Un recorrido fotográfico por 10 de las bahías más bellas del mundo

Bodrum, en Turquía; Halong, en Vietnam; y también están las francesas de Saint Michel y Quiberon, Kerala, en la India…, y, por supuesto, dos de casa: Santander y Roses. Todas ellas forman parte de un club con el aval de la Unesco que agrupa a las bahías más espectaculares de los cuatro grandes continentes y tienen en común notables y atractivos espacios de interés, una identidad conocida y apreciada a nivel nacional, una fauna y flora de interés y otros muchos potenciales y encantos. Hemos hecho una selección con algunas de las que más nos gustan y te las presentamos en imágenes.

by hola.com
* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página

SAINT-MICHEL (FRANCIA)
Dos veces al día el Mont Saint-Michel se convierte en isla por obra y gracia de las mareas; las más fuertes de Europa. Un singular risco que guarda un pueblo fortificado y la fabulosa abadía gótica que corona sus alturas. El paseo por sus murallas, torres y bastiones regala las mejores perspectivas de la bahía en la que se ubica, en pleno océano Atlántico.

 

HALONG (VIETNAM)
Sin duda, el paisaje más hermoso del país es la bahía de Halong. Más de tres mil islotes surgen del mar y crean un mundo inimaginable de roca y agua. Halong significa ‘dragón ardiente’ y una leyenda afirma que este paisaje fue creado por la cola de un dragón en su camino desde la montaña hasta el mar. Al amanecer siempre hay jirones de niebla entre las rocas, y entonces se tiene la impresión de estar delante de un cuadro. Después se continúa la navegación entre la bruma y el silencio por este paisaje de misterio en busca del dragón mitológico.

 

SAMANÁ (REPÚBLICA DOMINICANA)
Ya nadie que se acerque a la bahía de Samaná llega buscando los tesoros que piratas y marineros dejaron atrapados en sus barcos hundidos en el fondo del mar, y no es que no se conserven aún bajo las aguas, ahora lo que se viene a buscar aquí es el rastro de las ballenas jorobadas que llegan a este rincón caribeño para cumplir con el ritual del cortejo y el apareamiento; y eso, claro, es digno de ver.

 

KERALA (INDIA)
Contemplar la orilla verde esmeralda y rebosante de pájaros de las interminables lagunas de agua de Kerala, llamadas backwaters, unidas entre sí por canales artificiales a bordo de una barcaza tradicional es toda una experiencia. Con todas las comodidades y lujos de hoy, estos barcos de madera y fibra de coco que parecen armadillos gigantes permiten admirar desde estas vías de agua la arquitectura singular de los templos hindúes, atracar en una aldea para visitar antiguas iglesias portuguesas, maravillarse ante la algarabía de un mercado acuático o darse un chapuzón al atardecer.

 

BOKA KOTORSKA (MONTENEGRO)
Las 'bocas' de esta bahía, como le dicen sus habitantes, impresionan por su altura y belleza y guardan celosamente la silueta de una ciudad medieval nostálgica y recóndita que antaño formaba parte de la bella rilogía de la costa dálmata, junto con Splitz y Dubrovnik. Las playas vecinas la convierten en un destino ideal en el Mediterráneo.

 

SANTANDER (ESPAÑA)
En Santander hay un paseo que nadie debería perderse, y es el que lleva desde el embarcadero situado frente al paseo de Pereda hasta Pedreña, Somo y El Puntal para comer allí, al otro lado de la bahía. El traslado se realiza a bordo de un servicio regular de barquitas que realizan diferentes excursiones marítimas por este entorno, como la que lleva también a Cabo Mayor o a la isla de Mouro.

 

QUIBERON (FRANCIA)
Delimitada por la península de Quiberon, los bajíos de Beniguet y las islas de Houat y Hoëdic, la bahía de Quiberon, en la Bretaña francesa, es uno de los principales lugares de celebración de regatas en Francia.En esta bahía que mira hacia el océano Atlántico se reúnen hasta cuarenta islas salpicadas por sus aguas azules / Foto: Le Gal Yannick.

 

ROSES (ESPAÑA)
Tres parques naturales a sus orillas, las ruinas de Empúries, más de 45 kilómetros de playas, los deportes náuticos… con estos ingredientes es fácil entender por qué la bahía de Roses, en Girona, ha sido incluida en el club de las Bahías más Bellas del Mundo.

 

PEMBA (MOZAMBIQUE)
Pemba y la bahía a la que da nombre forma parte del archipiélago de las Quirimbas. En total son 36 islas en el extremo norte de Mozambique, la mayoría de ellas desplobladas, cubiertas de manglares y bañadas por un mar de color turquesa que guarda bajo sus aguas un intacto mundo subacuático.

 

BODRUM (TURQUÍA)
El castillo de San Pedro, construido por los caballeros de la Orden de Malta en el siglo XV con piedra del Mausoleo de Halicarnaso, la que fue una de las siete maravillas del mundo en la antigüedad, se asoma a la bahía de Bodrum. Aquí donde confluyen el mar Egeo y el Mediterráneo se reúnen los amantes de los deportes naúticos, además de ser una excelente base de operaciones para recorrer a toda vela las deliciosas caletas e islotes del litoral turco.

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie