Primeras imágenes de Máxima de Holanda tras su alta hospitalaria: 'Me estoy reponiendo'

La soberana, que ha permanecido tres días ingresada a causa de una nefritis, reaparece sonriente como siempre y de 'Orange' ejerciendo de perfecta anfitriona de Mary de Dinamarca en la Conferencia Internacional de Mujeres de Acogida en La Haya

por hola.com

Máxima de Holanda ha vuelto al trabajo tras su alta hospitalaria. La Casa Real holandesa ya había anunciado que debido al estado de salud de la soberana, que permaneció tres días hospitalizada a causa de una nefritis de la que todavía se está recuperando, su agenda oficial se vería trastocada de ahora en adelante. Y por esa única razón -las recomendaciones médicas más prudentes- canceló su viaje de ayer a Bruselas junto al rey Guillermo Alejandro para participar en una visita oficial a las instituciones europeas. Pero hoy ha hecho lo imposible por cumplir con el compromiso previsto en deferencia de su invitada, Mary de Dinamarca, y de una causa, la lucha contra la violencia de género, que ha hecho suya.

VER GALERÍA

A primera hora de esta mañana Máxima de Holanda ha reaparecido por sorpresa, sonriente como siempre y de Orange -sellos de la Casa Real holandesa-, ejerciendo de perfecta anfitriona de la princesa escandinava en la III Conferencia Internacional de Mujeres de Acogida en el World Forum de La Haya. Se le notaba que estaba muy recuperada y sus declaraciones a su llegada a este foro mundial junto a la princesa Mary no han dejado lugar a dudas: “Estoy mucho mejor. Todavía me estoy reponiendo, pero estoy mucho mejor”.

También ha contribuido a su mejoría (especialmente anímica) todo el apoyo que ha recibido durante su enfermedad: “Muchas gracias por todos los buenos deseos de pronta recuperación. Son realmente reconfortantes”, ha insistido en esta primera aparición pública desde que recibiera el alta clínica el pasado sábado en el Hospital de Bronovo, donde estuvo ingresada durante tres días.

Previamente había sido diagnosticada de una pielonefritis durante su visita de Estado a China. Un viaje, que se vio obligada a interrumpir debido a la eficacia sólo parcial del tratamiento pautado y a que, en consecuencia, los doctores que allí le diagnosticaron le aconsejaron su traslado. Fue una profesional hasta el último momento. La reina Máxima insistió en no cambiar una coma del programa oficial chino, tratando de no saltarse un acto en consideración al país anfitrión, hasta que tuvo que rendirse a las evidencias: a la fiebre, a los fuertes dolores de espalda y a su estancada evolución. Sólo entonces volvió a casa para seguir tratándose allí.

VER GALERÍA

Redoblan esfuerzos
También la reina Máxima ha hecho mención a la especial presencia de Mary de Dinamarca, con la que ha coincidido este año en las ocasiones de celebración de la gran familia de la realeza como la Boda Real de Carlos Feliipe y Sofia de Suecia o el 75º cumpleaños de Margarita de Dinamarca, y en la visita oficial de los soberanos al país escandinavo: "Los Países Bajos están orgullosos de poder recibirla".

La Princesa heredera se ha desplazado hasta Holanda para dar voz a las mujeres que han sufrido violencia doméstica en estos dos días de conferencia –pronunciará su discurso mañana- y defender a ultranza la cuestión a tratar: la importancia de su independencia económica, básica para la construcción de una vida nueva y autónoma.

La reina Máxima, que recordó hoy durante su intervención ante un nutrido número de autoridades mundiales el drama de las mujeres sometidas al maltrato –“un tercio de las mujeres en la Unión Europea sufren o han sufrido violencia de género, un secreto oscuro detrás de la puerta de cientos de miles de hogares”-, alabó el trabajo de la Mary Foundation, creada por la Heredera danesa, con el objeto de poner punto y final al aislamiento de muchas mujeres maltratadas que no se atreven a revelar el drama que viven en su entorno doméstico. Unidas una vez más para maximizar todos los esfuerzos.

VER GALERÍA

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie