Isabel II en el funeral de su marido, el duque de Edimburgo

En el día de su 95º cumpleaños

Isabel II agradece el cariño y apoyo que ha recibido tras la muerte del duque de Edimburgo

La Reina reconoce que toda la familia atraviesa un momento de gran tristeza tras el fallecimiento de su marido, cuyo funeral se celebró el pasado 17 de abril

por M. J. Somoza

La reina Isabel II ha enviado un sentido mensaje de agradecimiento por todo el apoyo y las muestras de cariño que ha recibido tras la muerte de su marido, el duque de Edimburgo. En el comunicado que ha hecho público hoy miércoles 21 de abril, precisamente el día en el que cumple 95 años, la Monarca manifiesta su gratitud y reconoce la difícil etapa que afronta. “Con ocasión de mi 95º cumpleaños he recibido muchos mensajes y buenos deseos, algo que aprecio mucho. Mi familia atraviesa un período de gran tristeza y ha sido reconfortante para nosotros ver y escuchar los homenajes que han hecho a mi marido personas del Reino Unido, de la Commonwealth y de todo el mundo. A mi familia y a mí nos gustaría agradecer todo el apoyo y la amabilidad que se nos ha mostrado estos días. Estamos profundamente conmovidos y continuaremos recordando el extraordinario impacto que tuvo Felipe en un número incontable de personas a lo largo de su vida” reza el documento que la Reina firma como Isabel R.

El príncipe Harry volvió a Los Ángeles un día antes del cumpleaños de su abuela

Isabel II, la nueva vida de una reina viuda

VER GALERÍA

Este es sin duda uno de los aniversarios más complicados para Isabel II que el pasado sábado 17 de abril despidió al hombre con el que compartió más de setenta años de su vida. En un último gesto de amor, depositó sobre el féretro una carta escrita de su puño y letra en la que ponía “En memoria del amor”. Firmaba estas letras con el nombre de Lilibeth, que utilizan solo algunas de las personas que se dirigen a ella con más confianza (los reyes Felipe y Letizia utilizaron también este nombre en el mensaje de pésame que enviaron tras la muerte del Duque). La Reina tuvo que sentarse sola en la capilla de San Jorge debido a las restricciones a las que obliga el coronavirus, por lo que no pudo recibir el calor de su familia que, como ella misma ha reconocido, atraviesa una etapa complicada. También habría confesado a sus allegados que siente "un enorme vacío" al perder a su marido.

VER GALERÍA

Este 2021, y como ya pasó el año pasado, Isabel II no tendrá celebraciones con motivo de su cumpleaños. Lo pasará en el castillo de Windsor, lugar donde reside desde el inicio de la pandemia, rodeada por algunos miembros del servicio, un reducido grupo que la ha acompañado desde el inicio de la pandemia. Algunos familiares podrían acercarse a lo largo de la jornada para realizar una pequeña y comedida celebración o, simplemente, para hacerle compañía en un día tan complicado, tal y como han informado algunas fuentes de Palacio al medio Bazaar. No sería el caso del príncipe Harry, al que algunos medios británicos sitúan ya en un avión de vuelta a Los Ángeles.

Doble golpe para Isabel II: el mismo día que enterró a su marido falleció uno de sus grandes amigos

La soledad de Isabel II al despedir al hombre de su vida

Podría establecerse en Windsor permanentemente

Todo apunta a que el Castillo de Windsor, a media hora de Londres y de su residencia oficial en el Palacio de Buckingham, podría convertirse en la residencia permanente de Isabel II a partir de ahora. Según el Daily Mail, es probable que se desplace a la capital británica por motivos de trabajo en las próximas semanas, aunque regresaría a Windsor por la noche. El castillo adquiere ahora un gran significado para ella pues allí reposan los restos de su marido (también los de sus padres y los de su única hermana, la princesa Margarita) y allí pasaron sus últimos días juntos. El confinamiento le permitió disfrutar de estos meses con el Duque, que ya llevaba tres años jubilado.

VER GALERÍA

Felipe de Edimburgo fallecía el pasado 9 de abril a los 99 años, un acontecimiento que ha marcado, tristemente, a la monarca pues se enamoraron cuando ella tenía apenas trece años. Este ha sido el más duro de los numerosos puntos de inflexión que ha atravesado la reina Isabel a lo largo de su vida. Lleva 68 años en el trono, aunque, en realidad, no estaba destinada a ser reina: fue la abdicación de su tío Eduardo VIII lo que la situó en primera línea de sucesión, siendo coronada el 2 de junio de 1953, cuando tenía 27 años. Un sinfín de recuerdos que tendrá seguramente muy presentes en este 95 cumpleaños.

Haz click para ver el documental de Isabel II, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie