Marta Pombo nos habla de su lucha contra la depresión y su regreso a las redes

‘Sé que habrá momentos malos, pero por eso estoy trabajando con mi psiquiatra para gestionarlos’, dice la hermana de María Pombo

Marta Pombo

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

El pasado 2 de febrero, Marta Pombo abría su corazón y anunciaba que desaparecería un tiempo de las redes sociales porque no se encontraba bien y su salud mental era lo primero. Contaba, al borde de las lágrimas, que había roto con su marido, Luis Giménez, y que, además, lo había pasado mal por unos problemas de salud (COVID y una lesión de hombro) y necesitaba alejarse del foco mediático. Dos meses después, Marta y su sonrisa volvían a las redes y lo hacía renovada, aunque aún se encuentre en tratamiento para superar la depresión que le diagnosticaron. Pero ha demostrado que querer es poder y que no le faltan ganas de recuperarse y afrontar cada día con fuerza, valor y optimismo, y, por suerte, tiene a su lado las mejores herramientas para conseguirlo: el apoyo incondicional de su familia y amigos y una nueva compañera, su perrita, ‘Gaia’.

Una de las inquietudes de la hermana de María Pombo ha sido siempre ayudar a los demás y ahora ha encontrado la fórmula para hacerlo, quiere utilizar su influencia en las redes sociales para concienciar a la gente de la importancia de la salud mental y con su ejemplo, brindar apoyo a las personas que estén pasando por su misma situación. Sincera y … hablamos con ella de su regreso y de cómo ha vivido estos meses fuera de las redes.

Marta Pombo©@mpombor

—Marta, Has regresado a las redes sociales después de dos meses de desconexión, ¿qué te ha animado a volver?

—Creo que fue la idea de mostrar una cara más real y humana a todo el mundo, ayudar y dar voz a problemas cotidianos, a causas especiales… Aportar mi granito de arena más allá del consumismo.

—¿Cómo has vivido este tiempo alejada de Instagram? ¿Fue fácil dejar el móvil de lado?

—Ha sido una maravilla la verdad, necesitaba parar y dejar el móvil de lado me ayudó bastante a reconectar conmigo misma

—Decías que necesitaste ayuda profesional, ¿te costó dar el paso de pedir ayuda?

—Nada de nada, por suerte, siempre lo he visto como algo normal… No me daba vergüenza, me daba pereza abrirme en canal y sacar todo lo que tenía dentro, porque sabía que me iba a doler el proceso, pero también sabía que lo necesitaba.

Marta Pombo©GettyImages
Marta Pombo, que ha regresado a las redes sociales después de dos meses alejada, en los que se ha sometido a un tratamiento contra la depresión.

—¿Qué tratamiento has seguido?

—La vía rápida… Antidepresivos para estabilizarme y poder ver las cosas con más calma y sin altibajos que frenasen mi proceso. Aunque hay hobbies que me han ayudado como si fuesen terapia, por ejemplo, ¡ir a cerámica dos veces por semana con mi abuela!

—¿Qué ha sido lo más difícil en este proceso?

—El proceso en sí, el no saber cuándo se va a ir esa nube gris que tienes encima todo el día, levantarte y no tener ganas de absolutamente nada, querer ver la vida pasar sin participar.

—¿Estás ya recuperada del todo?

—¡Qué va! He avanzado muchísimo y cada día estoy más tranquila y feliz, pero la salud mental es importantísima y no se puede dejar a medias en cuanto ves un poco de luz.

—¿Quiénes han sido tus mayores apoyos en los últimos meses?

Mi familia y amigas, han estado ahí para todo lo que necesitase.

Boda de Marta Pombo y Luis Gimenez.©Studio24
Izquierda, una imagen de su boda con Luis Giménez, en septiembre de 2019. En febrero, anunciaron su ruptura. Al lado, la ‘influencer’ posa con sus hermanas, María y Lucía Pombo.

—¿En algún momento te has arrepentido de ser influencer?

—La verdad que sí. Ahora sé que la privacidad no tiene precio y que poder pasar momentos malos sin estar en el punto de mira es un lujo.

—Al volver a las redes, ¿te da miedo que te vuelva a pasar los mismo?

—Bueno, sé que seguirá habiendo momentos malos, pero por eso estoy trabajando con mi psiquiatra para saber cómo gestionarlos.

—Ahora, además, has regresado con nuevos proyectos, tienes un consultorio en la Cadena Cope, en el programa La influencia, ¿cómo es?

—¡Divertidísimo! La gente envía preguntas a través del instagram de La influencia y yo contesto con mi opinión o consejo. Son preguntas de todo tipo, desde desamores, peleas de amigas, situaciones comprometidas, trabajo… Nos lo pasamos bomba.

Marta Pombo con su perra Gaia©@mpombor

—¿Crees que, con tu experiencia, puedes ayudar a más gente que se encuentre en una situación similar?

—Yo creo que sí y es lo que pretendo. Que la sociedad también vea que los problemas son normales, que estar triste es normal y que se sale de ello, que nos pasa a todos y solo necesitamos actitud.

—También sigues con tu firma de ropa, Tipitent, y acabáis de lanzaros al mercado de ropa de niño.

—Sí. Es algo en lo que llevamos trabajando ya un año y por fin ha salido a la luz. Es un proyecto lleno de ilusión y que sabemos que a los padres con espíritu joven les va a encantar para sus hijos.

—Ha entrado en tu vida alguien nuevo, tu perrita, ‘Gaia’, a la que has adoptado, ¿cómo es ahora tu vida con ella?

—¡Es de lo mejor que me ha pasado! Me está ayudando muchísimo, a modo de compañía y también para salir de casa y levantarme del sofá. Ver que ella mejora, me hace mejorar a mí.

—¿Qué te llevó a adoptarla?

—Me salían muchos perros para adoptar en Instagram y pensé que la compañía de un perro me podría venir bien. ¡Pero nunca imaginé que tan bien!


Más sobre