Ashton Kutcher y Mila Kunis

Cuando desheredar a tus hijos se convierte en la mejor opción para los más poderosos

A esta nueva corriente educativa se han unido celebridades como Mila Kinus y Ashon Kutcher, Bill Gates, Elton John, Jackie Chan, Sting o Mark Zuckerberg, que han decidido que su riqueza sea donada a obras benéficas

por Paloma Anaya

Existe una corriente educativa entre poderosos magnates y estrellas del mundo del espectáculo muy al hilo de un conocido refrán popular “pan para hoy, hambre para mañana”. Son muchas las personalidades que apuestan por la idea de desheredar a sus hijos con intención de que crezcan en la cultura del esfuerzo y aprendan el valor del dinero.  Aunque a priori pueda parecer un hecho cruél o desalmado, a la larga aseguran que es un método que funciona. Uno de los ejemplos es Paris Hilton. Su abuelo Conrad Hilton, presidente de la Hilton Hotels Corporation, cansado de los escándalos de su nieta, decidió que todo lo que obtuviera Paris fuera por meritos propios. Los aproximadamente 40 millones de euros que le correspondían en herencia pasaron a engrosar las arcas de una fundación, y aunque en un principio se dudó de las capacidades de la nieta del magnate, bien es cierto que Paris ha sabido crearse su propio imperio basado en su marca personal.

VER GALERÍA

Al igual que Conrad Hilton, son muchos los que consideran que su mejor herencia es la brillante educación que le han impartido a sus hijos y es por ello que han decidido que su riqueza sea repartida entre los más necesitados. Cuando el conocido inversor y empresario Warren Buffett prometió donar a la Fundación Bill y Melinda Gates 99 por ciento de su fortuna argumentó en una carta que lo hacía porque quería darles a sus hijos “lo suficiente para que sientan que pueden hacer cualquier cosa, pero no tanto como para que no quieran hacer nada”. El empresario dijo que el 80% de su millonaria fortuna, más de 56.000 millones de euros, será destinada a organizaciones caritativas. Buffett creó un fondo para cada uno de sus descendientes, con 2 millones de euros controlados por un albacea, quien solo puede liberar dinero para educación, cuidado de la salud o el inicio de un negocio.

VER GALERÍA

El club de los multimillonarios altruistas

Como él, varios multimillonarios tomaron la decisión de no dejarles la fortuna que labraron con todo su esfuerzo, sino donarlo a causas benéficas, entre ellos Bill Gates. “Mis hijos han tenido una educación magnífica y también dinero, así que no hay motivos por los que tengan que ser pobres, todos tienen las herramientas para salir adelante. No les haces ningún favor heredando grandes cantidades de riqueza. Mi fortuna está dedicada a ayudar a los más pobres”, dijo Gates. “Dejarles todo mi dinero a mis hijos sería una irresponsabilidad”, recalcó. En 2010 Bill Gates y Warren Buffet crearon la organización The Giving Pledge, que anima a los billonarios a donar a fines benéficos la mitad (o más) de todos sus bienes. Entre los que ya se han comprometido a ceder en vida su fortuna se encuentran el cineasta George Lucas, el fundador de EBay, Pierre Omidyar, Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, o el magnate de la comunicación Ted Turner.

Elton John tampoco dejará su patrimonio, valorado en más de 250 millones de euros, a sus dos hijos,  Zachary, de siete años, y Elijah, de cinco, nacidos gracias a un vientre de alquiler. “Estos dos niños tienen una vida increíble, no son unos chicos normales y no pretendo que lo sean. Pero en la vida está bien tener algo de normalidad, tener respeto al dinero y respeto al trabajo. Si quieren más de lo que les ofrezco tendrán que salir y ganárselo ellos mismos. Si quieren un Picasso, tendrán que trabajar para tenerlo. Eso es darles una lección de vida”, señaló el músico en una entrevista a The Mirror, que desea donar gran parte de sus bienes a obras benéficas.

VER GALERÍA

La pareja de actores Ashton Kutcher Mila Kunis también han ganado mucho dinero, pero desean inculcar a sus hijos el esfuerzo que les ha costado llegar hasta su posición. Según reveló Kutcher a Dax Shepard en una entrevista para Armchair Expert, no van a dejar nada de dinero a sus hijos. La pareja no está dispuesta a dejar que Wyatt, de tres años, y Dimitri, de un año, se comporten como niños consentidos y no den valor al esfuerzo que hay detrás del imperio que sus padres han levantado. Por ello el actor Kutcher ha afirmado que cuando mueran donará todo su dinero a causas benéficas.

Algo similar le ocurre a Jackie Chan. El ídolo de las artes marciales ha decidido destinar la totalidad de sus bienes a organizaciones benéficas y no donárselo a su hijo Jaycee. "Si tiene talento, ganará su propio dinero. Si no, entonces estaría desperdiciando mi dinero", ha declarado el autor en numerosas ocasiones. Por ello ha pensado dejar su fortuna valorada en más de 100 millones de euros a organizaciones altruistas.

Célebre también es el caso de Philip Seymour Hoffman. El oscarizado actor murió en 2014 a los 46 años y no dejó ni un céntimo a sus tres hijos, Cooper, Tallulah y Willa. Según los documentos presentados en la Corte, el actor dejó por escrito que no quería que los niños se convirtieran en “unos malcriados". Su fortuna de 26 millones de euros la heredó Marianne O’Donnell, la que fue su pareja durante 14 años y con la que tuvo a toda su descendencia. 

VER GALERÍA

El compositor de musicales tan populares como El Fantasma de la Ópera o Cats Andrew Lloyd Weber tiene una fortuna estimada en unos 800 millones de euros y es de los que piensan que la ética está reñida con el dinero fácil. Ninguno de sus cinco hijos herederá su fortuna porque, en sus propias palabras, "si los jóvenes se encuentran casi por casualidad con grandes sumas, nada les incentivará a la hora de trabajar". Por eso ha decidido darles lo bastante para que puedan empezar una buena vida, pero ninguno será el propietario de su empresa. Su fortuna la destinará al teatro y a ayudar a formar a músicos con talento.

    Gene Simmons siempre lo tuvo muy claro. "Por lo que a mí respecta, tendrán que madrugar cada mañana, ir a trabajar y hacer su propio dinero. No vivirán del mío", aseguraba el bajista de Kiss. Algo que tampoco sucederá con el patrimonio de Simon Cowell, que nunca ha creído en la costumbre de heredar dinero de una generación a otra. “Tu legado tiene que ser dar a la gente muchas oportunidades. Si les das tu tiempo y les enseñas, será una gran herencia”, ha dicho el actor, que aseguró que dejará su dinero a organizaciones que trabajen con niños y animales.

    VER GALERÍA

    Por último, el cocinero Gordon Ramsay ha manifestado su manera de pensar en cuanto a lo que hará o no hará con sus 128 millones de euros. “Definitivamente no les dejaré mi fortuna, y no lo hago por cruel. Es para no malcrialos”, dijo Ramsay al diario The Telegraph. “Lo único que acordé con Tana -su esposa- es apoyarlos con un depósito del 25% del coste de su casa, pero no pagar por ella completamente”.

    En definitiva, vivir de las rentas será cada vez más difícil, especialmente para los hijos de los millonarios. Todos ellos han mostrado su posición en cuanto a su testamento, y muchos más los harán, ya que la mayoría de los que han levantado grandes imperios piensan que el legado más importante que pueden dejarle a sus descendientes es la mejor educación y la capacidad para generar su propia fortuna.

    Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

    Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie