Jessica Bueno se derrite con la complicidad de sus tres hijos

'Me derrito cuando los veo así', Jessica Bueno muestra las primeras imágenes de sus tres hijos

El pasado 12 de julio su felicidad se completaba con el nacimiento del pequeño Alejandro

por Belén Nava M.

La felicidad de Jessica Bueno es completa. Tras el nacimiento de su tercer hijo, Alejandro, recibía el pasado jueves el alta y desde entonces tanto ella como su marido, Jota Peleteiro, están disfrutando de cada minuto de esta nueva etapa que viven ahora como familia numerosa. Además de lo ilusionada que está con su bebé, la modelo se siente plena al ver lo bien que han recibido al pequeño de la familia sus hijos mayores, Fran (nacido de su relación con Kiko Rivera) y Jota. Con ocho y cinco años, respectivamente, ambos han estado nueve meses esperando inquietos esa llegada y ahora que se ha hecho realidad están completamente volcados en su hermanito y se deshacen en mimos y atenciones con él.

VER GALERÍA

-Así es la fabulosa casa de Jessica Bueno y Jota Peleteiro en Bilbao

-Las palabras de cariño de Irene Rosales hacia Jessica Bueno tras su polémica con Kiko Rivera

A pesar de que solo llevan juntos unas horas y aún tienen que acostumbrarse a este nuevo capítulo siendo cinco en casa, la complicidad de los tres niños queda patente. Los hermanos mayores ejercen como tal con Alejandro y ambos lo cogen en el sofá, comenzado de esta forma a crearse un vínculo mágico entre ellos con el que Jessica no puede sentirse más afortunada. "Puede pasarse un buen rato con su hermanito en brazos. Mi pequeño Jota es un super hermano mayor", dice orgullosa del mediano de la familia, al que ha fotografiado acunando al bebé, que aparece tapado con una mantita. "Y mi niño mayor se comporta como un niño aún más mayor cuidando de su bebé. Me derrito cuando los veo así", ha explicado mientras inmortaliza una imagen de su primogénito observando detenidamente al recién nacido mientras lo sostiene cuidadoso.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Jessica y Jota, que llevan seis años de discreto matrimonio, dejaron a finales de 2020 su vida en Inglaterra para instalarse en el País Vasco tras el fichaje del futbolista por el Deportivo Alavés. Desde entonces su rutina se desarrolla en Bilbao, donde se sienten muy cómodos y adaptados, pero para pasar el verano se han trasladado a Sevilla, donde el 12 de julio llegaba al mundo Alejandro mediante una cesárea de la que la modelo se está recuperando. "Nuestra historia de amor ya ha comenzado", decía al presentar a su bebé. Se espera que la familia permanezca durante las próximas semanas en la vivienda que tienen en la localidad natal de ella, Los Molares, donde vive buena parte de su familia.

Una etapa llena de emociones

Los últimos meses están siendo intensos y repletos de emociones para Jessica Bueno. A comienzos de junio su hijo Fran hacía la Primera Comunión (a la que asistían su padre, Kiko Rivera, con Irene Rosales y las pequeñas Ana y Carlota). La celebración fue doble ya que ese mismo fin día el mediano de la familia, Jota, recibía las aguas bautismales. Además, escasos días antes la modelo y exconcursante de Supervivientes finalizaba su etapa universitaria como estudiante de  Protocolo y Organización de Evento en la Universidad Camilo José Cela de Madrid. A pesar de que por su avanzado embarazo no pudo estar presente, lo vivió desde la distancia con alegría gracias al contacto directo con sus amigas de clase. Tras completar su formación académica, explicaba en un excepcional reportaje de ¡HOLA! que le gustaría "poder trabajar en una empresa de organización de eventos", aunque es un plan que tiene para más adelante ya que ahora se va a "tomar un año para centrarme en mis hijos''. 

Loading the player...

Jessica Bueno y Jota Peleteiro ya están en casa con su hijo recién nacido, Alejandro

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie