La expareja y mano derecha de Jeffrey Epstein se enfrenta a 60 años de cárcel

Los cargos militares del príncipe Andrés puestos en cuestión tras conocerse la condena de Ghislaine Maxwell

Desde que el duque de York se retiró de sus deberes oficiales hace dos años, tras conocerse su relación con Jeffrey Epstein, no ha participado en ningún acto castrense

Por Beatriz Castrillo

El príncipe  Andrés ha vuelto a la primera línea mediática tras la sentencia que declara culpable a Ghislaine Maxwell, expareja y mano derecha de Jeffrey Epstein, de varios delitos sexuales por un juzgado de Nueva York y por la que podría enfrentarse a una condena de 60 años de cárcel. Tan solo unos días después del dictamen judicial de la hija del magnate de los medios de comunicación son muchas las voces que aseguran que el duque de York podría verse obligado a renunciar de sus cargos militares, mientras siguen los procedimientos judiciales del Caso Epstein. Desde que el hijo de Isabel II se retiró de la vida pública hace ahora dos años, a raíz de que saliera a la luz su relación con el millonario estadounidense, no ha participado en ningún acto militar. La decisión final sobre sus títulos castrenses recae en última estancia en la Reina, pero se espera que renuncie antes de tener que ser despedido por su madre. Además, el exsargento Julian Perreira, de la Guardia de Granaderos, que sirvió en Afganistán,  asegura que se sienten “incómodos al tener que brindar por la salud del Príncipe en las cenas del regimiento”. 

VER GALERÍA

Este oficial veterano, asegura en declaraciones recogidas por el Daily Mail que “al seguir siendo coronel de la Guardia de Granaderos y otros títulos militares, el príncipe Andrés supondrá una mancha en la orgullosa historia del regimiento y devaluará el arduo trabajo de generaciones pasadas y futuras de Granaderos. Debe dimitir de inmediato”. El Duque, de 61 años, heredó su papel en este destacamento de su padre, el duque de Edimburgo, en 2017. El duque de York sirvió en las Malvinas en 1982 y posee un total de nueve títulos militares que solo puede retirar la Reina. “Si ella considera que sería correcto que Andrés renunciara a sus títulos militares lo hará poniendo su sentido del deber con las Fuerzas Armadas por encima de cualquier consideración familiar o personal”, según el coronel retirado Richard Kemp. 

- El príncipe Andrés, nombrado por primera en el juicio del caso Epstein

- El nuevo paso del príncipe Andrés en su batalla legal por el caso Epstein

Este es el último golpe al que se enfrenta Andrés de Inglaterra que ha negado reiteradamente las afirmaciones de Virgina Giuffre, Roberts de soltera, en las que asegura que fue obligada a mantener relaciones sexuales con él en tres ocasiones cuando ella era menor de edad y pertenecía a la red de Epstein. Se espera que la demanda civil de Giuffre contra el Duque llegue a su punto álgido este martes cuando un tribunal de Nueva York tenga acceso al acuerdo de confidencialidad que firmaron en 2009 Epstein y la presunta víctima. La estrategia del equipo legal del Príncipe para parar esta querella había sido alegar que Virginia ya no vive en Estados Unidos, país en el que se está juzgando el caso, sino en Australia, algo que el juez no ha considerado suficiente como para archivar la causa. 

VER GALERÍA

Virgina Giuffre  ha alegado que en el pasado tuvo relaciones sexuales con el príncipe Andrés en Londres y Nueva York cuando ella tenía 17 años y nuevamente a los 18 en una isla privada del Caribe, propiedad de Epstein. El hermano del príncipe de Gales ha negado siempre todas las acusaciones. Si el príncipe Andrés perdiera el caso, además de sus títulos militares también estaría en juego su Ducado, aunque parece difícil que la Reina se lo retirara ya que la dignidad de duque de York fue la que ostentó su padre, Jorge Vi, antes de convertirse en Rey. A este respecto el Palacio de Buckingham ha declinado comentar estas afirmaciones aludiendo a que son “especulaciones y comentarios sin fundamento y no comentamos sobre un asunto legal en curso”.