Cantora, el refugio en el que vivió doña Ana y dónde es velada en la más estricta intimidad

La madre de Isabel Pantoja falleció en la finca familiar, herencia de Paquirri, rodeada del cariño de parte de su familia

Por hola.com

Cantora ha sido el refugio de doña Ana Martín hasta el final de sus días. La madre de Isabel Pantoja ha fallecido en la finca  familiar situada entre Medina Sidonia y Barbate (Cádiz) rodeada del cariño de sus hijos Isabel, Juan y Agustín Pantoja. La cantante despide a su madre en la más estricta intimidad y, de acuerdo con las últimas palabras de su hijo Kiko Rivera, las órdenes expresas de su familia han sido "no queremos que venga nadie". Tanto él como su hermana Isa Pantoja se encontraban en Canarias para asistir a la boda de Anabel Pantoja, que finalmente sigue adelante con sus planes de casarse y hará de su boda un homenaje a su abuela.

Isabel Pantoja se encuentra velando el cuerpo sin vida de su madre en la intimidad de su hogar, acompañada de sus hermanos, en el lugar donde ha vivido los momentos más felices pero también los más tristes de su vida. La finca fue testigo de su historia de amor con Paquirri, en su interior está el recuerdo siempre presente de su marido, a quien quiso tanto. Los muros de su residencia gaditana también sirvieron de refugio en los comienzos de su noviazgo con Julián Muñoz y a Cantora regresó tras su paso por la cárcel para renacer y comenzar una nueva vida. Para Isabel Pantoja siempre ha sido el lugar idóneo donde curar su mente y su alma.  "Lo que más me gusta del mundo es venirme aquí, a curar mis heridas de combate", ha dicho sobre esta residencia, cuyo valor sentimental siempre ha estado por encima de todo.

-Julián Muñoz cuenta lo que descubrió al entrar en la habitación de Paquirri en Cantora

Esta finca y lo que alberga en su interior fueron el detonante del enfrentamiento que vive la cantante con su hijo. Cantora es el buque insignia de la herencia de Paquirri y por la que se han enfrentado madre e hijo después de los años. El 2 de agosto de 2020, día del cumpleaños de su madre, Kiko Rivera descubrió allí, en una de las habitaciones, los trajes de torear por los que tanto habían luchado sus hermanos Francisco y Cayetano Rivera durante años. Esto fue el principo del fin de la relación entre madre e hijo. Kiko lleva meses negociando con un grupo inversor para vender esta finca, pero según los allegados de la artista, Isabel no quería desprenderse de ella hasta que su madre falleciese. Antes del enfrentamiento familiar, Kiko hablaba así de este hogar en el que creció y pasó algunos de los años más felices de su vida. "Cantora es mi padre. Se que era su vida y es un recuerdo que nos dejó a mí y a mi madre. Esta finca tiene un valor sentimental tremendo, impagable. De las cuatro fincas que tenía mi padre, es la única que queda, y gracias al esfuerzo de mi madre, que ha luchado con todas sus fuerzas para sacarla adelante. Mi madre se ha dejado su vida en ello y por eso nunca la venderemos".

El cuerpo de doña Ana será velado tras los muros de la residencia gaditana de Isabel Pantoja, a la espera de ser incinerado en el tanatorio de Jerez de la Frontera. La madre de Isabel Pantoja ha fallecido a primera hora de esta madrugada, un desenlace que ha sido recibido con enorme tristeza algunos de sus familiares más cercanos, que estaban en Canarias para la boda de Anabel Pantoja. La sobrina de Isabel Pantoja baraja la posibilidad de viajar hasta Cádiz para despedirse de doña Ana y reunirse con su familia en estos momentos tan difíciles. Después de hablar con su tía Isabel Pantoja, la colaboradora de televisión ha dedicido seguir adelante con sus planes y casarse, haciendo de su boda un homenaje a doña Ana. Kiko Rivera también se pronunciaba sobre el triste fallecimiento de su abuela. "Hoy te has ido y contigo se ha ido parte de mi vida. No sé qué hacer estoy perdido y en La Graciosa. Tuve mis dudas de venir pero al final arriesgué y perdí. Yaya de mi alma, tantos meses sin verte y ahora ya no te veré nunca mas", son las inconsolables palabras del DJ, que solo pide poder darle el último adiós a su abuela. "No sé que se va a hacer, ni donde, solo quiero que me dejen despedirme de mi abuela".