Hablamos con Cósima y Tristán, los hijos de Ágatha Ruiz de la Prada

Los dos se muestran encantados con el novio de su madre, Luis Gasset, de quien ha conseguido que ‘vista con más color’

Cósima Ramirez y Tristán Ramirez

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Los últimos años han sido una auténtica montaña rusa de emociones para Ágatha Ruiz de la Prada. Tras meses de idas y venidas con Luis Miguel Rodríguez , la diseñadora confirmaba en febrero del año pasado, en exclusiva con ¡HOLA!, que había roto definitivamente con el empresario. Poco tiempo después, la exmujer del periodista Pedro J. Ramírez recuperaba rápidamente la sonrisa al conocer a Luis Gasset, un ejecutivo internacional de cincuenta y dos años que, en la actualidad, tras estar unos años trabajando en el extranjero, ocupa la dirección general de Ansorena.

Cósima Ramirez y Tristán Ramirez©Noho
“Desde que Tristán entró en el estudio, todo ha sido maravilloso, porque nos aporta una calma fantástica y muy necesaria”, asegura Cósima.

Desde entonces, la relación de la pareja va viento en popa y la aristócrata está muy ilusionada con su nueva relación, que cuenta con el visto bueno de sus dos hijos, Tristán y Cósima Ramírez. “La vemos muy contenta”, nos confiesa el mayor de los dos hijos de Ágatha, que asegura que han conseguido que “Luis vista con más color” y que ha comido “con él y con sus hijas en alguna ocasión”. Lo hizo en la nueva edición de los desayunos virtualesNuevos hábitos, nuevas iniciativas, en el que participó junto a su hermana como embajadores del SUV Citroën C5 Aircross Hybrid.

“La vemos muy contenta”, nos confiesa Tristán sobre su madre, Ágatha Ruiz de la Prada

En un tono fresco, cómplice y divertido, la directora del Departamento Creativo y el CEO de la firma Agatha Ruiz de la Prada conversaron sobre los cambios que ha supuesto para ellos la pandemia, que a ella le ha permitido vivir y estudiar en Londres desde el pasado mes de septiembre: “En este momento tan confuso, he intentado ver el lado positivo y buscar otras salidas”. Allí sigue los pasos de Virginia Woolf, escritora a la que admira por su feminismo y sentido del humor. “Suelo idealizar el pasado”, confiesa la hija de Ágatha, que asegura que “los estudios me han ayudado muchísimo para no dejarme abrumar por la situación y buscar otras salidas”. No obstante, reconoce que esta situación han cambiado sus prioridades: “A todos nos debería haber cambiado. Al menos en lo que se refiere a lo acelerados y poco conscientes que estábamos en nuestro anterior estilo de vida”.

Tristan Ramirez y Cósima Ramirez©@cosimaramirez
“Trabajar en un ambiente colorido, como el nuestro, genera buen ambiente”, nos cuenta Tristán.

A este respecto, su hermano también dice que la incertidumbre no ha hecho que pierda confianza en su proyecto y que la marca familiar tiene mucho que aportar. “Vivimos una época en la que la gente tiene que enfrentarse a muchas noticias negativas, como si el mundo se nos cayera encima. El universo de Ágatha, que es muy naíf, muy colorista, hace más ilusión que nunca. Y la gente tiene ganas de alegrarse la vida”, explica Tristán, a quien su hermana califica como el ‘Buda de la familia: “Trabajar en un espacio colorido, como el nuestro, ayuda a generar buen ambiente, pero, desde que Tristán entró en el estudio, todo ha sido maravilloso, porque nos aporta una calma fantástica y muy necesaria. Mi madre y yo cada vez nos parecemos más y hay choque de egos entre la dragona grande y la pequeña dragoncita”.

“El universo de Ágatha, que se muy naíf, muy colorista, hace más ilusión que nunca”

Ambos creen que no han dado demasiados problemas a sus padres. “Han tenido suerte con nosotros”, dice confiada Cósima. “¡Pero si tú en la adolescencia te declaraste anti-Ágatha!”, le recuerda su hermano. “Pedías a tus amigas ropa negra, porque decías que querías vestir como una persona normal”.

Cósima Ramírez and Ágatha Ruiz de la Prada©GettyImages
Cósima junto a su madre: “Mi madre y yo cada vez nos parecemos más y hay choque de egos entre la dragona grande y la pequeña dragoncita”

Los hijos de Agatha Ruiz de la Prada han recordado el reciente desfile de la marca celebrado en el marco de Madrid Fashion Week. “En vez de trescientas personas teníamos cuarenta y dos. Al haber menos público, ya no teníamos esa sensación de fiesta que había antes en cada desfile nuestro”, explica Tristán, que se ha volcado en la promoción de la marca en redes sociales, en la potenciación de la venta a través de Internet y en el relanzamiento de los desfiles de su madre. Estos, según asegura, ahora resultan mucho más calmados: “Hemos estado trabajando en el taller todo el año y hemos podido producir muchísimo. Tenemos trajes para hacer dos o tres desfiles cuando normalmente llegábamos justos para tener uno listo a tiempo”, explica. Asegura también que no se trata sólo de sobrevivir esta crisis, sino también de reinventarse: “Que se mueva todo online pero manteniendo una presencia offline”. Que una tienda ofrezca a nuestros clientes una experiencia única. Sin embargo, no es fácil, porque nadie tiene la respuesta, un modelo que copiar. Todo el mundo tiene que probar cosas nuevas, ideas nuevas”.

De su madre, Ágatha Ruiz de la Prada, aseguran que han heredado su sentido del humor, y de su padre, Pedro J. Ramírez, el gusto por lo intelectual y la historia

De Ágatha Ruiz de la Prada aseguran que han heredado su sentido del humor, su optimismo y el saber adaptarse a cualquier situación. Y también han hecho suyo su refrán preferido: “Ande yo caliente, y ríase la gente”. Y de Pedro J. Ramírez ha heredado el gusto por lo intelectual y la historia. “Frente al entretenimiento rápido está el consumo lento de un libro”, asegura Cósima que, aunque participó en el programa Quien viene a cenar edición Gourmet, su ideal sería participar en un “reality” de libros: “La isla de los intelectuales se podría llamar”, bromea.

Tristan Ramirez y Cósima Ramirez©@cosimaramirez
“El universo de Agatha, que es muy naíf, muy colorista, hace más ilusión que nunca. Y la gente tiene ganas de alegrarse la vida”

Tristán, por su parte, acompañó a su madre a Costa Rica para uno de los programas de Planeta Calleja y le gustaría repetir con el aventurero. “Me encanta viajar. He recorrido China en moto, he vivido en India... Ahora paseo a caballo, y conozco muy bien los límites de la Comunidad de Madrid”. Para cuando se levanten las restricciones, Cósima sueña con hacer un viaje por España: “Siempre piensas en irte a las Bahamas, a República Dominicana, a no sé dónde… y no nos damos cuenta de lo que tenemos en nuestra puerta”, comenta.

Agatha Ruiz de la Prada and Tristan Ramirez©GettyImages
Tristán asegura que han heredado de su madre el sentido del humor, su optimismo y el saber adaptarse a cualquier situación.

En la misma línea, Tristánasegura haber notado el cambio especialmente en su ritmo de vida. “Antes viajábamos mucho porque teníamos desfiles por todo el mundo. El ritmo era frenético. Y cuando nos obligaron a estar parados esos meses tuve sensación de pánico. Sin embargo, hoy en día, siento de nuevo que quiero hacer muchas cosas, cosas nuevas, y que tengo mucha energía contenida; como una tormenta en una taza de té, como dicen los ingleses ”, contó el empresario, que sueña con recorrer la Sierra de la Estrella en Portugal en moto o en coche, mientras ”escucho jazz o me pongo Radio 3 para descubrir nueva música”.