reina-letizia

Doña Letizia opta por la sobriedad con un vestido celeste y español en la Fiesta Nacional

En este señalado acto marcado por la ausencia de la Princesa de Asturias, la Reina estrena y rompe su tradición con un diseño liso de elaboración artesanal

por Mariana Torres

Ha pasado un año desde la celebración más inusual del Día de la Hispanidad, sin el representativo despliegue militar abierto al público ni posterior recepción en el Palacio Real de Madrid. Este 2021, sin embargo, la Fiesta Nacional ha retomado su curso habitual a pesar de la ausencia de la princesa Leonor y, como es costumbre, los ojos están puestos en el look de la Reina, especialmente a causa de la reciente racha de estrenos de moda made in Spain que han protagonizado muchos de sus últimos actos. Y este no ha sido la excepción: en sintonía con su estilismo de la anterior edición, retomó la sobriedad con un vestido azul celeste de falda asimétrica confeccionado en nuestro país

Loading the player...

VER GALERÍA

- Sofía reafirma su estilo boho con un vestido sostenible en su primer acto en solitario

La sobriedad de doña Letizia con un vestido liso made in Spain

Del mismo modo que el pasado 12 de octubre se inclinó por la sobriedad del vestido liso en lugar del ornamento y los complementos llamativos, doña Letizia ha escogido para la presente ocasión un diseño de original cuello cruzado en discreto color azul celeste con mangas francesas, falda wrap plisada y detalle de de cinturón. Este último dato resalta al marcar la figura de la reina con un efecto cintura de avispa, resultando más favorecedor incluso que la silueta tubo o el corte evasé por el que se suele decantar en esta celebración.

Rompe una tradición

Lo firma María Barragán, una marca familiar especializada en moda nupcial y prêt-à-porter cuyas prendas se elaboran en sus talleres de Almería y Madrid con el fin de apostar por la moda lenta y responsable. Por primera vez desde 2004, no ha acudido a Felipe Varela para la confección de su diseño en esta ceremonia. Con su elección, también se ha distanciado definitivamente del romanticismo que marcó sus looks de 2019 y 2018, dos vestidos en tonos rosa empolvados con apliques de encaje, bordados y amplias faldas de bailarina.  A diferencia de otros años, en los que ha acompañado su pieza principal con un abrigo para el desfile militar, la buena temperatura este mes de octubre de 2021 le ha permitido a la Reina prescindir de una prenda extra para el evento al aire libre.

VER GALERÍA

- La Reina cambia de estilo con una falda de tubo con brocados y estrena firma española

En cuanto a los complementos, ha llevado unos salones de tacón en color café, de Magrit, y ha coordinado el vestido con sus pendientes, unos ejemplares colgantes de Bvlgari rematados por un aro de oro blanco y diamantes del que cuelga una aguamarina en forma de gota. A su vez, su look beauty alude a las últimas tendencias en peinados marcadas por las royals esta temporada. Tanto ella como Kate Middleton y Máxima de los Países Bajos se han rendido a la sofisticación relajada de la coleta baja, que permite exaltar al completo el modelo que ha lucido en el evento. 

VER GALERÍA

Así ha vestido la Reina en la Fiesta Nacional desde 2004

Un simbólico look rojo en 2020

En vista de las difíciles circunstancias que nos acogieron como consecuencia de la pandemia, la Reina decidió apegarse al clima de austeridad y echar mano de una pieza que ya figuraba en su vestidor, firmada por su diseñador predilecto para esta señalada fecha. Recicló un conjunto de Felipe Varela que estrenó durante su Viaje Oficial a Japón en 2017 y que ha llevado en diferentes ocasiones, compuesto por vestido de terciopelo burdeos y abrigo largo en tono rojo carmín con cierre de cintas frontales. Lo acompañó de bolso de mano tipo sobre a tono, de Magrit, y los salones Sara, de Lodi. En cuanto al resto de complementos, recuperó unos pendientes largos de joyería Aldao y no pudo faltar, al igual que hoy, su anillo circular de Karen Hallam. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie