Amalia de Holanda

La heredera cumplirá en diciembre la mayoría de edad

Amalia de Países Bajos podrá ser Reina si se casa con una mujer

Algunos expertos aseguraban que debería renunciar en caso de que tuviera una boda con alguien del mismo sexo, algo que ha negado el primer ministro neerlandés

por Beatriz Castrillo

La nueva generación de princesas herederas ya está perfilando su futuro. Si la princesa Leonor se encuentra en un internado de Gales cursando el Bachillerato Internacional y Elisabeth de Bélgica hace lo propio en Oxford con su estudios universitarios, Amalia de Holanda ha acaparado todos los titulares sin pretenderlo. La primogénita de los reyes Guillermo y Máxima se encuentra actualmente disfrutando de un año sabático después de haber superado con éxito los exámenes finales de secundaria. A punto de cumplir los 18 años, lo hará el 7 de diciembre, la princesa de Orange ha sido la protagonista indiscutible de una de las últimas sesiones del Congreso, después de que se hayan planteado algunas preguntas parlamentarias sobre su futuro y sobre si podrá reinar en algunos supuestos. El primer ministro neerlandés, Mark Rutte, ha asegurado que la heredera podrá ser Reina aunque se case con una mujer y el Gobierno no pondría ningún obstáculo para su acceso al trono en caso de que así fuese.

VER GALERÍA

El asunto ha salido a la palestra en el Congreso a raíz de la publicación del libro, Amalia, la llamada del deber, en la que el escritor y experto constitucional Peter Rehwinkel apuntaba a que la Princesa tendría que renunciar al trono si deseaba casarse con una persona de su mismo sexo. “El Gobierno considera que la heredera puede casarse con una persona del mismo sexo y no ve ningún obstáculo para que una ley permita su matrimonio con alguien del mismo sexo. Por lo tanto, la heredera o la Reina no tendrá que abdicar si desea casarse con una pareja del mismo sexo”. El 1 de abril de 2001, los Países Bajos se convirtió en el primer país del mundo en legalizar el matrimonio homosexual.

VER GALERÍA

- La princesa Amalia participa en un libro donde se muestra su lado más desconocido y personal

- Los problemas de Amalia de Holanda para tomarse un año sabático

En Holanda, los miembros de la Casa Real no solo tienen que informar al poder político de con quién se van a casar sino que necesitan el permiso del Parlamento para poder llevarlo a cabo, de ahí que el primer ministro haya abordado la cuestión con tanta firmeza. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo no ha querido comentar sobre la sucesión al trono de posibles hijos que pudieran nacer de un hipotético matrimonio con una mujer ya sean nacidos de un donante, adoptados o a través de gestación subrogada. “El Gobierno y los Estados Generales pueden, si fuera necesario, considerar la posición de los niños nacidos del matrimonio en relación con la ley de paternidad aplicable en ese momento. No es apropiado ahora anticiparse sobre la sucesión”. Meses antes de que se aprobara la ley de matrimonio homosexual, Rehwinkel recordó que el Gobierno de entonces  dijo que la Corona es hereditaria y que los hijos nacidos de una unión de este tipo podrían cuestionar la sucesión al trono, en declaraciones a NRC Handelsblad. De tal manera que Amalia sería apartada en beneficio de su hermana Alexia, actualmente en segundo lugar en la línea sucesoria. Tras la intervención parlamentaria, las dudas ya han quedado disipadas.

VER GALERÍA

Los Orange saben de primera mano la importancia que tiene el Parlamento en sus bodas. En el verano de 2001, unos meses antes de su boda, el entonces príncipe heredero Guillermo recibió la autorización para poder casarse con la argentina Máxima Zorreguieta con 203 votos a favor y 15 en contra. Al poco de conocerse la relación que el futuro Rey tenía con la hija del exministro de Agricultura en la época de Jorge Videla, muchos parlamentarios exigieron a la futura Princesa que hiciera una declaración pública condenando el anterior régimen militar argentino. Para evitar echar más leña al fuego, el padre de Máxima no estuvo en la boda de su hija. El Gobierno no autorizó al difunto príncipe Friso su matrimonio con Mabel Wisse, lo que le apartó de la línea de sucesión al trono y provocó su salida de la Familia Real. La nuera de la princesa Beatriz ocultó al Gobierno y a la propia soberana una relación sentimental pasada con uno de los narcotraficantes más conocidos de Holanda.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie