satsuki2-getty

Esta es la mujer que hará historia en Japón (y no es Masako)

La ministra Satsuki Katayama es la única que podrá estar presente en la ceremonia de entronización de Naruhito, el próximo 1 de mayo, y lo hará por una controvertida razón

por hola.com

Faltan menos de dos meses para que el príncipe heredero Naruhito sea designado como nuevo emperador de Japón. Para ese 1 de mayo de 2019, día posterior al acto de abdicación de su padre, Akihitoestá prevista una ceremonia histórica, clave en el ascenso al trono de Naruhito en la que, sin embargo, no podrá estar presente más de la mitad de su familia. ¿Por qué? Pues porque el gobierno japonés ha decidido respetar la tradición que reza que sólo los varones adultos de la familia imperial japonesa podrá asistir a la llamada Kenji to Shokei no Gi, un acto breve de apenas diez minutos de duración.

VER GALERÍA

Según la Ley de la Casa Imperial, ni las mujeres ni los varones menores de edad pertenecientes a la familia del emperador e implicadas directamente en la sucesión imperial pueden participar en los ritos de sucesión, pero sí pueden hacerlo los miembros femeninos del gobierno, lo cual ha suscitado algunas reacciones y voces críticas. En la actualidad, solo hay una mujer entre los miembros del ejecutivo de Shizo Abe, la misma que terminará haciendo historia por ser la única que podrá estar presente como observadora en esta tradición milenaria que tendrá lugar en el Palacio Imperial de Tokio y en la que Naruhito será designado el emperador número 126.

Se trata de Satsuki Katayama, diputada de 59 años experta en finanzas procedente de Urawa. Una política japonesa que desde hace varios meses ocupa la cartera de Desarrollo Económico Regional e Igualdad de Género. En el ámbito personal, Satsuki se casó con el profesor de ciencias políticas Yöichi Masuzoe en 1986 mientras trabajaba en el Ministerio de Finanzas. El divorcio llegó tres años más tarde. Desde 1990 la ministra tiene otra pareja, Ryutaro Katayama. Cabe recordar que pocos días después de asumir su nuevo cargo, Katayama se vio envuelta en la polémica tras ser acusada de haber cobrado para influir en la Agencia Tributaria, según Japan Times. La ministra aseguró entonces que demandaría por difamación al considerar estos hechos de "inexactos y erróneos".

VER GALERÍA

Mientras tanto, todo está preparado en Japón para acoger la sucesión de actos en torno a la abdicación y posterior entronización. Esta misma semana se desveló que, tras las pertinentes ceremonias, Akihito y su esposa, Michiko, recibirán los títulos de emperador y emperatriz eméritos. Además, también se han dado a conocer algunas de las medidas de seguridad que se están llevando a cabo a fin de evitar cualquier intento de ataque terrorista. Así, se recurrirá, por ejemplo, a un sistema de reconocimiento facial, el mismo que se empleará también en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020.

Primeras medidas de seguridad para la ceremonia de abdicación de Akihito de Japón

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie