La muerte de Pedro Carrasco: el duro golpe que noqueó a Rocío Carrasco

El 27 de enero de 2001 fallecía el famoso boxeador y exmarido de Rocío Jurado, apodado como ‘el marinero de los puños de oro’. Aquello destrozó a Rociito

Rocío Carrasco en el entierro de Pedro Carrasco

Nadie estaba preparado o esperaba la muerte de Pedro Carrasco. El famoso exboxeador, que en sus años de gloria sobre el ring se había ganado el título de ‘marinero de los puños de oro’, falleció de manera repentina el 27 de enero de 2001. El golpe bajo de un infarto le sorprendió cuando se encontraba solo en su casa, preparándose para ir a recoger a la peluquería a su esposa, Raquel Mosquera. La noticia destrozó a las mujeres de su vida: su pareja, Raquel, que fue quien lo encontró en estado inconsciente; su hija, Rocío Carrasco, que era la niña de sus ojos; y su ex, Rocío Jurado, con la que tenía una excelente relación. La imagen de las tres juntas llorando desconsoladamente en el entierro, en el cementerio madrileño de Carabanchel, fue portada de todas las revistas.

Rocío Carrasco fue una de las que más sufrió con la muerte del legendario boxeador. Tras el terrible accidente de tráfico que tuvieron Rociito y Fidel Albiac, a comienzos del año 2000, la relación entre padre e hija pasó por un mal momento. En un primer momento, Pedro Carrasco culpó al novio de su hija del incidente, y eso los distanció durante un tiempo. Pero Rociito nunca dudó del amor que sentía su padre hacia ella y la repentina pérdida la noqueó en uno de los momentos más difíciles de su vida: en plena guerra legal con Antonio David Flores por la custodia de sus hijos.

Nadie estaba preparado o esperaba la muerte de Pedro Carrasco. El famoso exboxeador, que en sus años de gloria sobre el ring se había ganado el título de ‘marinero de los puños de oro’, falleció de manera repentina el 27 de enero de 2001. El golpe bajo de un infarto le sorprendió cuando se encontraba solo en su casa, preparándose para ir a recoger a la peluquería a su esposa, Raquel Mosquera. La noticia destrozó a las mujeres de su vida: su pareja, Raquel, que fue quien lo encontró en estado inconsciente; su hija, Rocío Carrasco, que era la niña de sus ojos; y su ex, Rocío Jurado, con la que tenía una excelente relación. La imagen de las tres juntas llorando desconsoladamente en el entierro, en el cementerio madrileño de Carabanchel, fue portada de todas las revistas.

Portada 2948 muerte Pedro Carrasco©Hola

Rocío Carrasco fue una de las que más sufrió con la muerte del legendario boxeador. Tras el terrible accidente de tráfico que tuvieron Rociito y Fidel Albiac, a comienzos del año 2000, la relación entre padre e hija pasó por un mal momento. En un primer momento, Pedro Carrasco culpó al novio de su hija del incidente, y eso los distanció durante un tiempo. Pero Rociito nunca dudó del amor que sentía su padre hacia ella y la repentina pérdida la noqueó en uno de los momentos más difíciles de su vida: en plena guerra legal con Antonio David Flores por la custodia de sus hijos.

Rocío Carrasco fue una de las que más sufrió con la muerte del legendario boxeador

Con la muerte de Carrasco, Rocío perdió a uno de sus grandes apoyos durante toda su vida. “A quien más ha querido Pedro en este mundo ha sido a su hija, Rocío, y a mí, por este orden”, declaró Raquel Mosquera entre lágrimas después de la muerte de su marido. “Ese amor por hija llevó a Pedro a ser parco en palabras y a hablar sólo lo justo, tanto cuando Rocío Carrasco se quedó embarazada y se casó con Antonio David Flores, lo mismo que cuando se produjo la ruptura de la pareja”, explicó el periodista José Antonio Olivar en su crónica de despedida del boxeador.

Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Con la muerte de Carrasco, Rocío perdió a uno de sus grandes apoyos durante toda su vida.

A la pregunta de si conocía a fondo los problemas el matrimonio de su hija y Antonio David, Carrasco respondió a finales de 1999: “Sé tanto, que hasta sé callarme”. “Me gusta respetar las decisiones que toma mi hija. Ella sabe que tiene a su padre para lo que quiera y necesite”, explicó a ¡HOLA! entonces. “Ella es muy fuerte e independiente. Por su manera de ser, ha tomado todas las decisiones en su vida: primero, la de casarse. Ahora, la de separarse. Quiere ser ella misma la que lo desenrede todo. Y yo la respeto. Ella, mi mujer, y mis nietos son lo que más quiero en este mundo”.

Poco antes de morir, Pedro Carrasco confesó que sufría mucho por lo mal que lo estaba pasando su hija con su divorcio

Poco antes de morir, Pedro Carrasco confesó que sufría mucho por lo mal que lo estaba pasando su hija con su divorcio. “He llorado tres veces en mi vida, dos de tristeza y una de alegría: cuando murieron mi madre y mi padre, y cuando nació mi hija. Ahora me gustaría romper a llorar, pero no puedo, y eso es muy malo… porque no me puedo desahogar”, explicó. “Tanto su madre como yo hemos hecho por nuestra hija todo lo que hemos podido para su bien en todos los sentidos”.

También habló sobre Fidel, la nueva pareja de su hija. “Si es feliz con él, como lo es, pues yo, encantado de la vida. Más feliz que yo, nadie. Lo que quiero es la felicidad de mi hija”.

Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!
Muerte Pedro Carrasco HOLA 2948©Archivo ¡HOLA!

En su última entrevista a ¡HOLA!, en diciembre de 2000, solo dos meses antes de sufrir el infarto, Pedro Carrasco volvió hablar sobre su hija Rocío y el difícil momento que estaba viviendo en aquella época. “Rocío es una persona muy joven y luchadora. Lucha por los suyos y por lo suyo. Realmente se merecer tener lo mejor. Ahora parece feliz”, dijo. “Lo bueno y lo rotundo es que obtenga la custodia de los niños. Confía en la justicia y estoy seguro de que no habrá problema en ese sentido”.