Inés Domecq Boda Claudia Osborne

Inés Domecq, la invitada perfecta en la boda de Claudia Osborne

De lunares y con efecto corsé, la aristócrata y empresaria se supera con su vestido que adelanta la colección para invierno de su propia firma

por Luis Javier Merino

El pasado sábado 2 de octubre, Claudia Osborne contraía matrimonio con su pareja, José Entrecanales, en la iglesia de San Miguel de Jerez de la Frontera (Cádiz). Rodeada de familiares y amigos, la novia deslumbró con una exquisita elección nupcial de la firma española T.ba que estaba cuajada de abalorios y perlas. Fabulosa, nadie logró robarle el protagonismo que se merecía en su gran día. Aunque sí que hubo looks muy destacados entre las presentes a la boda, empezando por las apuestas con personalidad de sus hermanas, Alejandra, Eugenia y Ana Portillo. Las tres demostraron personalidades muy diferentes, aunque acertadas, con estilismos muy carismáticos. No obstante, hubo una invitada que se hizo de rogar y a la que no pudimos ver en imágenes durante esa jornada, Inés Domecq. Esto ha supuesto que, una vez desvelada su elección, logre fascinar.

VER GALERÍA

-Las hermanas de Claudia Osborne, con estilos opuestos, son las más carismáticas

Sin embargo, la espera ya ha terminado y, por fin, ya tenemos imágenes de la fantástica elección que llevó la marquesa de Almenara a esta boda jerezana. En concreto, Inés Domecq ha querido volver a convertirse en la mejor embajadora de su firma de moda que tiene junto a Virginia Pozo, The IQ Collection. Un sello que está arrasando y que, por ejemplo, ya se encuentra en el vestidor de la reina Letizia. Es más, no fue la única invitada que lució un diseño de esta marca, pues Eugenia Osborne y Mercedes Bohórquez Domecq también quisieron confiar en el estilo moderno e innovador de este sello.

VER GALERÍA

Una elección con truco que todavía no está a la venta

La apuesta que luce Inés Domecq se trata de un diseño Loretto de la colección de invitada de Invierno 2021 (a la venta, próximamente) y que tiene con truco, pues juega con la figura gracias a los colores invertidos entre el cuerpo y la falda. Sin embargo, lo más potente es su estampado de lunares, que siempre es un acierto seguro. Unos motivos de topos en color blanco y negro que vemos en un vestido con cuelo babero que realza la zona de los hombros (detalle muy significativo de las creaciones de The IQ Colleción, como vimos en el look que la marquesa de Almenara llevó en la boda de Carlos Fitz-James Stuart y Belén Corsini), cintura con dualidad de tonalidad que genera un efecto corsé y falda midi con corte evasé. Como complementos, luce un bolso tipo red y sandalias de tiras, una elección infalible que pega con todo.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie