicas de coloración y tratamientos como: melting balayage (que consiste en realizar un balayage pero destacando la profundidad del contraste de su base hacia la mecha, creando un efecto óptico de ella totalmente integrada en nuestro color base) y las ya famosas babylights (es una técnica que imita el cabello que teníamos cuando éramos bebés y se consigue realizando unas mechas muy finitas mezcladas con la base natural del cabello, aportándole un aspecto sano y brillante). 

Lo que puedes hacer en casa

"Tener un cabello sano, brillante y con volumen es una de las preocupaciones más recurrentes tanto en hombres como en mujeres. Aunque debemos cuidarnos el cabello y el cuero cabello durante todo el año, es verdad que de cara al buen tiempo debemos prestarle más atención", dice la doctora Beatriz Beltrán, directora de la clínica Beatriz Beltrán de Barcelona. "Todas las medidas y cuidados que adoptemos durante esta estación harán que nuestra melena esté a punto para el verano", añade el Dr. Eduardo Esteban Garrido, dermatólogo en Clínica Dr. Morales Raya. 

"Es necesario elegir un buen champú, mejor sin detergentes, sulfatos ni conservantes. El uso de acondicionador de manera diaria, para evitar enredos al peinar el cabello e hidratar y fortalecer nuestro cabello, será necesario si queremos mantenerlo sano. A día de hoy, hay opciones muy recomendables de champú y acondicionador 'dos en uno'. Además, para mantener nuestro cabello brillante y sedoso durante esta estación es muy recomendable el uso de mascarillas capilares una o dos veces por semana", apunta el dermatólogo. "A la hora de lavarnos el pelo, siempre lo haremos dando un suave masaje y evitando frotar demasiado, para no irritar el cuero cabelludo. Usaremos agua templada, nunca excesivamente caliente. En cuanto a la frecuencia de lavado, según lo graso o no que tengamos el cabello, lo lavaremos a diario o cada dos o tres días. Menores frecuencias de lavado pueden hacer que se acumule suciedad y restos de productos en el cuero cabelludo, situación nada recomendable si queremos mantener nuestro cabello a punto", añade.

VER GALERÍA

Trucos de experto

- "Lavarlo con cuidado y sin fricción, con agua no muy caliente pero lo suficiente para arrastrar los residuos. Al acabar es importante hacerlo con agua fría o tibia para darle un extra de brillo", es el consejo que nos ha dado Bely Gallego, experta de Bellissima. También recomienda secar muy bien el cabello, haciendo hincapié en las raíces, sobre todo antes de ir a dormir; y "utilizar secadores no agresivos para el cabello que tengan revestimiento de cerámica o que sean digitales, con sensores que controlen en todo momento el aire"

En esta época es importante nutrir mucho más el cabello y protegerlo mediante pañuelos o sombreros, especialemente cuando estamos tomando el sol

Sustituye productos químicos por otros más suaves, con formulaciones lo más naturales posible

Cuidar el cuero cabelludo con exfoliaciones de vez en cuando, para mantenerlo limpio y libre de residuos

Desenredar siempre el cabello en mojado, con la crema suavizante o la mascarilla aplicada para no dañarlo. Y siempre de puntas hacia raíces

VER GALERÍA

No te olvides de la alimentación

Alejandro Cánovas, nutricionista de Royal Hideaway Sancti Petri, opina que para conseguir un pelo fuerte es importante tener en cuenta la alimentación, ya que debe ser rica en alimentos que aporten una gran cantidad de nutrientes para mejorar la calidad y fortalecer. "Las frutas y verduras aportan antioxidantes como la vitamina C. Además, existen varias vitaminas del tipo B que también se encuentra en la parte acuosa de los alimentos como la Biotina, presente también en cereales integrales, frutas, huevos... Las vitaminas liposolubles A y E (retinol y tocoferol), que son primordiales en la lucha contra el envejecimiento, la encontraremos en la parte grasa de frutas, como el aguacate, o como provitamina A que es el Betacaroteno", apunta Cánovas. "Otro tipo de nutriente fundamental son las grasas poliinsaturadas, como el Omega 3, con efecto antiinflamatorio y que mejoran la elasticidad. En cuanto alimentos ricos en minerales como el zinc, magnesio, hierro... destacar que debemos consumir una ración de frutos secos sin freír y sin sal, y semillas como sésamo, lino o chía", concluye.