Los Duques de Sussex en Australia

La ocurrencia del pequeño 'fan de Papá Noel' que hizo reír al príncipe Harry y la duquesa Meghan

La segunda jornada del viaje oficial de los Duques de Sussex a Australia les llevó a la zona rural de Dubbo

por hola.com

Los Duques de Sussex han comenzado su segunda jornada australiana en Dubbo, una ciudad situada a 300 kilómetros de la capital. La jornada transcurrió en su mayor parte en zonas rurales así que el atuendo de los dos era cómodo: el príncipe Harry llevaba pantalones y una camisa, mientras que Meghan completaba el mismo conjunto, camisa blanca de Maison Kitsune y pantalones de Australian Outlander, con una chaqueta blazer en tono gris de la firma de su buena amiga Serena Williams. Llevaba además unas botas de J. Crew y un collar de la diseñadora australiana Natalie Martin. A su llegada han conocido más de cerca un servicio de aviones con una labor muy significativa. Su misión es servir de ayuda y rescate para la gente que vive en zonas rurales y apartadas, algunas de las cuales estaban en el recinto donde el príncipe Harry y la duquesa Meghan bautizaron un avión. Volvieron a recibir allí el cariño de un grupo de escolares que les esperaban para saludarles y entregar a la Duquesa decenas de ramos de flores, que aceptó sonriente.

VER GALERÍA

Allí ocurrió una de las anécdotas de la jornada, siempre pasan estas cosas cuando hay niños alrededor. Luke Vincent, de cinco años, se acercó a la pareja y recibió un fuerte abrazo de Meghan, para luego llegar hasta el príncipe Harry, que comenzó a hablar con él. El pequeño, curioso y espontáneo, le acarició la barba varias veces, ante las risas de los presentes, que aplaudieron el simpáticos gesto. La profesora de Luke explicó que uno de los personajes favoritos del niño es Papá Noel, que también tiene barba, de ahí la atracción por el rostro de Harry. Entusiasmados con la bienvenida y con la labor que se hace en este servicio, conocieron a un médico que salvó a tres personas de un accidente aéreo en Afganistán y que precisamente va a participar en los Juegos Invictus, creados por el Príncipe para los veteranos de guerra.

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Su siguiente parada les llevó a una granja, donde Meghan reveló que lleva bien el embarazo y, aunque siente un poco de cansancio, en este viaje siente “mucha adrenalina”. Lo demostró colaborando en algunas de las labores diarias de los granjeros y conocieron además cómo se han adaptado a los cambios del entorno y las condiciones del clima. Jugaron con la hija de la familia, de solo 10 meses, y Meghan entregó un regalo para sus anfitriones: un pan de plátano que había preparado la noche anterior. “Dijo que si vas a casa de alguien siempre tienes que llevar algo, así que ella lo hizo. Comentó que estaba preocupada por si había puesto demasiados plántanos, pero el Duque apuntó que nunca son demasiados” contó la familia. La pareja trajo buena suerte a la zona pues comenzó a llover mientras Harry daba su discurso, un agua muy deseada pues han estado afectados por una intensa sequía.

El guiño a Diana, un encuentro sorpresa y un regalo para el bebé... las anécdotas de Harry y Meghan a su llegada a Australia

VER GALERÍA

VER GALERÍA

Mientras hablaba, Meghan sostenía el paraguas sobre su marido, pues él aseguró, con naturalidad, que no necesitaba la ayuda de nadie más. El picnic previsto a continuación quedó suspendido a causa del mal tiempo y, durante el paseo posterior, se pudieron ver de nuevo las continuas muestras de cariño entre la pareja. Todo el día el matrimonio se cogió de la mano, se dedicó miradas llenas de complicidad... el momento que atraviesan es uno de los más dulces para una pareja y no han dejado de demostrarlo. Su recorrido por uno de los colegios de Dubbo sufrió algunas modificaciones, pues las actividades al aire libre fueron  canceladas también debido a la tormenta. Conocieron eso sí los esfuerzos que hace la enseñanza para reducir las barreras de los que pertenecen a la comunidad indígena y hablaron de los problemas a los que se enfrentan los jóvenes. El fin de jornada perfecto para un día, de nuevo, lleno de agradables sorpresas.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie