Claudia Osborne y José Entrecanales a la salida de su boda

Desvelamos los detalles sorpresa del vestido de novia de Claudia Osborne

Todos los secretos detrás del precioso diseño de la novia, un diseño de raíces jerezanas

por Laura Alesanco

Aunque sus hermanas, con estilos opuestos, se consagraron como las invitadas más elegantes y la madre del novio estrenó el que ya se ha convertido en el perfeco look de madrina otoñal, Claudia Osborne deslumbró como ninguna con su look nupcial para dar el 'sí, quiero' a José Entrecanales. Un estilismo con el que se desmarcaba de las elecciones nupciales de sus hermanas sin renunciar a la originalidad y el gusto por las tendencias que las caracteriza. Así, la menor de las hermanas Osborne apostaba por el color blanco con un vestido que combinaba tradición y elegancia con detalles rompedores, todo ello integrado de la forma más exquisita. Una obra de la firma española T.ba que analizamos al detalle. 

VER GALERÍA

Todos los detalles del vestido de novia de Claudia Osborne

Tras buscar todas las pistas posibles en sus looks y analizar su estilo para tratar de imaginar como sería su vestido de novia, la mañana del sábado 2 de octubre Claudia despejaba todas las dudas en su llegada a la iglesia de San Miguel, en Jerez de la Frontera. Deslumbrante, la novia hizo su entrada con un precioso diseño blanco cuyo delicado tejido estaba cubierto por pequeñas perlas y aplicaciones. De las mangas nacía una preciosa capa que creaba el efecto de un abrigo y se extendía convirtiéndose en una larga cola, que su hermana Ana Cristina se encargó de llevar

VER GALERÍA

El diseño fue obra de la firma jerezana T.ba, y estaba compuesto por un vestido entallado con escote palabra de honor alto y cuadrado, confeccionado en un tejido mezcla de lino y seda, sobre el que caía una delicada gasa de seda natural bordada a mano con cristales y perlas, con ayuda de un hilo transparente. Por su parte, la cola estaba compuesta por diferentes piezas asimétricas de organza de seda, el mismo tejido que se utilizó para confeccionar la impresionante capa que lucía en su llegada a la iglesia. Durante la comida, la novia sustituyo dicha pieza por otra capa más corta (y cómoda) confeccionada también en organza de seda, que presentaba una abertura en la parte central de la espalda de tal forma que dejaba a la vista la cola del vestido. 

Sobre los originales zapatos de estilo vintage que tanto llamaron la atención, la firma nos cuenta que estaban creados a partir de un tejido de terciopelo de seda en color verde y decorados con un bordado de hilos metálicos en una mezcla de oro y plata. Para sumar comodidad, incluían unas cintas en color oro viejo que permitieron a la novia atarlos al tobillo. 

El maquillaje nupcial de Claudia Osborne, sencilla y preciosa en su gran día

VER GALERÍA

El proceso de creación

Sobre su tienda de Madrid ubicada en la calle Lagasca, la marca cuenta con un showroom en el que desarrollan ideas de diseños muy especiales y permiten a las novias acercarse y estudiar las telas (las cuales fabrican ellos mismos) para obtener una imagen mucho más real del que será el resultado final. En el caso de Claudia, como en el del resto de novias, formó parte desde el primer momento del proceso de creación, trabajando mano a mano con la firma y realizando las modificaciones que deseaba conforme avanzaban en el diseño. Una forma diferente de trabajar que pone en valor la artesanía, el cuidado de los detalles así como la experiencia que la novia es capaz de vivir en algo tan importante como es la creación de su vestido. 

VER GALERÍA

Un vestido con raíces jerezanas

La marca nació en 1998 de la mano de las hermanas Mercedes y Fernanda López de Carrizosa, quienes se propusieron reformular la clásica ropa de campo en clave cosmopolita y mucho más femenina. Con la artesanía como sello de identidad, a lo largo de los años la firma ha conseguido expandirse hasta llegar a estar presente en 22 países, creando colecciones más alejadas de su concepto inicial -aunque sin perder su esencia- y llegando a abarcar incluso el terreno nupcial. 

Además de compartir la misma ciudad natal, la novia y la marca encargada de diseñar su vestido tienen otros puntos en común. De hecho, su hermana Eugenia ha llevado en varias ocasiones prendas de la firma, como hiciera recientemente con el conjunto de estética campestre con pantalones anchos y top de terciopelo que compartió en sus redes. Tejido, éste último, muy presente en las colecciones de la firma por tratarse de uno de los favoritos de Mercedes, su directora creativa. También Ana Cristina Portillo ha lucido en alguna ocasión piezas firmadas por T.ba, cuyo nombre hace referencia a la clásica chaqueta de punto para caza, conocida como teba, que las hermanas adaptaron en una versión femenina.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie