Kim Kardashian West

Kim Kardashian lleva la tendencia ciclista al extremo

La empresaria ha lucido un mono de cuerpo entero demostrando su fascinación por las prendas ceñidas

por Mara Mariño

En el armario de Kim Kardashian no falta la ropa inspirada en el ciclismo desde que la moda ha cogido el deporte a pedales como punto de referencia. Las mallas de ciclista han pasado de ser una prenda exclusivamente deportiva a una pieza de culto para la empresaria, y de manera muy improvisada, ya que ha sido una de las tendencias menos esperadas del verano. Teniendo en cuenta que la mayoría de marcas ya han presentado sus propuestas para la primavera que viene, firmas como Fendi o Roberto Cavalli ya han confirmado la presencia de las mallas ajustadas por lo menos otra temporada más. Pero no solo los pantalones han gobernado el street style de la socialité, sino que tampoco ha podido resistirse a las gafas de sol, en formato aerodinámico y con las lentes de colores irisados también inspirados en el accesorio de los ciclistas.

VER GALERÍA

En tejido vaquero, color blanco con encaje o letras en el lateral del muslo, la estrella de televisión ha vestido las mallas ciclistas en todas sus versiones, aunque en su última aparición pública ha ido un paso más allá con la tendencia deportiva. En uno de sus paseos por uno de los barrios de Nueva York aparecía con un mono largo ceñido inspirado en los trajes de competición que se usan para el ciclismo combinado con unos botines de tacón todo en color gris. El contrapunto al brillante tejido se lo dio con una cazadora vaquera haciendo de su look un estilismo más casual.

VER GALERÍA

Como buena embajadora del trabajo de su marido, el cantante Kanye West, Kim Kardashian lucía así el mono de la marca Yeezy a juego con los botines de satén con tobillo efecto calcetín de tacón estrecho (544 euros) también de la misma firma, pertenecientes a la pre Season 6. Ambas prendas seguían el diseño minimalista que caracteriza la concepción de la línea creativa del rapero. El traje de cuerpo entero es un retorno a la prenda por la que apostó el diseñador en una colección pasada, ya que no es la primera vez que se atreve a lanzar el mono ajustado. En esta ocasión, teniendo en cuenta que el ciclismo encabeza las tendencias, la elección de incluir la pieza en su nueva colección, no podría haber llegado en mejor momento.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie