Mujer dando el pecho

¿Qué significa tener la prolactina alta?

Aunque es normal que esta hormona se eleve durante el embarazo y la lactancia, existen otras causas que también pueden propiciar su aumento. Te lo explicamos

por Ana Caaveiro

Basta un análisis de sangre para descubrir si se tiene la prolactina alta (hiperprolactinemia). Una hormona que es normal que se eleve durante el embarazo y en el posparto, aunque también puede darse en otras etapas distintas de la vida, que no estén relacionadas con la gestación. Te explicamos qué es la prolactina, cuáles son las causas que producen su incremento y por qué, en la gran mayoría de casos, no reviste gravedad.

Relacionado: Cómo aliviar los primeros síntomas de la mastitis en casa

¿Qué es la prolactina?

Tal y como nos explica el doctor Manuel Marcos, coordinador de Ginecología de HM Hospitales y vicepresidente de la sección de asistencia privada de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), la prolactina es la hormona de la secreción láctea. "La glándula mamaria necesita que se libere prolactina, puesto que es la que genera la secreción láctea para producir leche y amamantar a los recién nacidos", detalla.

Se trata de una hormona que se segrega en la adenohipófosis, una de las partes de la hipófosis (la otra es la neurohipófosis), la glándula endocrina que produce, además de la prolactina, otras hormonas que regulan el ciclo ovárico, como la foliculoestimlante (FSH) y la luteinizante (LH), la estimulante del tiroides o la del crecimiento. La hipófosis se aloja justo debajo del cerebro, en lo que se conoce como 'silla turca', una excavación que existe en el hueso esfenoides de la cabeza, y "que está anatómicamente muy próximo al quiasma óptico, donde se entrecruzan los nervios ópticos (para que las personas tengamos visión en tres dimensiones)".

Relacionado: Estos son los síntomas que te avisan de que tu tiroides no funciona bien

¿Por qué se puede producir un aumento de la prolactina?

Las causas pueden ser diversas:

  • Embarazo y lactancia. En el posparto se produce una elevación de la prolactina para dar el pecho al bebé.
  • Situaciones de estrés. Esta hormona de secreción láctea, también es una de las que se denominan 'de estrés', lo que significa que en situaciones que generan nerviosismo, puede producirse un pico o una elevación de la prolactina no muy acusado.
  • Otros expertos también han apuntado a que la falta de sueño o la práctica excesiva de ejercicio físico pueden motivarlo.
  • El hipotiroidismo y el síndrome de ovarios poliquísticos también propician su elevación.
  • Prolactinoma, un tumor benigno de la hipófosis. "Aunque un tumor es benigno porque no es capaz de dar metástasis, al estar dentro de la cabeza puede ser muy grave", detalla el doctor, quien explica que puede afectar al quiasma óptico y producir efectos visuales. La diferencia de si se trata de una elevación de la prolactina normal o un prolactinoma, radica en las cifras de prolactina. En el primer supuesto, la elevación es pequeña, y en el segundo, es mucho mayor. Es decir, que si los niveles habituales son de 3 a 20 ng/ml, cuando hay un prolactinoma se podría disparar a más de 1.000.

En cualquier caso, será el médico quien valore la situación. "Cuando vemos prolactina alta, debemos descartar que se trata de un prolactinoma, y esto se hace a través de una resonancia craneal porque vamos a ver cómo va escotando, abombando, el hueso esfenoides donde estaba localizado", comenta.

De todos modos, asegura que la gran mayoría de casos no reviesten gravedad y es muy poco frecuente que dé lugar a un prolactinoma, y si se confirma, se intervendrá quirúrgicamente para su posterior extirpación.

Relacionado: ¿Muy cansada? Hazte un chequeo de la tiroides aunque estés delgada

Síntomas

El médico señala los siguientes síntomas que nos pueden alertar de un nivel alto de prolactina:

  • Galactorrea. Secreción láctea fuera del momento del posparto. 
  • Amenorrea, falta de regla. La prolactina puede interferir con la secreción del resto de hormonas de la hipófisis, alterar el ciclo ovárico y, por tanto, hacer que el eje hipófiso ovárico, que tiene que regular toda la función hormonal para que se produzca la ovulación, no funcione adecuadamente. 

"Una de las cosas que nosotros (los ginecólogos) hacemos siempre de forma rutinaria es la expresión del complejo aureola y pezón, por si existiese algún tipo de secreción láctea, serosa (que puede hablarnos de un papiloma intraductal), o una sanguinolenta (que podría indicar un cáncer de mama)". Asimismo, el experto comenta que "todo tipo de secreción mamaria debe consultarse con un especialista, sea del tipo que sea".

Relacionado: ¿Cuál es el momento perfecto para quedarte embarazada?

Su tratamiento

Va a depender de cuál sea su causa del aumento de la prolactina. Tal y como explicó anteriormenten el especialista, si se trata de un prolactinoma, se intervendrá quirúrgicamente, pero, en general "si sólo está generando una galactorrea que tampoco es muy abundante, y no está afectando al ciclo de ovulación, en muchas ocasiones ni siquiera requiere tratamiento".

Sin embargo, si las cifras son más altas porque está afectando a la fertilidad, se usa el mismo tratamiento que se utiliza para evitar la subida de la leche: fármacos.

Relacionado: En qué consiste la fertilidad natural

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie