Lydia Lozano

Intervenida de urgencia

Lydia Lozano explica los dolores que tiene tras pasar por quirófano y cómo será la recuperación

La periodista ha admitido que el médico no entendía 'cómo aguantaba' al ver cómo tenía las cervicales

por hola.com

El lunes Lydia Lozano explicaba muy nerviosa que al día siguiente iba a ser operada de una lesión en las cervicales. La intervención terminó siendo más delicada de lo que se esperaba, pero por suerte todo salió bien y la periodista estaba ya ayer recuperándose en planta para poder volver a su vida normal lo antes posible. En una conexión telefónica con Sálvame, desde el hospital, la colaboradora ha contado cómo se encuentra una jornada después y ha explicado cómo ha sido el proceso. "Me imagino que cuando me vayan quitando la medicación iré notando los dolores", ha explicado, contando que estaba tan tensa antes de entrar a quirófano que le tuvieron que dar "una pastilla" para que se relajara y que por la noche estaba "reactivada" y pasándolo muy mal.

Lydia Lozano ya está en planta tras una cirugía más delicada de lo esperado

VER GALERÍA

"Me ha enseñado el antes y el después en radiografías y la verdad es que no doy crédito, el médico no entendía cómo aguantaba los dolores", ha contado la comunicadora, que ha revelado también que solo tiene un punto en la parte delantera del cuello, que es donde ha sido la incisión. "Mis cervicales estaban todas pegadas y me han metido cosas, centímetro y medio, una a una", ha explicado sobre el proceso de la operación. Sobre su recuperación, ha admitido que no va a ser fácil, pero que los médicos le han recomendado que siga con sus rutinas: "Voy a tener dolores, puedo hacer vida normal, caminar todos los días media hora"... ha desvelado, y le han pedido "que no coja nada de peso". "Me han dicho que haga vida normal", y eso para ella significa retomar su trabajo: "Yo en cuanto pueda vuelvo, ya me conozco, para estar sentada en mi casa pues prefiero estar ahí" .

- Siempre acompañada de su marido, así fue su entrada en el hospital

Postrada en la cama del hospital pero con su habitual ánimo, Lydia había estado respondiendo a los mensajes de sus compañeros explicando que había pasado una mala noche por los dolores. Sin embargo, en la conversación telefónica ha mostrado lo activa y despierta que está, admitiendo incluso que lo que más echa de menos es "una cervecita".

VER GALERÍA

Lydia Lozano se derrumba al hablar de cómo la pandemia le está afectando

La espalda ha sido siempre el punto débil de Lydia Lozano, que a los sesenta años está viviendo uno de sus mejores momentos. La periodista ha contado que sufrió un accidente de coche en su juventud que fue el comienzo de una serie de problemas que se han ido agravando con aparatosas caídas, algunas de las cuales ocurrieron en directo en Sálvame. Sin embargo, a la comunicadora madrileña no le gusta mucho estar de baja, imposibilitada o en casa sin trabajar, por lo que cuanto antes volverá a los platós. Allí, sus compañeros la echan mucho de menos, tal y como han admitido, a pesar de que la colaboradora solo va algunos días a la semana al programa que presenta Jorge Javier Vázquez.

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie