Isabel Pantoja

¿Está obligada Isabel Pantoja a entregar los bienes de Paquirri? El abogado de Francisco y Cayetano Rivera lo aclara

Joaquín Moeckel pide 'sentido común' para cerrar un conflicto que dura ya treinta años

por hola.com

Isabel Pantoja respondió el pasado jueves, en el plazo de 48 hora marcado, al requerimiento notarial de Francisco y Cayetano Rivera, como publicó ¡HOLA! en exclusiva. En su respuesta señalaba que no acepta la petición de entrega de los enseres de Paquirri ya que la petición se basa en un documento privado de 1987, que no recuerda haber firmado, y se remite a la escritura de partición, en la que no figuran esos enseres. Pero la pregunta está en el aire, ¿está obligada Isabel Pantoja a entregar los bienes de Paquirri? El abogado de Francisco Cayetano Rivera ha explicado cuál es la situación judicial en una intervención telefónica en dos programas de Telecinco.

María Patiño, que ha estado al frente del espacio Sábado Deluxe en ausencia de Jorge Javier Vázquez mostraba su extrañeza por lo ocurrido en Viva la vida por la tarde, donde ya se había abordado este asunto y manifestaba: "Francisco Rivera nos ha engañado durante años, al parecer no existe esa sentencia de que Isabel tiene que entregarle las pertenencias a Paquirri. Francisco tampoco ganó a Isabel Pantoja" y citaba al abogado de los hermanos Francisco y Cayetano Rivera, Joaquín Moeckel, para apoyar sus comentarios: "El abogado ha dicho que Isabel judicialmente no está obligada a entregar los enseres de su marido, me he sentido engañada por Fran y por Carmina.

Moeckel aclaró en el programa de tarde que Isabel actuó bien: "Isabel Pantoja lo hace bien, juega al despiste pero lo hace bien. Cuando es requerida notarialmente por nosotros, le decimos haga el favor de entregar los bienes que constan en el documento privado de fecha 27 de septiembre del 87, y entonces, un poco lógicamente despistada, dice 'yo el 27 de septiembre no he firmado ningún documento' y, efectivamente, lleva razón. No lo recuerda porque el documento no es del 27 de septiembre, es del 24 de septiembre. Aunque con ese baile de fechas, de tres días, lo cierto es que ese documento existe, como explica el abogado.

EXCLUSIVA: Francisco y Cayetano Rivera pasan a la acción contra Isabel Pantoja
Francisco Rivera, sobre la polémica generada en torno a la herencia de su padre: 'Hay mucho más'

El abogado aclaraba las cosas con un sencillo relato de los hechos: "En el año 87 se firma una escritura, el cuaderno particional y se firman unos documentos anexos, trajes de chaqueta, estoques... Son todos firmados por todas las partes. En ese documento anexo y que las partes dicen que si existe contradicción sea el documento el que prevalezca. Se hace una serie de asignación de enseres. Hay enseres para ellos y otros que son objeto de sorteo".

En esa relación de enseres se citan 24 capotes hay que sortear, pero, como indica Moeckel, Isabel Pantoja no cumplió lo indicado en ese documento de 1987 y no entregó ningún objeto. El abogado prosiguió su relato explicando que Carmina Ordóñez interpuso entonces un procedimiento judicial en Sevilla en el año 90, donde pedía sus bienes y los de sus hijos, a lo que el juzgado le respondió que podía pedir lo suyo, pero no lo de sus hijos. Más tarde en 1994, un juzgado de Alcobendas dictó una sentencia "por la que falla y condena a Pantoja a hacer entrega de una lista de enseres. En esa sentencia, dice en sus hechos probados que la señora Pantoja en su confesión judicial reconoce que los bienes no los ha entregado. Se falla a favor de Fran y Cayetano, y Pantoja recurre", relata el abogado.

¿Isabel estaría entonces obligada o no a entregar esos objetos, al no haber sentencia firme? "La señora Pantoja está obligada por el documento que ella misma firma en 1987. La sentencia de Madrid no anula el documento en ningún sentido, lo que dice es que para entablar bien el procedimiento, hace falta que vengan todos los firmantes, eso no es anular", relataba Moeckel, para continuar afirmando que "lo que obliga a Isabel Pantoja a entregar los enseres no es una sentencia judicial, es su propia voluntad a la hora de firmar el documento".

De acuerdo con todo ello, según explicó el abogado, Isabel Pantoja no está obligada judicialmente a entregar esos objetos a los hermanos Rivera: "Devolver, no, entregar", puntualiza Moeckel, para terminar aseverando "Judicialmente, no".

El abogado dejó claro a lo largo de sus dos intervenciones televisivas que hay ciertos matices de carácter técnico procesal que no tienen por qué ser entendidos por quienes no son expertos en leyes, como ocurre con sus dos representados: "Los defiendo a los dos, no es que hagan una dejación de funciones, lo que no entienden es ¿voy a demandar aquí a mi tío, a Ramón Calderón a mi abuelo…? Pero si lo que pido son los dos trajes y camisas que tiene la señora Pantoja… y nadie les explica que es necesario…".

Como el juicio de Salomón

Moeckel llegó a equiparar la situación al juicio del juez Salomón. "Eso hicieron los niños Ordóñez, si para recuperar los trajes y estoques tengo que demandar a mi abuelo y mis tíos, quédeselo. Me planteo lo siguiente: creo en la buena fe de las personas y quiero una salida al conflicto. Señora Pantoja no quiero que quede como la mala de España, no. Vamos a firmar un documento en el que se diga que como ha habido muchos pleitos parece que la cosa no estaba clara… por lo tanto queda salvada, no quedaba claro una orden de entrega… ahora que nos hemos sentado y existen dos lotes de bienes, unos adjudicados y otros que son objeto de sorteo, nunca he amenazado a nadie, por favor pongamos sentido común".

Tras una intervención de la presentadora sobre cómo había terminado ese famoso juicio, el abogado aclaró que "la historia termina con que le entrega el rey Salomón el hijo a la madre buena". Para añadir finalmente que "sería un gesto social muy bonito" que se acabase con este conflicto que dura ya treinta años. 

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie