Marta Ortega con vestido de volantes

Marta Ortega vuelve a coronarse como la invitada perfecta en Jerez

La empresaria se ha transformado en una diosa griega con su vestido blanco de volantes en la preboda de Carlos Cortina y Carla Vega-Penichet

por Paula Callejo

Este fin de semana Jerez de la Frontera se ha convertido en el epicentro de la crónica social debido al enlace entre Carlos Cortina y Carla Vega-Penichet, que tendrá lugar mañana en una casa privada perteneciente a los Domecq, familia de la novia. Horas antes del gran momento, la pareja ha querido organizar una preboda en la que ya hemos podido confirmar algunos de los invitados que no faltarán a la gran cita. El despliegue de elegancia ha comenzado ya de la mano de mujeres como Amaia Salamanca, Nuria González o Marta Ortega. Esta última ha vuelto a acaparar los focos a su llegada gracias a un romántico vestido que ha sorprendido por su color. 

VER GALERÍA

Un color poco habitual para invitadas

Mientras que Carla ha preferido renunciar al tradicional blanco en favor de un vestido lencero en tono coral, la hija de Amancio Ortega ha sorprendido al lucir un diseño precisamente en el color reservado tradicionalmente para las novias aunque, recordemos, esto es la cena previa y los protocolos no son los mismos, de hecho, la propia Marta no vistió de blanco en su preboda sino que eligió un esmoquin negro.

De esta forma, la empresaria ha llevado una prenda de escote cuadrado, doble tirante y falda hasta el tobillo confeccionada en un tejido de gasa que conforma volantes desde el pecho hasta el bajo, aportando una etérea estética de diosa griega. Lo ha combinado con unas sandalias blancas de tachuelas y bolso de mano rígido a tono. Ha dejado su melenita rubia suelta, peinada con ondas y raya al medio y, como es habitual en ella, ha abogado por la naturalidad en cuanto al su maquillaje. 

- ¿Boda a la vista? Marta Ortega inspira a las invitadas y madrinas

Su elección en la boda de Felipe Cortina

A falta de descubrir el look que llevará mañana para el enlace de Carlos Cortina, echamos la vista atrás para recordar el que lució en la boda de su hermano Felipe hace mes y medio. Para asistir a aquella cita, que se celebró en Ciudad Real, la empresaria optó por un diseño de Valentino, una marca muy especial para ella ya que firmó los 4 estilismos que llevó en su propia boda. Se trataba de un vestido joya en tono dorado con cristales bordados que culminaba con una falda larga con vuelo en azul noche que recuerda al clásico corte de sirena, aunque con un toque más sofisticado. Lo único que necesitó añadir a este look para coronarse como una de las asistentes más elegantes fueron unas sandalias metalizadas, un bolso de mano oscuro y un moño bajo estilo bailarina. 

- Marta Ortega, la invitada más elegante con 'slip dress' marrón y jersey calado de Valentino

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie