Gigi Hadid

¿Vestido o pantalón? Gigi Hadid propone dos ideas para un 'casual friday'

La modelo ha recuperado los principales códigos de estilo de los 90' con básicos de fondo de armario

por María Muñiz

Parece que después de deslumbrarnos a todos en aquella Gala Met a principios de mes, Gigi Hadid quiso tomarse un respiro de flashes y focos de atención. Aunque la echamos de menos brillando junto a su hermana Bella en la alfombra roja del Festival de Cannes, ahora, mientras acudía a una sesión de fotos con Louis Vuitton, Gigi ha vuelto a convertirse en nuestra fuente de inspiración. La modelo ha dejado claro que, si por algo se caracteriza la moda, es por ese espíritu cíclico en el que toda tendencia en algún momento vuelve a repetirse de la misma forma que hacía años. De hecho, no hay nada como volver a los clásicos. En esta línea, el ángel de Victoria’s Secret ha hecho de los básicos sus aliados, dándole un nuevo significado al combo de jeans + camiseta blanca, al incluir los códigos de los 90’. Y es que, no hay nada más propio de aquella época que la logo-manía y las plataformas (aunque ahora sea en forma de sneaker).

Como una de las piezas principales de su estilismo, Hadid apostaba por una de esas camisetas serigrafiadas con gran logo en el centro. Pero, aunque lo parezca, ésta no se trataba de la mítica de Fila de aquella época, con el logo azul y rojo que acompañaba al chándal y que, en diferentes versiones, hemos visto lucir ahora a las hermanas Jenner. La de la maniquí es una nueva versión de Fendi y cuesta 659 euros. Y es que, tal fue la fiebre que supuso recuperar esta prenda del pasado, que, lejos de colaboraciones con la marca deportiva, la firma de pasarela italiana decidió aprovechar la parodia en la que el artista escocés Rilley fusionaba Fendi y Fila y subirlo a su propia pasarela. Para la segunda parte de su estilismo, Gigi seguía jugándolo todo a hits noventeros y sumaba a su camiseta con logo a unos mom jeans de tiro alto, en su versión más clásica. La de California les daba su toque de personalidad, sacándole el máximo partido a la tendencia, al meter la camiseta por dentro para marcar y estrechar la cintura. Gesto que se completaba al remangar el bajo del vaquero dejando ver un calcetín blanco de lana como antaño, creando un efecto de piernas infinitas.

Pero lo que realmente llamaba la atención de esta elección de inspiración noventera de la mayor de las Hadid eran los accesorios, que aportaban actualidad sin abandonar la tendencia. La modelo californiana completaba su estilismo con unas grandes gafas de cristal azul tipo pantalla, de inspiración carácter futurista y deportiva, que recuerdan a aquellas que lucían los cantantes pop, de Westward Leaning y valoradas en 192,26 euros. Tendencia, dicho sea de paso, que ya anunciaba hace unos días Louis Vuitton en su colección crucero. Pero la atención se centra sobre todo en los pies. Inspirándose en aquellas plataformas propias de Britney Spears y las deportivas de Mel C, Gigi no se alejaba de las claves del pasado, pero daba el toque de novedad incluyendo esas dad shoes, de Naked Wolfe (171 €), que tanto luce su hermana y que llegaron a nuestro vestidor por obra y gracia de Balenciaga.

Momentos más tarde, esta tendencia deportiva de los 90' quedaba en el olvido y se sustituía por el más puro estilo western al que obligaba la sesión de fotos con Louis Vuitton. Luciendo una reinvención del patchwork con un vestido asimétrico, estampado con diferentes estilos de cuadros, que más bien parecía camisa y falda, y unas botas cow boy, la modelo nos daba pistas sobre cuáles serán los pasos que seguirá nuestro armario en los próximos meses.

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie