Britney Spears

Los congresistas quieren escuchar su testimonio

El caso de Britney Spears protagoniza un debate en el Capitolio de Estados Unidos

El abogado de la artista, Samuel Ingham III, que había sido nombrado por un tribunal para representar a la artista mientras estuviera bajo tutela legal, quiere renunciar

por hola.com

Britney Spears y su situación personal siguen provocando una cascada de reacciones en diversos ámbitos. La última es la apertura de un debate en el Capitolio de Estados Unidos acerca del sistema de custodia nacional, que actualmente cuantifica en un millón las personas que atraviesan una situación similar a la de la intérprete. La senadora demócrata Elizabeth Warren ha pedido a Xavier Becerra, secretario de Salud y Servicios humanos, una revisión del sistema. “Mientras los guardianes y tutores sirven a menudo de manera desinteresada y en favor de los intereses de la persona bajo la custodia, la falta de recursos de vigilancia judiciales y un proceso insuficiente en los mecanismos de tutela pueden crear una oportunidad para la negligencia, la explotación y el abuso” señala Warren en una carta.

Así es Jamie Lynn, la hermana de Britney Spears que también marca distancias con su familia

Kevin Federline, ex de Britney Spears, podría pedir una evaluación médica de la artista

VER GALERÍA

Explica que los registros de casos de custodia están incompletos en varios estados, lo que hace imposible comprender el impacto que tienen estos procedimientos en diferentes razas, sexos y edades y comprobar si existe por tanto algún tipo de discriminación. Algunos congresistas republicanos han invitado incluso a Britney para que acuda a la cámara y de su testimonio. Estas conversaciones al más alto nivel institucional se unen a una serie de novedades en el caso de la cantante que han conmocionado a quienes siguen las consecuencias que ha provocado el duro testimonio de Britney, de 39 años, del pasado 23 de junio.

VER GALERÍA

Una cascada de renuncias

Si hace solo unas horas se conocía la dimisión de su manager, Larry Rudolph, que no ha tenido contacto con la artista en dos años y tiene claro que esta quiere retirarse de manera definitiva de los escenarios, ahora se sabe que su abogado, Samuel Ingham III, también quiere abandonarla. Este letrado fue designado por el tribunal en 2008 para actuar en su nombre mientras estuviera bajo tutela paterna. En diversas ocasiones se criticó su papel, pues se dijo que parecía más afín a los intereses del padre de la cantante, Jamie Spears, que a ella misma. La propia Britney manifestó en la vista del pasado 23 de junio que Ingham había intentado disuadirla de testificar ante el juez y que quería escoger a su propio abogado. Un deseo que se cumpliría si se acepta la renuncia de Sam.

También Bessemer Trust, el fondo de inversión que gestiona su patrimonio junto a su padre Jamie, ha solicitado a la Corte Superior de Los Ángeles retirarse de la tutela legal de la artista. "Como resultado del testimonio de Britney Spears en la audiencia del 23 de junio de 2021, el solicitante se ha dado cuenta de que la persona tutelada se opone a la continuación de su tutela y desea terminarla", explicaban en un comunicado oficial, asegurando que quieren respetar el deseo de la cantante y que pensaban que la tutela era algo voluntario. El juez acaba de confirmar al padre de Britney como administrador de su fortuna (desestimando la petición de la cantante del pasado noviembre para que le destituyera y nombrara a Bessemer Trust tutor único), por lo que si ahora Bessemer Trust se retira Jamie Spears tendría el poder único para manejar su dinero. Sin duda un revés para las intenciones de la intérprete.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie