Joaquín Torres relata entre lágrimas los detalles del conflicto familiar por el patrimonio de sus padres

El arquitecto ha contado en 'Y ahora Sonsoles' que tiene que volver a pasar por quirófano tras el accidente que tuvo en diciembre

Por Belen Nava M.

"El vacío que ha dejado en mí es desolador y lo ha arrastrado todo", decía Joaquín Torres al perder a su madre el 2 de marzo. En medio del duelo por perder a la que ha sido su guía y referente, ha hablado del drama familiar que está atravesando, en parte por la complicada situación económica en la que se encontraban sus padres a pesar del amplio patrimonio que poseían (incluído un Picasso) y de la gran fortuna que amasaron al haber sido su padre, Juan Torres Piñón, socio de Florentino Pérez y haber vendido sus acciones por 12.000 millones de pesetas a finales de los 90. El arquitecto ha contado en Y ahora Sonsoles el origen del problema y el conflicto que tiene con uno de sus hermanos por la herencia.

-Joaquín Torres, arropado por su marido y sus amigos en el último adiós a su madre

-Joaquín Torres muestra su espectacular casa museo donde convive con su flamante marido, Raúl Prieto

El esposo de Raúl Prieto, director de Supervivientes, ha reconocido tener mucho odio porque, según sus palabras, "mi madre muere perdiendo a su hijo pequeño, en el que confió todo, muere abandonando, ella no quería sufrir más". Entre lágrimas y con la voz entrecortada ha contado que el viernes, horas antes de fallecer,  Joaquina Verez Vivanco se despidió de sus seres queridos y rechazó la posibilidad de que llamaran al menor de la familia. Se refiere de esta manera a su hermano Julio, al que acusa de haber robado a sus padres y de llevarlos a una situación económica límite.

El fundador del estudio de arquitectura A-Cero tiene otros dos hermanos llamados Mayte y Andrés con los que está unido en la batalla legal que han emprendido. Siente un gran dolor porque su madre se fue sabiendo que su hijo Julio la había demandado. "¿Cómo se toma una madre que su hijo pida tres años de cárcel para ella?", se ha preguntado Torres. Además, ha contado que en los últimos tres años Joaquina le pidió ayuda para morirse alegando que "no tenía ni para comer y debía 1.000 euros en la carnicería". Ha añadido también que sus padres sentían vergüenza por lo que estaba ocurriendo y no querían contarlo a su entorno, una decisión que él siempre respetó y entendió.

-El momento más emotivo en la boda de Raúl Prieto protagonizado por el hijo de Joaquín Torres

Todo se complicó cuando Joaquín se ofreció para buscar un inversor para una propiedad que tenían en Córdoba. En ese instante intervino su hermano diciendo que "todo es suyo y que no tienen nada" puesto que trabajó con su padre y este le hizo administrador único de todas sus empresas, llenándolas de deudas. Comenzó una cruzada en la que Torres está dispuesto a batallar para cumplir con las últimas voluntades de su madre. "Me pidió que llegara hasta el final, que recuperara su patrimonio entre sus hijos, que no permitiese que Julio se quedase con todo", le ha dicho a Sonsoles, quien le ha dado un abrazo en plena entrevista para consolarle.

Tiene que volver a ser operado

Al dolor por la muerte de su madre se suma el bache de salud que está atravesando. Torres sufrió en diciembre un accidente de moto en el que se fracturó la pelvis y el antebrazo además de padecer una lesión pulmonar. Ahora tiene que someterse por tercera vez a una operación para poder acabar con los dolores que le han quedado como secuela del impacto. "Me operaron y la cadera se me ha necrosado y me tengo que volver a operar por tercera vez. Tengo muchísimo dolor corporal y vivir con dolor te enloquece. Me siento roto", ha dicho, añadiendo que está recibiendo ayuda de una psiquiatra "maravillosa".