cena-gala

visita de estado

Los Reyes celebran una cena de gala en honor al Presidente de Israel y a su mujer, Nechama Rivlin

Don Felipe y doña Letizia, que recibieron en la mañana de este lunes al mandatario israelí y a la Primera Dama, han ejercido de anfitriones en el Palacio Real de Madrid

por hola.com

Cuando no habían transcurrido ni diez horas desde el recibimiento oficial que don Felipe y doña Letizia brindaron al Presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin,  y a su mujer, Nechama Rivlin, las puertas del Palacio Real de Madrid se han abierto para ofrecer, con todo el ceremonial, una cena de gala en honor al mandatario israelí y a la Primera Dama.

Aunque desde que Felipe VI fue proclamado Rey muchas de las costumbres se han adaptado a los tiempos, sigue siendo habitual que los anfitriones reciban a sus invitados – representantes de las instituciones del Estado, de los ámbitos empresarial, cultural y económico de ambos países-  en el Salón del Trono. En esta majestuosa estancia, conocida también como el Salón de los Leones, doña Letizia ha lucido de nuevo la tiara floral de diamantes que el Gobierno español regaló a la Reina Sofía con motivo de su boda en 1962. La tiara que más veces ha llevado como reina y también la que fue su favorita durante su década como Princesa de Asturias.

VER GALERÍA

Doña Letizia ha vestido un corsé negro y una falda floreada de Lorenzo Caprile que ya lució, luciendo el broche Flor de Lis, el emblema heráldico de la dinastía Borbón, y que pertenece a la parte central de la tiara Princesa, así como las pulseras gemelas de Cartier.

Después de los saludos, los Reyes y sus invitados se trasladaron al comedor de gala, un salón de 400 metros cuadrados -decorado con tapices de Bruselas portátiles, piezas de Sèvres y arañas de cristal- que con frecuencia se menciona entre los más bonitos de Europa, para iniciar una velada histórica cuando se cumplen los treinta años de relaciones diplomáticas entre ambos países.

"Esta visita de Estado que hoy habéis iniciado es un claro símbolo, un nuevo ejemplo e impulso, de la amistad profunda que liga a nuestras naciones y pueblos" ha afirmado el Rey durante su discurso. Además, ha querido recordar el recibimiento del premio que concede la Confederación de Rabinos Europeos (CER) a aquellas personalidades que han hecho una especial contribución a la comunidad judía en Europa: "Permítame también mencionar aquí que la generosidad de la Comunidad Judía, su aprecio sincero por la Corona y la firme voluntad de los españoles de caminar junto a quienes encarnan una parte fundamental de nuestra historia, hicieron posible que hace menos de un año pudiera recibir en el Palacio Real de El Pardo, en presencia de los más Altos Representantes de la Comunidad Judía Europea, el prestigioso Premio Lord Jakobovits. Me siento enormemente honrado con tal reconocimiento".

Entre los invitados estaba la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que esta misma mañana entregaba al Presidente israelí la Llave de Oro de la ciudad, según establece el Reglamento de Protocolo y Ceremonial para aquellos mandatarios que visitan la capital en viaje de Estado. También el jugador de baloncesto Sergio Llull, junto a su mujer Amudena Cánovas, con quien se casó este mismo verano en Mahón (Menorca), lugar de nacimiento del deportista.

VER GALERÍA

Doña Letizia, muy pendiente y cariñosa con la Primera Dama israelí

Nechama Rivlin, la fortaleza de una Primera Dama enferma desde hace diez años

Desde que doña Letizia recibió a Nechama Rivlin esta mañana en la Plaza de la Armería del Palacio Real, los gestos de complicidad han estado presentes durante una jornada que también ha incluido un encuentro privado y un almuerzo en el Palacio de la Zarzuela. La mujer del Presidente de Israel, de 72 años, dedicó toda su vida a la Biología en la Universidad Hebrea de Jerusalén y aunque se jubiló en el año 2007 –año en el que además se le detectó la fibrosis pulmonar que padece- continúa atendiendo a sus compromisos como Primera Dama y volcada en actividades relacionadas con el medio ambiente, la naturaleza, el arte y los niños con necesidades especiales.

Desde el pasado febrero –cuando las puertas del Palacio Real se abrieron para recibir a Mauricio Macri y Juliana Awada, velada para la que doña Letizia se coronó por primera y última vez con la Tiara de las Reinas- no se celebraba en nuestro país una cena de estas características. Las relaciones diplomáticas entre España e Israel se establecieron en enero de 1986, por lo que en un principio esta visita estaba planeada para el año pasado, cuando se cumplía el 30 aniversario de esta efeméride. Sin embargo, la situación por la que atravesó nuestro país, con un Gobierno en funciones, obligó a retrasar el encuentro.

VER GALERÍA

Así se prepararon el Presidente israelí y su mujer para la gran cena en el Palacio Real

Esta visita es la segunda de un Jefe de Estado de Israel a España tras la realizada en 1992 por el Presidente Jaim Herzog. Al año siguiente fueron los reyes don Juan Carlos y doña Sofía los que se desplazaron a Israel, durante la Presidencia de Ezer Weizman. Siendo Príncipes de Asturias, don Felipe y doña Letizia realizaron una Visita Oficial en abril de 2011 durante la Presidencia de Shimon Peres, en el marco de una gira que les llevó también a los Territorios Palestinos y Jordania. Precisamente, el Rey acudió a Jerusalén en septiembre del año pasado para asistir al Funeral de Estado por Shimon Peres, que había visitado oficialmente España en febrero de 2011, al igual que hizo el Presidente Moshé Katsav en junio de 2005. Eso sin olvidar, la histórica visita que realizó a Oviedo el entonces primer ministro Isaac Rabin en 1994 para recoger, en compañía de Yaser Arafat, el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie