Recrearon el momento de su compromiso, en 2001

San Valentín en palacio: la reina Máxima vuelve a decir ‘sí, quiero’, veinte años después

El Rey Guillermo de los Países Bajos volvió a arrodillarse ante su mujer en el mismo lago congelado del palacio Huis Ten Bosch, en La Haya

Guillermo y Máxima de Holanda

El rey Guillermo Alejandro  ha vuelto a arrodillarse ante  Máxima : “Veinte años después, mismo lugar”, escribieron los soberanos de los Países Bajos. Y la Reina, por supuesto, volvió a decir ‘sí’, como aquel día (19 de febrero de 2001), cuando el entonces príncipe le presentó sus ‘ofrendas de aspirante’ —un anillo y unas rosas— con una frase muy ensayada: “Lo pido por primera vez en mi vida y por última vez en mi vida. ¿Te quieres casar conmigo?”.

Guillermo había escondido todo (incluido el champán) detrás de un seto y, después de patinar junto a Máxima sobre el helado lago del palacio de Huis ten Bosch, llegó el gran momento.

El rey Guillermo Alejandro  ha vuelto a arrodillarse ante  Máxima : “Veinte años después, mismo lugar”, escribieron los soberanos de los Países Bajos. Y la Reina, por supuesto, volvió a decir ‘sí’, como aquel día (19 de febrero de 2001), cuando el entonces príncipe le presentó sus ‘ofrendas de aspirante’ —un anillo y unas rosas— con una frase muy ensayada: “Lo pido por primera vez en mi vida y por última vez en mi vida. ¿Te quieres casar conmigo?”.

Guillermo y Máxima de Holanda©@koninklijkhuis
Guillermo, arrodillado y cogiendo la mano de la Reina, mientras se miran sonrientes. Los dos, sobre patines y vestidos con plumíferos, vaqueros, guantes y gorros de lana.

Guillermo había escondido todo (incluido el champán) detrás de un seto y, después de patinar junto a Máxima sobre el helado lago del palacio de Huis ten Bosch, llegó el gran momento.

Hacía mucho frío y la ahora Reina sugirió un chocolate… Aunque antes llegó la sorpresa:  un anillo de platino con un diamante naranja —el color del Reino y de fantasía— en forma de óvalo abrazado en doble banda por 16 brillantes.

Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta Portada ¡HOLA! Boda©Hola
La portada que ¡HOLA! dedicó a su boda, celebrada el 2 de febrero de 2002, en Ámsterdam.

Un mes más tarde, la Reina Beatriz y el príncipe Claus anunciaron el compromiso. Se habían conocido en la Feria de Sevilla, en 1999; enamorado en Manhattan, y su boda se celebró el 2 de febrero de 2002, en Ámsterdam.

Palacio Huis ten Bosch©Redes sociales
Los soberanos de los Países Bajos recrearon su compromiso, en el lago congelado del palacio Huis Ten Bosch, donde se comprometieron hace veinte años.

Dos décadas después del compromiso y, posiblemente,  con sus tres hijas , Amalia, Alexia y Ariadne, de testigos, Guillermo de Orange-Nassau y Máxima Zorreguieta han revivido su historia ‘capturando’ la recreación de aquel momento con una fotografía muy romántica y, por supuesto, sobre patines: el Rey arrodillado y cogiendo la mano de la Reina, mientras se miran a los ojos sin poder contener la risa, vestidos con plumíferos, vaqueros, guantes y gorros de lana.