reina-getty

La ‘rebelión’ que habría disgustado a la reina Isabel, ¿qué ha pasado?

Los planes navideños de la monarca podrían cambiar este año debido a la pandemia

por M. J. Somoza

Este año 2020 ha supuesto todo un reto para la reina Isabel II. La marcha de los duques de Sussex, las consecuencias de los vínculos del príncipe Andrés en el caso Epstein y, por si la situación no fuera realmente convulsa, la pandemia que ha paralizado al mundo entero y la obligó a aislarse durante meses en Windsor, junto a su marido el duque de Edimburgo (allí pasaron cuatro meses y luego se trasladaron a Balmoral, donde estuvieron en agosto). Parece que no finalizará el año tampoco de manera muy agradable para la monarca, que podría tener que cambiar sus planes navideños tras lo que podría definirse como una auténtica “rebelión en palacio”. Pero ¿qué es exactamente lo que ocurre?

¡Otra celebración para los Windsor! La íntima boda de Flora Ogilvy, nieta de la princesa Alexandra

Barbados destituirá a Isabel II como jefa del Estado

VER GALERÍA

De nuevo la culpa de todo la tiene la situación sanitaria, que podría trastocar la rutina de la reina en una de las épocas más esperadas, algo que, al parecer, la tiene bastante molesta. Es bien sabido el apego de la Monarquía británica a las costumbres y, desde hace 33 años, una de ella dicta que las vacaciones de invierno las pasa en el palacio de Sandringham, justo después de la fiesta de Navidad que ofrece en Buckingham para los miembros de su familia en diciembre. Se le habría pedido por ello a algunos trabajadores que, para evitar riesgos con motivo del coronavirus, pasaran allí cuatro semanas sin tener contacto con el exterior, creando una especie de burbuja de convivencia.

VER GALERÍA

Claro, eso les imposibilitaría pasar con sus familias estas fechas tan significativas, lo que sería el origen del conflicto. Se habrían negado a dicho aislamiento, lo que provocaría que, por primera vez en tres décadas, Isabel II tuviera que permanecer en Windsor. Una fuente comentó a The Sun que si bien los implicados son conscientes de la situación y se consideran leales a su Majestad, de 94 años, no conciben pasar esos días tan señalados alejados de sus seres queridos. Una negativa que habría disgustado a la reina.

Un 'corredor seguro'

Parece que, para salvaguardar su salud y la de su marido, ambos en el grupo de riesgo en estas circunstancias sanitarias, se estaría tratando de diseñar una especie de corredor de seguridad entre Windsor y Sandringham -Buckingham queda por ahora descartado-. Como señalan los medios ingleses, el duque de Edimburgo permanecería en Sandringham mientras que la reina Isabel podría moverse entre ambas residencias, rodeándose siempre del mismo grupo de empleados. Aunque ahora ambos están en la propiedad de Norfolk, parece que este mes la reina regresará a Windsor, donde cumplirá con una agenda limitada.

Desde hace ya tres años, tras abandonar sus compromisos públicos en 2017, el príncipe Felipe pasa mucho tiempo en el campo, pues prefiere la calma y la quietud de aquel entorno. Aun faltan varias semanas, pero un portavoz de la Casa Real ha comentado que la intención de la reina es llevar a cabo una agenda reducida de celebraciones en Navidad. La cuestión ahora es dónde.

Haz click para ver el documental de Isabel II, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie