Felipe VI llega a Riad para trasladar el pésame por la muerte del rey Abdalá

El rey Abdalá fue enterrado durante la tarde del viernes en una sencilla ceremonia siguiendo las tradiciones islámicas

por hola.com

Don Felipe ha aterrizado en Riad para trasladar el pésame por la muerte del monarca saudí Abdalá bin Abdelaziz. Según ha informado a Efe la Casa del Rey, el monarca ha viajado con el ministro de Defensa, Pedro Morenés y el embajador en Riad, Joaquín Pérez Villanueva. Dadas las circunstancias del luto, la agenda de don Felipe está a disposición de las autoridades saudíes, han recalcado desde la Casa del Rey. Felipe VI podría reunirse con el nuevo monarca saudí Salman bin Abdulaziz, que fue entronizado ayer horas después de la muerte de su hermano, a los 90 años de edad.

VER GALERÍA

Al igual que don Juan Carlos, Felipe VI envió un telegrama a Salman, el nuevo monarca saudí, en el que expresaba su "más sincero sentimiento de pesar" y manifiestaba su compromiso de reforzar los lazos de amistad y cooperación que unen a ambos países.

Según informaron a Efe fuentes de la Casa del Rey, don Felipe subrayó en su mensaje al rey Salman que lamentaba mucho la "tristísima noticia" del fallecimiento de Abdalá, se unía al "dolor de la familia real y del querido pueblo saudí" y le transmitía "el más sincero sentimiento de pesar" en su nombre, el del Gobierno y el del pueblo español.

Abdalá bin Abdelaziz fallecía este viernes en torno a la 1 de la madrugada hora local (22:00 GMT) a los 90 años de edad tras sufrir una neumonía, según informó la Casa Real en un comunicado. Salman bin Abdelaziz, el nuevo Rey, ya ha designado al próximo soberano, su sobrino, Mohamed bin Nayef, que ahora ocupa el segundo puesto en la línea sucesoria.

El rey Abdalá bin Abdelaziz fue enterrado durante la tarde del viernes en una sencilla ceremonia siguiendo las tradiciones islámicas. Familiares, amigos y mandatarios de Arabia Saudí y otros países acudieron a la despedida del soberano, que tuvo lugar en la mezquita de Imam Turki, Riad.

La ceremonia comenzó con una oración fúnebre en la que participó el nuevo Rey de Arabia Saudí, Salman bin Abdelaziz. A continuación, los restos del rey Abdalá fueron trasladados al cementerio de Al Aud, en una zona reservada para los miembros de la dinastía Al Saud. Allí fue enterrado en una tumba sin nombre, lo cual en la cultura islámica se considera una muestra de respeto religioso.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie