carlota

En exclusiva, las primeras imágenes de Carlota Casiraghi tras su boda con Dimitri Rassam

La hija de Carolina de Mónaco posa con semblante relajado tan solo una semana después de su enlace

por hola.com

Después de hacernos soñar en un maratoniano fin de semana de celebraciones tras su boda con Dimitri Rassam, por fin vemos de nuevo a Carlota Casiraghi. Una semana más tarde y con el rostro completamente relajado tras haber vivido su particular cuento de hadas, al que aún le falta la guinda en forma de viaje de novios, nos regala estas bellas instantáneas. La pareja ha pospuesto la luna de miel, de la que se desconoce el destino, ya que la hija de Carolina de Mónaco quería asistir al foro Encuentros Filosóficos que desde hace cuatro años organiza y preside en el Principado.

En las nuevas imágenes que te mostramos en exclusiva, Carlota posa ante una balaustrada con unas primaverales flores a su lado. La ya esposa de Dimitri Rassam, con quien tiene un hijo, Balthazar, de siete meses, muestra un semblante muy relajado y feliz con el pelo suelto y un look informal en tonos claros compuesto de un pantalón ancho de tela gris, camiseta blanca y una elegante chaqueta beis. Con un maquillaje muy natural, el rostro de la monegasca refleja el dulce momento que está viviendo. 

Se trata del primer posado de Carlota Casiraghi, de 33 años, tras contraer matrimonio con Dimitri Rassam, de 37, hace tan solo una semana con una ceremonia civil que tuvo lugar en el Palacio Grimaldi, el mismo lugar donde celebraron su boda sus hermanos Pierre y Andrea Casiraghi con Beatrice Borromeo y Tatiana Santo Domingo respectivamente. Tras dar el 'sí quiero' la pareja ofreció a los cerca de 400 invitados un almuerzo informal en los jardines en los que pudieron disfrutar de deliciosos manjares en forma de pizza y helado. Por la noche la fiesta se trasladó al Palacio de la Vigie, que había sido propiedad de Karl Lagerfeld, donde continuaron dando rienda suelta al ritmo. Finalmente, las celebraciones culminaron con un brunch en el Yacht Club de Mónaco, perfecto para reponer fuerzas. 

Durante el fin de semana de su boda, las fotos oficiales de la pareja se esperaban como agua de mayo y finalmente ofrecieron dos instantáneas en las que se podía apreciar no solo la felicidad de los recién casados, sino también los esperados looks de la novia. En la primera imagen, la pareja aparecía paseando ante el Palacio Grimaldi y Carlota lucía un vestido corto, firmado por Yves Saint Laurent, en tono gris piedra, con lazadas en la parte delantera, y el pelo suelto y peinado hacia atrás. En la siguiente, ya con el atuendo que escogió para la fiesta nocturna, los novios se miraban con mucho amor en un balcón con el mar al fondo y Carlota deslumbraba con un diseño de Chanel palabra de honor, de cuerpo entallado y falda voluminosa confeccionado en un tejido de acabado satinado.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie