Ingrid Alexandra de Noruega se convierte en fotógrafa por vacaciones

por hola.com

Los niños construyen castillos de arena en las playas del mundo entero y los niños reales juegan a ser paparazzi por vacaciones. Este verano los hijos de la infanta Elena, Felipe y Victoria Federica de Marichalar, han sido los primeros en convertirse en fotógrafos cuasi profesionales, equipados con un gran teleobjetivo, para seguir lo más de cerca posible el desempeño del Rey sobre el velero Aifos durante la 34ª Copa del Rey de Vela. Pero no han sido los únicos.

Ahora también la princesa Ingrid Alexandra, heredera de los Herederos de Noruega –los príncipes Haakon y Mette-Mairt-, hace sus pinitos con la cámara y capta los momentos más significativos del posado estival de la Familia Real noruega junto a su prima Maud Angelica Behn, hija mayor de la princesa Marta Luisa y Ari Behn. Ambas niñas, habituales objetivos de los reporteros gráficos, han demostrado que tienen la lección muy bien aprendida corriendo alrededor y enarbolando sus modernos dispositivos fotográficos de color rosa y azul pastel.

VER GALERÍA

Las niñas se estrenaron como paparazzi a lo grande, en la idónea sesión fotográfica de verano, y por tanto había mucho que fotografiar. No hacía exactamente un tiempo veraniego a la llegada de la Familia Real noruega a la Fortaleza de Vardøhus, destino de sus vacaciones de verano, que se encuentra al noreste del país y cerca de la frontera rusa.

Los reyes Harald y Sonia, los príncipes Haakon y Mette-Marit y sus hijos, la princesa Ingrid Alexandra y el príncipe Sverre Magnus, y la princesa Marta Luisa, su marido, Ari Behn, y las tres hijas de la pareja, Maud Angelica, Leah Isadora y Emma Tallulah Behn, fueron recibidos en su lugar por un cielo muy cubierto y por las bajas temperaturas que arrecian en el lugar -por lo que llevaban prendas de abrigo-, si bien no decayeron los ánimos.



VER GALERÍA


Así, fuimos testigos, como tantas otras veces, de la buena relación entre las cuñadas, que charlaron amigablemente durante el posado; de la complicidad de los príncipes Haakon y Mette-Marit; de los cuidados maternales de la princesa Marta Luisa, que llevó a caballito a su hija pequeña a sus espaldas; de las continuas miradas de la princesa Mette-Marit a sus pequeños, a los que nunca perdía de vista... De la unión familiar, que ha reinado durante todo el encuentro y especialmente en la fotografía de grupo de la Familia Real noruega en pleno en Vardøhus, la fortaleza más septentrional del mundo, que data del siglo XIV y fue construida bajo las órdenes del rey Haakon de Noruega desde 1299 hasta 1319. El mejor comienzo para un verano de foto.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie