Melinda Gates dimite como copresidenta de la Fundación Gates tres años después de su divorcio

La ex mujer del fundador de Microsoft tendrá a su disposición más de 11.500 millones de euros para continuar con sus proyectos filantrópicos en apoyo a las mujeres y las familias

Por Hola.com

Bill y Melinda Gates anunciaron su separación en mayo de 2021. En su momento dijeron que se darían un período de prueba de dos años para determinar si podían continuar trabajando de manera efectiva en su fundación benéfica aunque estuvieran separados. El tiempo expiró  y ha sido ahora cuando la exmujer de Bill Gates ha anunciado que dimite como copresidenta de la fundación. En su día ya se dijo que en caso de que Melinda renunciara a su puesto, Bill le  entregaría recursos para poner en marcha sus propios proyectos filantrópicos.

-Así son los tres hijos de Bill y Melinda Gates que no heredarán su inmensa fortuna

A través de un comunicado, Melinda French Gates ha querido dejar claro que está profundamente orgullosa del trabajo que han realizado en esa empresa sin ánimo de lucro durante los 24 años que lleva desde su fundación y anunció que su despedida se hará efectiva el próximo 7 de junio. Después de reflexionarlo y pensarlo cuidadosamente, Melinda asegura que "no ha sido una decisión fácil. Estoy inmensamente orgullosa de la fundación que Bill y yo construimos juntos y del extraordinario trabajo que hace al abordar las desigualdades alrededor del mundo". Y señala que deja de presidir una de las organizaciones filantrópicas más potentes a nivel global  para avanzar "hacia el siguiente episodio" que se centrará en los derechos de las mujeres. "Es un momento crítico para las mujeres y niñas en EE.UU. y todo el mundo, y quienes luchan para proteger y promocionar la igualdad necesitan apoyo urgente”,. Y añadió: "Bajo los términos de mi acuerdo con Bill, al dejar la fundación, tendré unos 12.500 millones de dólares adicionales (11.580 millones de euros) para entregar a mi trabajo en nombre de las mujeres y las familias".  

Bill Gates, por su parte, ha anunciado que lamenta la partida de su exmujer pero está seguro de que "tendrá un gran impacto en su trabajo filantrópico futuro". Con la salida de Melinda French, la institución pasará a llamarse Fundación Gates y Bill Gates será el único presidente, tal y como anunció el director ejecutivo de la Fundación, Mark Suzman.  "Mirando hacia adelante, sigo completamente comprometido con el trabajo de la Fundación", aseguró Bill Gates sobre su organización en la que se han invertido 50.000 millones de euros para salvar millones de vidas.

El divorcio de Melinda y Bill Gates no fue precisamente amistoso. Después de 27 años y tres hijos en común, Melinda solicitó el divorcio, -unos documentos a los que tuvo acceso People-, y dejó claro que el matrimonio estaba "irremediablemente roto". Varios medios de comunicación apuntaron entonces a las supuestas aventuras extramatrimoniales del millonario como causa de su separación. Cuando Bill Gates fue cuestionado sobre si había sido infiel a su esposa, el multimillonario respondió: "Ciertamente cometí errores y asumo la responsabilidad". Y añadió que explicar algunas cosas ahora no harían bien a ninguna de las partes. "No creo que profundizar en los detalles en este momento sea constructivo, pero sí, causé dolor y me siento terrible por eso", lamentó. Tres años después de su separación, ambos continúan en sus respectivos proyectos solidarios, además de volcados en sus tres hijos y en su papel como abuelos de su primer nieto.