juan-pablo1-instagram

Juan Pablo Lauro ya hace sus pinitos como piloto con un atrevido compañero de vuelo

El marido de Irene Villa obtuvo hace unos meses el título y desde entonces ha estado practicando con la ayuda de un instructor, aunque ahora vuela en solitario

por Lara Fernández

Era uno de los sueños de su vida y ahora ya se ha convertido en realidad, no es de extrañar teniendo en cuenta que tanto Juan Pablo Lauro como su mujer, Irene Villa, suelen conseguir cada una de las metas que se proponen. No en vano su mantra es 'Saber que se puede'. En esta ocasión ha sido el argentino el que desprende felicidad por los cuatro costados después de haber obtenido el título de piloto. El pasado mes de mayo superaba por fin las dos últimas asignaturas que le quedaban y dos meses después ya estaba listo para volar.

VER GALERÍA

Tras pilotar en solitario por primera vez en septiembre, ha sido ahora cuando Juan Pablo Lauro ha podido llevar consigo a un pasajero. La valiente acompañante que se ha atrevido a romper el hielo y subirse al avión, por primera vez, con el argentino a los mandos no ha sido su mujer, Irene Villa, sino su suegra, María Jesús González, una mujer más osada y atrevida, si cabe, que su hija, a juzgar por los comentarios del matrimonio tras el vuelo. "Feliz de poder compartir vuelos! Primera pasajera que llevo! Suegra/mama que disfrute!! #inolvidable", ha anunciado el flamante piloto al tiempo que ha hecho público un vídeo en el que suegra y yerno se dejan ver de lo más sonriente sobrevolando la ciudad de Madrid.

Juan Pablo Lauro se ha mostrado muy feliz e ilusionado con esta nueva faceta que ha iniciado en los últimos tiempos, tal y como ha podido confirmar Hola.com. Por su parte, Irene Villa no ha podido evitar manifestar que pasó un poco de miedo durante esta particular e inolvidable experiencia que han vivido su madre y su marido. "Confieso que hasta que aterrizaron no descansé! Eligió como primera pasajera a mi madre! Y ella feliz... que se le hizo muy corto dice. La mujer más valiente del mundo. Sé que Juan Pablo es un gran piloto y más le vale serlo! Porque se llevará también a volar a mis hijos en breve. Fuera miedos! Plena confianza. Y #saberquesepuede", ha expresado orgullosa.

Para cumplir su sueño y poder realizar una de sus pasiones, Juan Pablo Lauro ha confiado en la escuela de pilotos y club de vuelo Fly and Fun, que ofrece desde cursos de piloto privado, hasta revalidaciones o simulaciones. Durante todo este tiempo, ha contado con un instructor, Julio, con el que ha volado por lugares como Ávila, Castellón, Segovia o Aranjuez.

A partir de ahora comienza una nueva etapa, y es que el marido de Irene Villa podrá ponerse a los mandos con acompañantes, igual que ha hecho su suegra. Su mujer y sus hijos esperan impacientes ese primer vuelo familiar que a buen seguro será una experiencia inolvidable y aprovecharán al máximo, tal y como hacen en todos los momentos de su vida, a pesar de los baches que se encuentran en el camino, como el embarazo ectópico que obligó a la periodista y escritora a pasar por el quirófano para que le fueran extirpadas las trompas de Falopio. "Todo pasa por algo, siempre pienso eso", manifestó entonces Irene Villa tratando de poner al mal tiempo buena cara.

Irene Villa ya está en casa tras su duro paso por el hospital

Para conocer lo más relevante de hola.com y no perderte artículos como este, suscríbete a nuestra newsletter aquí.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie