La boda de Luisa

La boda cordobesa de Luisa, la novia del vestido 'glitter' y el ramo de rosas

Nuestra protagonista, que es diseñadora de joyas, dio forma a todas las que llevó en su gran día, siguiendo los pasos de su familia

por Estrella Albendea

Saber acertar con un look de novia supone un valor diferencial para la protagonista del gran día, porque permite que ella se sienta cómoda y favorecida. El éxito reside en cada prometida, que debe hacer caso a su instinto, por encima de lo que otros digan. Cuenta Luisa, una de las novias más aplaudidas de este otoño; que ha cautivado con un vestido de lentejuelas realmente personal; que el tópico es la mejor de las respuestas: “tienes que sentirte tu misma. Hay novias que ese día están irreconocibles, con peinados o maquillajes que no han llevado nunca, o con vestidos que no las representan. Si te apetece llevar el pelo suelto, llévalo. Si no te ves con un zapato de tacón, ve plana”. No hay nada como ser fiel a una misma, algo que la propia Luisa hizo en su boda, celebrada el pasado 11 de septiembre, sobre la que ahora nos cuenta todos los detalles. 

VER GALERÍA

- Las novias de 2022 jugarán con preciosos volúmenes, palabra de Oscar de la Renta

Celebrado en la cordobesa Iglesia de Santa Marina y con un convite en Huerta 28, el enlace de Luisa y Luisca tuvo lugar durante el día, a pesar de lo que la pareja planeó meses antes. “Teníamos clarísimo que queríamos que la boda fuera por la tarde noche y al final no pudo ser por restricción horaria. Me dio mucha pena, pero ahora pienso que no tiene la mayor importancia”. Este cambio les permitió exprimir la jornada al máximo, por lo que reconocen que salieron ganando. 

A todo brillo

Precisamente con la bonita luz del día, el diseño de novia llamaba aún más la atención. De un elegante cuello Perkins, mangas largas y capa, el vestido combinaba unos sofisticados aires sencillos con el punto más original del efecto glitter. “La forma del vestido la tenía más o menos clara en mi cabeza. Pero, cuando empecé a probarme diseños así me vi demasiado sencilla, y quería algo más especial. Me pasaba horas buscando ideas y diseñadores: Stella McCartney, Brandon Maxwell, Christian Siriano o Valentino, y mil más”, reconoce Luisa. Y tras dar muchas vueltas se topó con el trabajo de Alejandro Gómez Palomo de Palomo Spain: “nos puso en contacto alguien en común, y le conté un poco cual era mi estilo. Me captó desde el minuto uno”.

VER GALERÍA

- Pilar, la novia del vestido sencillo con mangas abullonadas que ha dado la vuelta al mundo

Poco después de conocerse, el diseñador ideó el boceto del precioso look: “No podía creer que el tejido fuera de lentejuelas. Fue un sí rotundo, amor a primera vista”. Empezó así un proceso maravilloso con los miembros del equipo de la firma, para los que Luisa solo tiene palabras de agradecimiento. “El día que me probé el vestido con el tejido definitivo fue increíble, nos emocionamos todos mucho”, explica. Por eso indica que de esta maravillosa experiencia, que promete repetir, se lleva muy buenos amigos.

Ramo en blanco

Y con un look de lo más especial, llegaba el turno de decidir los accesorios, empezando por el ramo de la novia. Dado que Luisa no quería recargar en exceso su estilismo y no le convencían los ramos nupciales del momento, “eran demasiado grandes o cargados”; prefirió confiar en un clásico: nueve rosas color crema que luego repartió entre algunas invitadas de excepción. “Me encantó la idea de dejar los tallos de las flores muy largos y limpios. Las flores estaban unidas por una cinta que me regalaron mis amigas unos días antes de la boda. Llevaba una medallita con el grabado “Tus siete siempre contigo”. Mis amigas son uno de mis pilares más importantes, fue un detalle muy especial para mí”, relata.

VER GALERÍA

- Acompaña tu look de novia con los ramos más buscados de otoño e invierno

Joyas con sello personal

A ello se sumaron unas cómodas sandalias de Aldo Castagna y unas joyas diseñadas por la propia novia, que escondían una historia de tradición familiar. “Luisca y yo llevamos casi 11 años juntos, los cuatro últimos viviendo juntos en Madrid. Nos vinimos por una temporada ‘a probar’ y aquí seguimos, con pocas opciones de volver al sur, al menos por ahora. Además de eso, hace aprox un año y medio decidimos emprender juntos y montar nuestra propia marca de joyería, VALERIE. Fabricamos joyas de oro y piedras preciosas que yo misma diseño. Hacemos casi todo bajo demanda en nuestros talleres de Córdoba”, revela. Reconocen que en el proceso de creación de cada pieza no se permiten ni un solo fallo y que apuestan por la sostenibilidad con un packaging biodegradable y promoviendo un consumo responsable. Luisa sigue así los pasos de cuatro generaciones de joyeros de su familia.

VER GALERÍA

- La tendencia nupcial inspirada en Charlene de Mónaco y Beatrice Borromeo que ha vuelto en 2021

Por ello, cuando se prometieron, después de una romántica jornada en las Islas Cíes en agosto de 2020, Luisa supo que tenía que diseñar las joyas de su gran día. “Todas las joyas que llevaba ese día las diseñé yo (excepto el anillo de compromiso, también de VALERIE, que Luisca hizo a escondidas y aún no sé cómo no lo pillé). No quería unos pendientes al uso y quise apostar por algo más actual. Mi padre hizo el diseño en 3D según mi dibujo y quedaron aún más bonitos de lo que imaginé”. Un diseño de oro blanco y diamantes que combinaba con el resto de pendientes. Tampoco se olvidaron de las alianzas, también diseñadas por ellos mismos.

VER GALERÍA

- Seis joyas de novia muy especiales que hacen magia con todos los looks

Un maquillaje natural

Con el vestido, las joyas y el ramo decidido, solo faltaba probar un maquillaje a medida para Luisa. Recurrió al labial que usa habitualmente y no quiso emplear eyeliner. Además, optó por una coleta, aunque nunca se imaginó con ella vestida de novia. “Me maquilló Teresa Trinidad y fue un acierto total. Supo captar enseguida lo que buscaba y me vi muy favorecida. Se quedó conmigo hasta el último momento. De hecho, fue ella la que me cerró la puerta del coche y salió la última de casa. Estoy feliz de haber contado con ella”.

VER GALERÍA

- Del masaje que triunfa en Brasil al tratamiento de moda entre las novias

Celebrar con flores

Del coche a la iglesia, pasaron unos minutos hasta que la novia pudo ver la mágica entrada al templo, decorada a todo color. “La Iglesia de Santa Marina tiene una puerta preciosa y quería que luciera con columnas de flores. El equipo de Andaluflor la dejó espectacular. Aluciné cuando llegué y las fotos han quedado preciosas”, apunta. Después se desplazaron al espacio de celebración, donde prepararon un convite tipo cóctel: "al ser a mediodía y tener más horas de sol, lo mejor era estar a la sombra, por lo que optamos por hacerlo todo bajo la carpa. El catering de la finca (Catering Charlotte) puso además varias food trucks que encantaron a los invitados y dieron mucho juego durante la comida; quesos, sushi, y hasta uno de cava, que fue el más solicitado”. Las mesas, además, iban decoradas con flores gracias a Paloma, de la prestigiosa floristería El Puentecillo.

La boda se ha convertido en un recuerdo inolvidable para esta pareja. Luisa solo puede hacer mención a los bonitos momentos de los preparativos: “desde el día que nos prometimos ha sido como si estuviéramos de celebración siempre que íbamos a Córdoba. Mis hermanas, mi prima... Se han volcado muchísimo. Pasamos mucho tiempo juntas y organizar los preparativos con ellas ha sido precioso. Decidimos vestirnos todas juntas en nuestra casa en el campo, aunque mi casa en Córdoba está justo en la plaza de la iglesia, para poder dormir todas el día de antes y arreglarnos con más espacio”. Unos momentos previos memorables, como la cena de la noche de antes en el jardín, que ella recuerda con mucho cariño.

VER GALERÍA

- La historia de María, la novia del vestido desmontable que cambió Murcia por Madrid

Por eso Luisa solo puede confesar que se siente más que afortunada por los seres queridos que la rodean y que confía en que los novios que se casen próximamente disfruten de corazón y contraten a profesionales que transmitan buenas sensaciones: “porque no fallan, y ese día trabajan por y para ti, para que tu día sea increíble”. Por eso solo puede recordar las acertadas palabras de su tía, que terminaron siendo el mejor de los consejos: “suelta y confía”. Y todo saldrá bien.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie