Guillermo y Máxima: "No queremos que nuestra boda sea un 'reality-show'"

por hola.com

Cuando faltan quince días para la primera boda real del año, Máxima Zorreguieta y Guillermo de Holanda ofrecieron anoche una entrevista, probablemente la última antes del enlace, emitida en la televisión holandesa.
Los prometidos se presentaron públicamente con gran naturalidad, rompiendo el encorsetamiento que habitualmente caracteriza a este tipo de apariciones públicas de los Orange.

Por primera vez se vio a [Guillermo de Holanda] relajado ante las cámaras. Los nervios que siempre le toman la voz habían desaparecido. Parece que [Máxima Zorreguieta] le da seguridad.

‘Nuestra boda no es un reality-show’
La pareja espera con ilusión la llegada de su boda y aunque son conscientes de que todos los ojos estarán puestos en ellos, Máxima y Guillermo han tratado de hacer de ese día algo suyo.

'Aunque naturalmente es una boda pública, que tiene mucho interés para los medios de comunicación, queremos que sea nuestra boda en la medida de lo posible'. Con este fin la pareja, además de ocuparse personalmente de todos [2002.01.10.preparativos], ha intentado preservar su intimidad ese día. Por ejemplo, la pareja se opuso a la colocación de determinadas cámaras de televisión en el [2001.11.30.maxima2].

‘Nuestra boda no es un reality-show. Es nuestra boda. Es mi mujer y mi boda’, señaló el heredero al trono holandés.

Durante la entrevista, la pareja volvió a subrayar la importancia que tiene el respeto a la intimidad para poder desempeñar adecuadamente un cargo público. ‘Es un momento tan íntimo, que tanta gente lo vaya a ver me resulta muy difícil. A veces le digo a Alexander: vámonos a Las Vegas a casarnos allí’ comenta Máxima, y Guillermo mira con devoción a su futura esposa y concluye:’ Y volvemos casados’.

Máxima, no obstante, se muestra segura y señala: ‘Es muy sencillo. Cuando estemos en la iglesia tenemos que decir: es nuestro día. El día de nuestra boda. Creo que no veré a nadie más que a Alexander’, se le nota en la mirada que está enamorada.

‘En realidad nos han educado del mismo modo’
A pesar de no haber nacido en el seno de la realeza, Máxima conoce bien las exigencias y las obligaciones a las que se enfrentará tras su boda, el [2001-05-22,amsterdam]. Y el no haber crecido en las estrictas normas de palacio, no parece presentarse como un obstáculo para la argentina. "Las normas y valores, la forma en que nos han educado nuestros padres es tan idéntica, las pequeñas anécdotas pueden compararse casi una a una. En realidad nos han educado del mismo modo. (...) Esto hace que las posibilidades de éxito sean muy grandes’, señala sonriente.

Sigue>>

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie