Blake Lively

Sabemos por qué Blake Lively solo viste de traje últimamente

La actriz ha sorprendido al reinterpretar esta combinación hasta en siete veces durante los últimos cuatro días, pero hay una razón de peso tras esta aparente coincidencia

por Paula Callejo

Desde que saltara a la fama hace más de 11 años gracias a su papel protagonista en la aclamada Gossip Girl, Blake Lively se ha posicionado como una de las celebrities mejores vestidas de Hollywood. Parece que el hecho de interpretar a Serena Van Der Woodsen, todo un icono de estilo neoyorkino cuyo vestidor estaba compuesto por las firmas más prestigiosas del mundo, inspiró a la actriz, que presume de ser una de las pocas famosas que no tienen estilista, y sus impecables looks en cada aparición pública demuestran que tampoco la necesita. La californiana no solo acierta totalmente con cada uno de sus conjuntos, sino que además ha aprendido a mandar mensajes mediante ellos, tal y como hizo en la pasada Gala del MET con su bolso de mano en homenaje a su familia o, más recientemente, con una manicura que hacía referencia a una de las películas de su marido Ryan Reynolds.

Durante los últimos cuatro días, Blake ha vuelto tanto al street style como a la alfombra roja por todo lo alto con motivo de la promoción de su última película, 'A Simple Favor', un thriller que protagoniza junto a Anna Kendrick y que, a un mes de su estreno en Estados Unidos, está dando mucho que hablar gracias a la actriz. Los siete estilismos que ha escogido durante la última semana han acaparado miles de titulares y comentarios alrededor de todo el mundo, pero no es la primera vez que Blake hace 'maratón' de looks -el pasado noviembre se llegó a cambiar hasta 7 veces en 24 horas-. En esta ocasión, lo más llamativo no resulta lo acertado de estas elecciones, en las que nos deja pistas de las tendencias clave del próximo otoño, sino lo que tienen todas en común: están protagonizadas por trajes de chaqueta.

La historia de estos looks comenzó el pasado 17 de agosto, cuando la actriz de 30 años paseó por las calles de Nueva York con un conjunto de pantalón y chaleco de terciopelo en azul petróleo de Brunello Cucinelli al que sumó chaqueta color vino de la misma firma y pumps en tono nude con detalles de tachuelas en la parte delantera y el tacón de Christian Louboutin. Tan solo unas horas más tarde, Blake se reinventaba a sí misma con un traje firmado por Versace en la versión más flúor del color verde lima con el que, sorprendentemente, creó una inesperada conexión de estilo con Kim Kardashian y nos confirmó que la tendencia neón va a pisar fuerte la temporada que viene. Tras este llamativo atuendo, la actriz lució otros tres bajo la misma fórmula de chaqueta + pantalón de inspiración masculina. 

Sin embargo, este tándem que tanto ha enamorado a la protagonista de Infierno azul no está reservado únicamente para los eventos de día, sino que también es apto para las grandes alfombras rojas, tal y como demostró anoche al acudir a los MTV VMA 2018. Para la ocasión, posó con un dos piezas blanco impoluto compuesto por blazer con detalles de pedrería en la solapa y pantalones oversize perteneciente a la colección de Alta Costura de la firma inglesa Ralph & Russo que dejaba claro que la actriz no tiene previsto renunciar a este tipo de conjuntos por ahora. Pero, ¿existe alguna razón por la que Blake Lively se haya obsesionado de esta forma con los trajes de chaqueta? 

Lo cierto es que sí que existe, y, nuevamente, se trata de una brillante estrategia de marketing por parte de la actriz. A principios de mayo era noticia porque había borrado todas las publicaciones de su perfil de Instagram y dejado de seguir a todas las cuentas -incluida la de su marido- tras lo que pulsó el botón de follow a todas las personas llamadas Emily Nelson que encontró y escribió la frase "¿Qué ha pasado con Emily?" en su biografía. Todo este misterio, que duró tan solo unos días, se trataba de una acción publicitaria para hacer propaganda de su último trabajo, una película en la que su personaje -llamado como todas aquellas mujeres anónimas a las que agregó a su cuenta- desaparece. Ahora, más de cuatro meses después, Blake se encuentra en plena gira de promoción de la cinta, y ha ideado una nueva manera de hacerle un guiño a través de la moda

Su alter ego en el largometraje tiene un perfil muy enigmático y, por lo poco que nos muestra el tráiler oficial, viste prácticamente siempre con prendas de inspiración tomboy como chaquetas americanas, pantalones con pinzas, chalecos e incluso pajaritas. Por lo tanto, parece claro que la californiana ha querido rendirle homenaje a la ya famosa Emily a través de sus últimos estilismos, en los que parte de la base de ese armario masculino pero le aporta toques de tendencia gracias a colores eléctricos, estampados variados o tejidos como el encaje y el terciopelo para conseguir la conjunción perfecta entre el estilo de personaje y actriz. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie