India: tigres de Bengala en la selva de Mowgli

El escritor Rudyard Kipling se inspiró en las selvas de Madhya Pradesh para escribir las historias de ‘El libro de la selva’. Todavía hoy, en los parques nacionales de este mismo estado indio, conviven todas las especies protagonistas de su colección de cuentos, desde los osos hasta los elefantes. Y, además, son el mejor lugar del mundo para avistar tigres

HOVIAJES India
Mariano López

Te quedan x días gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Te quedan pocas horas gratis. Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Estás en tu periodo de prueba gratuita. Sigue disfrutando de ¡HOLA!+.

HOLA.com, tu revista en internet

Tu período de prueba gratuita en ¡HOLA!+ se ha activado con éxito

Disfruta de todo el contenido totalmente gratis durante 7 días.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Ya tienes una suscripción activa.

Recuerda navegar con tu sesión iniciada.

Los habitantes de los pueblos vecinos al Parque Nacional de Bandhavgarh hablan un dialecto local, variante del hindi, en el que la palabra para referirse al oso es bahlu y la que nombra al tigre es sher. En sus 500 kilómetros cuadrados de extensión, este antiguo coto de caza de los maharajás aún acoge representantes de casi todas las especies que figuran en el relato de Kipling. Parte de su territorio está formado por grandes paredes rocosas calizas que acumulan la lluvia en invierno y la vierten en primavera. En sus riscos hay lobos, perros salvajes y osos bezudos. En las llanuras, cubiertas por hierba alta y húmeda, habitan los ciervos manchados, los chitales y el mayor de los antílopes indios: el sambar. En la selva, en las tupidas formaciones boscosas creadas por el árbol de sal, el bambú, el arjún y el tendu, viven los monos langures, las serpientes pitón y su majestad el tigre. No hay panteras negras, pero sí leopardos y también elefantes, aunque ya no son salvajes, están domesticados.

HOVIAJES India©Leonardo Worldwide Corporation
Mesas dispuestas entre los árboles para la cena de los huéspedes del exquisito lodge Mahua Kothi.

También en Bandhavgarh es posible ver ruinas misteriosas como las del relato de Kipling, entre ellas las de una fortaleza que puede tener más de 2000 años, cargada de mitos y leyendas. La tradición sostiene que fue el dios hindú Rama, héroe del Ramayana (una de las epopeyas del hinduismo), quien regaló esta tierra a su hermano a su regreso de la isla de Ceilán (actual Sri Lanka). El nombre de Bandhavgarh se debe a este suceso: banda significa hermano y garh, fuerte.

El parque de Bandhavgarh posee la mayor densidad de tigres por kilómetro cuadrado de la India y es, por tanto, el que ofrece mayores probabilidades de avistarlos. Con todo, no es fácil. El safari fotográfico no guarda relación con el de las sabanas de África, pues aquí no hay llanuras despejadas. Son las voces de alarma de los monos y los antílopes las que detectan la presencia del rey de esta selva, cuyo movimiento solo se puede seguir vigilando la dirección en la que se mueven los pájaros. Los vehículos todoterreno se mueven por pistas de tierra para tratar de avistar al tigre en el momento preciso en que el animal abandona la espesura, cruza la carretera o se detiene en un paraje en el que se le puede contemplar sin el tupido velo de la vegetación.

HOVIAJES India©Alamy
Un tigre de Bengala camina por la espesura del Parque Nacional de Bandhavgarh.

Se estima que en este espacio viven 60 tigres de Bengala. En el conjunto de los parques nacionales de Madhya Pradesh –Bandhavgarh, Pench, Panna y Kanha– el número de ejemplares asciende a unos 400, la quinta parte de todos los de la India. Durante la estancia, lo más frecuente es visitar más de un parque y permanecer uno o dos días en cada uno. La experiencia de buscar tigres por la selva, entre monos, aves exóticas, antílopes bellísimos y el encuentro ocasional con un oso, un leopardo o una serpiente pitón, ya justifica el viaje. Luego, si la suerte acompaña, aparecerá ante los ojos uno de los animales más bellos del planeta. Porque, en Bandhavgarh, tigres hay siempre. Un cartel a la entrada y a la salida del parque avisa: “es posible que tú no veas al tigre, pero él te verá a ti seguro”.

HOVIAJES India©Alamy/Getty Images
A la izquierda, entre la vegetación del parque nacional se descubre, cubierta de musgo, la estatua del dios hinduista Visnú. A la derecha, un grupo de chitales se percata de la presencia de los depredadores cuando los langures desde los árboles dan la voz de alarma.

No dejes de...

Visitar los templos de Khajuraho. En el mismo estado donde se encuentran las selvas del tigre está el recinto amurallado de Khajuraho, que aloja el mayor conjunto de templos hindúes de la India, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Solo quedan en buen estado de conservación un total de 22 de los 80 originales, levantados hace más de mil años con granito y una piedra arenisca que permitió a los escultores dotar a sus figuras de innumerables detalles. Son famosos los relieves con motivos eróticos, un posible homenaje al matrimonio entre el dios Shiva y su esposa, la diosa Parvati.

HOVIAJES India©AWL Images
Los templos de Khajuraho.

Guía práctica

Guía práctica

HOVIAJES India©Leonardo Worldwide Corporation
Cuándo ir

La mejor época para la visita va de marzo a junio. El calor comienza a notarse en los meses de marzo y abril, reduce los niveles de agua y obliga a los tigres a reunirse en torno a las charcas, lo que facilita su avistamiento. Más aún en mayo y en junio, cuando las temperaturas se disparan antes de que lleguen los monzones. El parque cierra en la temporada de lluvias, desde el 15 de junio al 30 de octubre. En diciembre y enero, los termómetros suelen marcar menos de 10 ºC a primera y última hora del día, por lo que se aconseja llevar ropa de abrigo.

Antes de fijar la fecha del viaje, conviene informarse acerca del calendario hindú para evitar las concentraciones que se producen en algunas fiestas destacadas, como el festival Holi, a mediados de marzo.

Cómo llegar

Air India Airlines es la única compañía que ofrece vuelos directos a Nueva Delhi desde España. Para llegar desde la capital india a Bandhavgarh, la opción más directa es volar, primero con Air Deccan a Jabalpur, y luego por carretera –4 o 5 horas– hasta el pueblo de Tala, donde se encuentran la mayor parte de los hoteles.

Otra opción es utilizar el aeropuerto de Khajuraho y aprovechar para ver los famosos templos y luego unas seis horas a Tala por carretera. También se puede llegar a Bandhavgarh utilizando la amplia red de ferrocarriles de la India. La estación más cercana es Umaria, a 45 minutos de camino de Tala.

SOCIEDAD GEOGRÁFICA DE LAS INDIAS (lasociedadgeografica.com), especialista en el destino, organiza viajes a medida de ocho días con vuelos, entradas a varios parques nacionales y alojamiento en lodges de lujo, desde 4500 €.

Cómo moverse

Los operadores de safari en el parque cuentan con vehículos todoterreno descubiertos para cinco pasajeros, a los que acompañan en la visita el chófer y un guía, que informa sobre la fauna salvaje y los ecosistemas del espacio protegido. También es el responsable de detectar al tigre y seguir sus movimientos para conseguir avistarlo. El horario de safari es de 6 a 10:30 y de 14:30 a 17. A primera hora de la mañana y a última de la tarde conviene ir abrigado por las bajas temperaturas.

Dónde dormir

La mayoría de los hoteles recomendados para la visita al parque se encuentran en la localidad de Tala. El mejor alojamiento de la zona es el lodge MAHUA KOTHI (tajhotels.com), que cuenta con sus propios vehículos para los safaris y cabañas de lujo, restaurante y tratamientos de ayurveda.

También recomendable, el singular TREE HOUSE HIDEAWAY (treehousehideaway.com), que dispone de cinco cabañas construidas entre los árboles y un área central donde se encuentran el restaurante y otros servicios.

Más económicos, KING’S LODGE (kingslodge.in), a diez minutos de la entrada al parque, y TIGER’S DEN RESORT (tigerdenbandhavgarh.com), bien situado.

Dónde comer

Las mejores opciones para el almuerzo y la cena se encuentran en los hoteles. El plato más típico de Madhya Pradesh se llama poha y es un preparado de arroz con especias que admite diversas presentaciones. También es muy habitual el jalebi, una especie de lazo salado que puede tomarse frío o caliente. Y tampoco puede faltar el licor de mahua, una bebida destilada tras la fermentación de las flores del árbol del mismo nombre.

Más información

TURISMO DE MADHYA PRADESH, mptourism.com

PARQUE NACIONAL DE BANDHAVGARH, bandhavgarhnationalparksafari.in


Más sobre